Un equipo histórico de Costa Rica, que debutó en forma sensacional en los Mundiales de Fútbol, al derrotar 1-0 a Escocia, en el estadio Luigi Ferraris, de Génova, Italia, el 11 de junio de 1990. Arriba (de izquierda a derecha): Héctor Marchena, Róger "Policía" Gómez, José Carlos Chaves, Rónald González y Luis Gabelo Conejo. Abajo: Róger Flores, Juan Arnoldo Cayasso, Claudio Miguel Jara, Óscar "Macho" Ramírez, German Chavarría y Mauricio Montero (foto Luis Castillo Sagot/archivo de Rodrigo Calvo).

Cuando hace 32 años el volante ofensivo Juan Arnoldo Cayasso Reid silenció las gaitas y hundió la bola en la portería de Escocia, en el verano de 1990, comenzó una nueva era en la historia del futbol costarricense.

El gol del Nene Cayasso al comenzar la segunda parte (minuto 49), se unió al desempeño espectacular del guardameta Luis Gabelo Conejo, quien lo paró todo, con intervenciones salvadoras y salidas oportunas, y a la actitud valiente y sacrificada del plantel, que escribió una página de oro en su debut en los Mundiales.

Sucedió hace más de tres décadas, aquel inolvidable lunes 11 de junio de 1990. Fue el día festivo en el cual Costa Rica venció 1-0 a Escocia, durante su estreno en el estadio Luigi Ferraris, de Génova, Italia.

Cada seleccionado tricolor salió al campo con un brazalete negro en su camiseta, por la desaparición del expresidente José Figueres Ferrer, don Pepe, quien falleció 72 horas antes, a los 91 años.

“El ambiente en la concentración era silencioso, pero la tensión nos quería acompañar. Me sentía demasiado tranquilo y eso no me gustaba. El esfuerzo fue al máximo y quedamos exhaustos, pero lo que habíamos logrado era grandioso. “Costarica 1, Scotland 0”, decía el letrero. ¡Qué emocionante!”, revivió en 1998 el lateral José Carlos Chaves, el primer tico en tocar un balón durante dicha copa, a los 11 segundos, al cortar un avance de los escoceses.

Este emotivo inicio en su primer partido mundialista, con un tanto de lujo de Cayasso, para edificar una sorpresa más para la larga historia de la competencia. El equipo nacional se encontraba inspirado y motivado por lo que, días atrás, había hecho Camerún, cuando venció por 1-0 a Argentina en el partido inaugural.

Costa Rica estableció ante Escocia una marca para la historia: fue el primer y único país de Centroamérica en obtener una victoria en las Copas Mundiales. En territorio europeo, ya Cuba como delegado de lo que hoy conocemos como Concacaf, había ganado 2-1 en Francia 1938 a Rumanía en juego de desempate. Ni siquiera México, con todo su potencial en el área, había logrado hasta entonces arrancar puntos en un juego realizado en el Viejo Continente, donde había sido víctima de memorables palizas.

Un gol histórico

Juan Cayasso coronó con un gol una gran jugada colectiva iniciada por José Carlos Chaves, Claudio Jara y Óscar Ramírez, y que pasó por Héctor Marchena en la banda derecha. Corrida en diagonal de éste, con pase filtrado a Jara, quien de taquito nítido desbarató la zaga escocesa y se la dejó en bandeja a Cayasso. Y el Nene, desde corta distancia y con el borde interno izquierdo, remató con suavidad y venció la salida desesperada del guardameta James Jim Leighton, para cambiar las cifras en el marcador electrónico del estadio, en medio de un estremecedor aplauso del público.

Cuando Cayasso calló las gaitas y hundió la pelota en el arco británico, se inició una nueva historia para el futbol tico. Antes solo hubo decepciones. Apenas el país se refugiaba en el recuerdo dulce de la proeza del seleccionado tico conocido como los Chaparritos de Oro durante el II Panamericano de futbol de 1956 en México (ocupó el tercer lugar detrás de Brasil y Argentina) y del 1-0 sobre Italia, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, pero cuando la Selección ya estaba eliminada.

A partir de esta inolvidable anotación, el mérito costarricense fue montar un sólido bloque defensivo para contener los embates de una Escocia herida, en la segunda mitad de la emotiva etapa complementaria. El zagueros Mauricio Montero anuló esa vez a Maurice Mo Johnston, estrella del Glasgow Rangers y el goleador escocés en las eliminatorias, con quien sostuvo un duelo que ganó a lo largo del partido. Lo mismo le sucedió al corpulento Alan McInally, del Bayern Múnich alemán, quien no tocó un solo balón con la estricta vigilancia de Héctor Marchena a su lado.

Y es que derrotar a una Escocia de gran tradición en el balompié europeo, que en la fase previa eliminó a Francia (campeón europeo de 1984), Noruega y Chipre, sin olvidar que estuvo presente –sin faltar una sola vez– en las últimas cinco ediciones de un total de ocho participaciones en esta competencia, tiene un enorme mérito para un país modesto en estas lides, sin grandes aspiraciones, que cumplió su primera aparición en el torneo universal.

Los 1.000 aficionados ticos que hicieron el esfuerzo de acercarse al escenario color ladrillo de Génova pudieron, por su lado, compensar con euforia la desigualdad antes los 15.000 seguidores escoceses, quienes completaron una asistencia de 30.867 espectadores.

Luego de la victoria tica por 1-0, los diarios italianos escribieron que los escoceses sintieron más vergüenza que nunca y que sus dos hinchas más famosos, el actor Sean Connery, el mítico agente James Bond de la serie “007” y el cantante internacional de rock Rod Stewart, salieron del estadio genovés en dos actitudes diferentes: Connery se “evaporó” antes de concluir el juego y se fue a escondidas, mientras que Stewart, muy frustrado por no poder interpretar un himno-rock en favor de la gloria de su país, hizo declaraciones estridentes en contra de los suyos.

La Selección de Escocia que fue derrotada 1-0 por la de Costa Rica, en el Mundial de la FIFA de 1990, en Génova, Italia. Arriba (de izquierda a derecha): Maurice Malpas, Richard Gough, James “Jim” Leighton, David McPherson y Alex McLeish. Abajo: Alan McInally, Paul McStay, Maurice “Mo” Johnston, Roy Aitken, Stuart McCall y Jim Bett (foto Luis Castillo Sagot/archivo de Rodrigo Calvo).

La prensa británica definió la derrota como la peor sufrida por Escocia en su historia, al calificar que fue “la carcajada mundial” después de ser humillada por un equipo de desconocidos y semiprofesionales, y escribió: “¡Paren el mundo… nos queremos bajar! Desastre en Génova. Humillación sufrida a manos de Costa Rica. Avergonzados y masacrados por los panaderos y fabricantes de candelas de una república bananera. Francamente, apestamos… Escocia fue la carcajada mundial, después de ser humillada por un equipo de desconocidos y semiprofesionales, que tienen que complementar el futbol con otras ocupaciones para ganarse la vida”.

Así los “guerreros” ticos del técnico yugoslavo, Velibor Bora Milutinovic, obtuvieron hace 32 años un triunfo inobjetable, de David contra Goliath; sin duda ese debut victorioso ante Escocia y su enorme desempeño en Italia ’90 al clasificar a la segunda fase de octavos de final contra todos los pronósticos.

Posteriormente, otros seleccionados costarricenses se enfrentaron a Escocia y salieron victoriosos, como sucedió primero en el 2007, cuando la Sele Juvenil Sub-20 al mando del técnico Geovanni Alfaro venció 2-1 a los europeos, con anotaciones de Pablo Herrera y Jonathan McDonald en la primera ronda del Mundial FIFA en Burnaby, Canadá. Y luego en el 2018, previo al Mundial de Rusia, en un partido amistoso en Glasgow, Esocia, que ganó 1-0 con el tanto del ariete Marco Ureña; el combinado tico era dirigido por Óscar “Macho” Ramírez y registró un duelo particular contra el seleccionador escocés Alex McLeish, al que ya había enfrentado con éxito en 1990.

PARTIDO DEL RECUERDO

Costa Rica 1 – Escocia 0

Fecha y hora: Lunes 11 de junio de 1990; 5 p. m. local (9 a. m., hora tica).
Estadio: Luigi Ferraris, de Génova, Italia,
Motivo: Partido Nº 8 de la Copa Mundial de Italia ’90, por la primera fecha del grupo C.

Alineaciones:
Costa Rica: 1-Luis Gabelo Conejo; 8-Germán Chavarría, 3-Róger Flores (capitán), 20-Mauricio Montero, 19-Héctor Marchena y 6-José Carlos Chaves; 4-Rónald González, 12-Róger Policía Gómez, 10-Oscar Macho Ramírez y 14-Juan Arnoldo Cayasso; 11-Claudio Miguel Jara (7-Hernán Medford, a los 86′). Director Técnico: Velibor Bora Milutinovic (serbio, nativo de la antigua Yugoslavia).

Escocia: 1-James Jim Leighton; 4-Richard Gough (17-Stewart McKimmie, a los 46′), 2-Alex McLeish, 19-David McPherson y 6-Maurice Malpas; 8-Jim Bett (9-Alistair McCoist, a los 73′), 3-Roy Aitken (capitán), 16-Stuart McCall y 5-Paul McStay; 7-Maurice Mo Johnston y 14-Alan McInally. Director Técnico: Andrew Andy Roxburgh (escocés).

Gol: 1-0 (minuto 49): Juan Arnoldo Cayasso (Costa Rica), quien define de izquierda en el área adversaria, tras ser asistido por un taquito de Claudio Miguel Jara.

Arbitros: Juan Carlos Loustau (Argentina), central; Elías Victoriano Jácome (Ecuador) y Carlos Alberto Maciel (Paraguay), guardalíneas.

Amonestados y expulsados: No hubo.

Estadísticas: Tiros de esquina: Tres para Costa Rica y 14 para Escocia. Tiros a marco: Siete de Costa Rica y 19 de Escocia.

Asistencia: 30.867 aficionados.

Plantel tricolor en el Mundial de Italia 1990

El plantel completo de la Selección de Costa Rica que hace más de tres decadas asistió a su primer Mundial de Fútbol, en Italia 1990. Arriba (de izquierda a derecha): Víctor Zúñiga, Carlos Mora, Róger Gómez, Hermidio Barrantes, Velibor “Bora” Milutinovic, Ronald Marín, Geovanny Jara, Rolando Villalobos, Willy González (delegado), Rolando Villalobos, Miguel Segura, Carlos Palavicini y Rodrigo Kenton. En el medio: Mauricio Montero, Roy Myers, Ronald González, José Jaikel, Luis Gabelo Conejo, Alexandre Borges Guimaraes, Hernán Medford, Miguel Davis, Marvin Obando, German Chavarría y Óscar Ramírez. Abajo: Róger Flores, Vladimir Quesada, Roy Myers, Héctor Marchena, Claudio Jara, Marcelo Betancourt, Carlos Campos y José Carlos Chaves (foto “La Nación”/archivo de Rodrigo Calvo).

Porteros:
Luis Gabelo Conejo (Club Sport Cartaginés), Hermidio Barrantes (Municipal Puntarenas) y Miguel Segura (Deportivo Saprissa).

Defensores:
German Chavarría (Club Sport Herediano), Vladimir Quesada (Deportivo Saprissa), Geovanny Jara (Club Sport Herediano), Róger Flores (Deportivo Saprissa; capitán), Mauricio Montero (Liga Deportiva Alajuelense), Héctor Marchena (Club Sport Cartaginés), Rónald Marín (Club Sport Herediano), José Carlos Chaves (Liga Deportiva Alajuelense) y Marvin Obando (Club Sport Herediano).

Volantes:
Róger Policía Gómez (Club Sport Cartaginés), Rónald González (Deportivo Saprissa), Juan Arnoldo Cayasso (Deportivo Saprissa), Óscar Macho Ramírez (Liga Deportiva Alajuelense), Alexandre Borges Guimaraes (Deportivo Saprissa), Miguel Davis (Liga Deportiva Alajuelense) y Roy Anthony Myers (Limón FC).

Delanteros:
Claudio Miguel Jara (Club Sport Herediano), Hernán Medford (Deportivo Saprissa) y José Jaikel (Deportivo Saprissa).

Cuerpo técnico:
Velibor Bora Milutinovic (director técnico; yugoslavo); Rolando Villalobos y Rodrigo Kenton (asistentes de campo), Carlos Campos (preparador físico), Dr. Carlos Palavicini (médico), Marcelo Betancourt (fisioterapeuta), Carlos E. Mora (masajista) y Víctor Manuel Zúñiga (utilero). Delegado: Willy González.

Aporte de jugadores por club:
Deportivo Saprissa, con ocho jugadores; Club Sport Herediano, con cinco; Liga Deportiva Alajuelense, con cuatro; Club Sport Cartaginés, con tres; Municipal Puntarenas, con uno; y Limón FC, con uno.

Pasión y garra tricolor en el debut histórico ante Escocia

Prensa escrita en el debut de la Sele en el Mundial ’90

Con un titular de que “¡Fue grandioso!”, el periódico La Nación resaltó en la portada del martes 12 de junio de 1990 la conexión entre Héctor Marchena, Claudio Miguel Jara y Juan Arnoldo Cayasso como “los autores intelectuales” de la jugada del gol del triunfo ante Escocia.

El diario le dio un amplio despliegue al debut tico en la cita de Italia, con sus enviados especiales, el periodista Rodolfo Martín Ovares y el fotógrafo Juan Carlos Ulate. “Con técnica, pasión y coraje”, Costa Rica fabricó la que era, entonces, su mayor hazaña balompédica.

La crónica tuvo el encabezado de “Un gol para la historia” y alabó “el primoroso gol de Cayasso figura del día en el Mundial, la garra de los jugadores en cada acción y los vuelos espectaculares de Luis Gabelo Conejo, para ahogar el grito de celebración escocesa”.

Martín afirmó que la victoria, al construirse con “sudor, fe, valor, sabiduría y grandeza por doquier”, “se le ganó a los escoceses, a la historia, a la lógica, a nuestro propio miedo, a intentar ser más de lo que somos y al pesimismo de muchos compatriotas”.

En su análisis desde Génova resaltó que Costa Rica superó a un país con tradición, con siete Mundiales jugados hasta esa copa, con famosos goleadores como Maurice Mo Johnston y Alan McInally, y un portero, Jim Leighton, que es de los mejores en el futbol inglés. “Ganamos con méritos, ganamos en nuestra primera incursión en una Copa Mundial. Ganamos…”, concluyó Martín en su reporte para La Nación.

Este medio también tuvo como comentarista invitado al rey Pelé –tricampeón mundial en 1958, 1962 y 1970–, al capitán de la Sele Róger Flores, al lateral izquierdo José Carlos Chaves Innecken y al periodista Javier Rojas González, además de análisis especializado del entrenador español Antonio Moyano Reina, ya fallecido.

También estuvieron presentes por la prensa escrita el periodista Gaetano Pandolfo Rímolo, por el diario La República, y el director de la desaparecida revista deportiva Triunfo, el ya desaparecido Manuel Fernández-Cuesta, así como su fotógrafo Luis Castillo Sagot.

Adicionalmente, Triunfo también tuvo columnas semanales de Il capitano, Róger Flores, el exjugador inglés Robert Bobby Charlton –campeón mundial en 1966–, el ya fallecido técnico chileno Hugo Tassara Olivares y el editorialista Julio Rodríguez Bolaños, quien ya murió.

El semanario deportivo publicó dos revistas del Mundial Italia ’90, una previa de Los 24 de Italia ’90 y la Memoria del Mundial, incluidos suplementos de la historia de los Mundiales y reportajes a los 22 mundialistas ticos.

“¡Fue grandioso!” fue el título del diario “La Nación” sobre el triunfo 1-0 a Escocia, en la primera página del martes 12 de junio de 1990.

Esto pasó con Costa Rica hacia y en el Mundial de Italia 1990

INICIO DEL PROCESO A ITALIA ’90: Octubre de 1987.

DIRECTORES TÉCNICOS: El uruguayo Gustavo de Simone (1987-1989), el español Antonio Moyano Reina (1989), el costarricense Marvin Rodríguez (1989-1990) y el serbio Velibor Bora Milutinovic (1990).

ELIMINATORIA REGIONAL: Para clasificar a la Copa Mundial de Futbol Italia 1990, Costa Rica gana por primera vez el boleto de la Conferación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf). En 1988, elimina a Panamá (1-1 y 2-0) y queda exento de eliminarse con México (descalificado por adulterar edades de jugadores juveniles). Y en 1989, domina con 11 puntos la fase pentagonal final frente a Guatemala (0-1 y 2-1), Estados Unidos (1-0 y 0-1), Trinidad y Tobago (1-1 y 1-0), y El Salvador (4-2 y 1-0).

FASE FINAL: En la Copa Mundial 1990, la selección tricolor integra el grupo C, en Génova y Turín, y concluye en forma sorpresiva en el segundo lugar, con cuatro puntos. Supera sensacionalmente a Escocia (1-0) y a Suecia (2-1), y pierde ante Brasil (0-1), para una histórica clasificación a la segunda ronda. En los octavos de final en Bari, cae eliminado contra Checoslovaquia (1-4).

UBICACIÓN MUNDIAL: La Selección de Costa Rica, en su primera gran hazaña mundialista en la historia de su fútbol, finaliza en el puesto 13 entre 24 países en el verano italiano. Juega 14 partidos oficiales –entre fases previa y final–, de los cuales gana ocho, empata dos y pierde cuatro, con 17 goles a favor y 13 en contra; para sumar 18 puntos de 28 en disputa (rendimiento: 64%).

JUGADORES EMPLEADOS EN EL PROCESO: 45.

CANTIDAD DE FUTBOLISTAS QUE PARTICIPARON EN LOS JUEGOS ELIMINATORIOS: 29.

JUGADORES QUE ACTUARON EN EL MUNDIAL: 16.

PROMEDIO DE EDAD EN ITALIA ’90: 26,7 años.

FUTBOLISTA QUE PARTICIPÓ EN TODOS LOS PARTIDOS OFICIALES DEL MUNDIAL (eliminatorias y fase final): El exdefensor Róger Flores fue el insustituible en el proceso con 14 juegos (1.260 minutos) y dos goles anotados (uno a Guatemala y otro a Suecia).

MÁXIMO GOLEADOR EN LOS JUEGOS OFICIALES DEL MUNDIAL (eliminatorias y fase final): Juan Arnoldo Cayasso, con cuatro tantos (uno a Panamá, Trinidad y Tobago, El Salvador y Escocia).

ALINEACIÓN TITULAR EN EL MUNDIAL: Por decisión del técnico serbio Velibor “Bora” Milutinovic, estuvo integrada con Luis Gabelo Conejo; Germán Chavarría, Róger Flores (capitán), Mauricio Montero, Héctor Marchena y José Carlos Chaves; Rónald González, Róger Policía Gómez, Oscar Macho Ramírez y Juan Arnoldo Cayasso; Claudio Miguel Jara.

PROTAGONISTAS: Por cambios en el torneo también jugaron Hernán Medford, Alexandre Borges Guimaraes, Roy Myers, Marvin Obando y Hermidio Barrantes. No actuaron Miguel Segura, Vladimir Quesada, Giovanni Jara, Rónald Marín, Miguel Davis y José Jaikel.

LOS MEJORES DE LOS CUATRO JUEGOS DE COSTA RICA: El portero tico Luis Gabelo Conejo fue el jugador más valioso en el duelo Costa Rica-Escocia (1-0), el volante brasileño Valdo Cándido en el Brasil-Costa Rica (1-0) y el ariete costarricense Hernán Medford en el Suecia-Costa Rica (1-2), durante la primera ronda de grupos; mientras que el goleador checo Tomas Skuhravy fue el más destacado en el Checoslovaquia-Costa Rica (4-1), al convertir tres tantos ante los ticos por los octavos de final.

ALEMANIA, UN JUSTO CAMPEON. Aquella vez, la Selección de Alemania siempre fue más equipo y se hizo justicia ya que el campeón fue el mejor seleccionado de Italia 1990, el que siempre mostró técnica y buen fútbol. Y, sobre todas las cosas, el que jamás jugó hacia atrás y siempre buscó el gol, con un juego ofensivo y honesto. Doblegó 1-0 a Argentina, en la final disputada en el Estadio Olímpico de Roma, Italia, con gol de penal conquistado por el lateral izquierdo Andreas Brehme, al minuto 85. Fue, sin duda alguna, un justo campeón porque fue el mejor equipo de la cita mundialista de la FIFA.

Luis Gabelo Conejo fue la gran figura de Costa Rica en el Mundial de Italia 1990, con intervenciones salvadoras en tres de los cuatro encuentros disputados por la Tricolor en su debut mundialista, el 11 de junio de 1990 en el estadio Luigi Ferraris, de Génova Italia. Aquí rechaza de puños ante el acoso del zaguero escocés Alex McLeish, en presencia de sus compañeros Juan Cayasso, José Carlos Chaves y Héctor Marchena (foto archivo de Rodrigo Calvo).

FUENTES CONSULTADAS: Libro “Aventura Tricolor: Mundial Italia 1990; Historia de la Selección Nacional de Fútbol de Costa Rica” (1993), del periodista Rodrigo Calvo y la historiadora Mayela Solano; Informe Oficial de la FIFA de la XIV de la copa Mundial de Italia ’90, editado en Zúrich, Italia (1990); “Hazaña en Italia ’90”, del tomo 8 de “Tiempos de Selección”, dentro de los fascículos coleccionables del diario “La Nación” (1997); “Selecciones ticas en eventos mundiales”, del tomo 9 de la colección de libros “Huellas del Fútbol Tico” (2009); “Mundial Italia ’90” y “La Sele”, de los respectivos tomos 5 y 7 de los libros coleccionables del diario “La Nación” (2010). YouTube: “Fedefútbol”, “Fox Sports”, “Televisa” y “TJS Sports”. Fotografías: Diario “La Nación”, revistas deportivas “Triunfo”, “Don Balón” y “France Football”, agencias AFP, AP y Reuters, los fotógrafos costarricenses Luis Castillo Sagot y Juan Carlos Ulate, así como el archivo de Rodrigo Calvo.

Artículo anteriorDuelos de Costa Rica ante Nueva Zelanda
Artículo siguienteJuan Cayasso: “Ese gol a Escocia me cambió la vida”
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).