El astro del fútbol, "Pelé", fallecido a los 82 años el 29 de diciembre del 2022, se enfrentó en cuatro ocasiones al Deportivo Saprissa, en partidos amistosos con el Santos de Sao Paulo, Brasil. Una vez en 1959, cuando se midió al atacante Álvaro Murillo (izquierda); en otra oportunidad en 1961, cuando compartió con el volante morado Marvin Rodríguez; y dos veces en 1972, cuando tuvo de rivales a los saprissistas Édgar Marín, Carlos Solano y Fernando "Príncipe" Hernández (fotos archivo de Rodrigo Calvo/arte de Mario Calvo).

PREGUNTA:
A 50 años de su última visita a Costa Rica como futbolista en 1972 y ante su fallecimiento esta semana a los 82 años, me gustaría que me diera los goles que consiguió el astro brasileño Pelé, el “Rey del Fútbol”, durante sus distintos viajes al país, entre los más de 1.000 tantos anotados en su brillante carrera deportiva.
Nelson Mora (Providencia de Dota, San José).

Se sabe que Edson Arantes de Nascimento, el superpopular Pelé, quien falleció este 29 de diciembre del 2022 a los 82 años en São Paulo, Brasil, pasó buena parte de sus primeros 50 años de vida entre aviones, aeropuertos, hoteles, canchas de fútbol y concentraciones. Esta leyenda del deporte universal era el personaje balompédico más famoso del orbe, que ganó la admiración de todos por su clase incuestionable, porque era un ciudadano del mundo como el “Rey del fútbol” y el mejor jugador del siglo XX, al acumular un maratón de juegos por el mundo en las filas del Santos FC, de Sao Paulo, Brasil. Todos sus seguidores lo querían ver jugar.

“He conocido casi todo el mundo. Pocos países son los que no conozco. Creo que he jugado aproximadamente en 80 países. Que recuerde, nunca he estado en Turquía y algunos países de Asia. Pero sí en África y hasta en China. Viajamos mucho, aproximadamente cinco meses al año lo pasamos en gira. Hay mucho compromiso y hay que hacerles frente a todos. El club necesita fondos y estas giras los procuran”, explicó el propio Pelé en 1972, en una entrevista de cinco minutos con el periodista Fernando Naranjo Madrigal, de La Nación, dos años antes de finalizar su contrato con el Santos FC, en 1974, y cinco años antes de su retiro oficial del balompié profesional, en 1977, mientras militaba con el Cosmos de Nueva York, Estados Unidos.

Nacido el 23 de octubre de 1940, en un humilde pueblo del estado de Minas Gérais, Brasil, llamado Tres Corazones, era la gran estrella de que marca un hito en la historia del moderno balompié, al actuar en cuatro Campeonatos Mundiales de la FIFA (1958, 1962, 1966 y 1970), ser el único ser humano en ser tricampeón mundial (1958, 1962 y 1970) y sumar 93 veces internacional con su país, en dos décadas y 60 títulos conquistados con los santistas. Además, en ese tiempo, Pelé se proclamó diez veces campeón goleador del Campeonato Paulista, en 1958 (58 tantos), 1959 (45), 1960 (33), 1961 (47), 1962 (37), 1963 (22), 1964 (34), 1965 (49), 1969 (26) y 1973 (11).

A partir de 1958, el Santos FC empezó el más autoritario y deslumbrante reinado conocido por un club de Brasil en el panorama internacional. Se transforma en un equipo de leyenda, uno de los mejores de la historia del planeta-fútbol, que en aquella época gloriosa no solo se incorpora a la primera fila del deporte brasileño, sino a la del mejor balompié mundial, para ganarlo todo por espacio de 18 temporadas. Brilló con armas invencibles, al final de la década de los años 50, el decenio de los 60 y principios de los 70, gracias a la solidez de todas las líneas y la capacidad realizadora de una delantera de ensueño, dominada en una primera etapa por Pelé, Pagao, Pepe, Tite y Zito; y Dorval y Coutinho, más adelante. Sin olvidar a otros monarcas mundiales como Gilmar (1958 y 1962), Mauro (1962), Clodoaldo (1970) y Carlos Alberto (1970).

Dentro y fuera de las fronteras brasileñas, el Santos FC tuvo una corta pero espectacular supremacía. Conquistó diez trofeos del Campeonato Paulista (1958, 1960, 1961, 1962, 1964, 1965, 1967, 1968, 1969, 1973), cuatro del Campeonato Brasileño (1962, 1963, 1964, 1965), cinco de la Copa de Brasil (1961, 1962, 1963, 1964, 1965), cinco del Torneo Río-Sao Paulo (1959, 1963, 1964, 1966, 1968), dos de la Copa Libertadores de América (1962 y 1963) y dos de la Copa Intercontinental (1962 y 1963), entre otros logros conseguidos en Brasil y otros países, desde el primer cetro obtenido con los santistas en 1957 hasta el último en 1973.

Este inolvidable equipo santista era el mejor embajador que exhibía Brasil con un juego de gran clase por el planeta-fútbol, durante la más completa era del “muchacho maravilla” como se le conocía a Pelé, en una carrera exitosa llena de victorias durante las famosas excursiones que asombraron al mundo. Siempre dio espectáculo en Europa, África, Asia y América. Costa Rica fue uno de los 80 destinos que lo vieron jugar para admirar su calidad de futbolista en cinco oportunidades, en dos ocasiones en 1959, una vez en 1961 y dos veces en 1972. Fueron verdaderos espectáculos en estadios abarrotados de San José.

“Todas las visitas que hizo Pelé a Costa Rica causaron un gran impacto en la población. Me acuerdo que en la primera visita se vino un aguacero en el Estadio Nacional y don Casildo Osés se quitó la capa que llevaba puesta y se la puso a él. Me dijo: ‘ese negrito hay que cuidarlo y no se me puede resfriar, porque vale muchos millones’…”, relató Enrique Weisleder, entonces tesorero de la directiva morada, en una entrevista con el diario La Nación, publicada en febrero del 2012.

El cuadro paulista trajo a nuestro país a una nómina de ensueño, liderada por Pelé, a quien se le valoraba como el mejor de aquellos tiempos, anotador de cinco goles en los seis amistosos realizados en la vieja estructura del Estadio Nacional San José. Su recuento estadístico determina que a lo largo de su prolongada trayectoria convirtió 1.283 tantos (760 oficiales y 523 en amistosos) en 1.367 partidos, según lo documentan con lujo de detalles historiadores, estadígrafos, libros autobiográficos y reportajes a nivel mundial. Estas mismas fuentes ratifican sus cinco viajes a nuestro país como futbolista completo y atlético, entre 1959 y 1972; luego hubo otra visita 25 años despues en 1997, pero como ministro gubernamental de Deportes en Brasil.

Dos visitas en 1959

En enero de 1959, la Liga Mayor del fútbol profesional de México contrató a los paulistas de Pelé para que llevaran a cabo cuatro juegos en aquel país norteamericano. Desde luego, no faltó quien dijera en Costa Rica que esa era la oportunidad para traer al poderoso Santos y ver en persona al “Rey del Fútbol”, al que solo habían visto en documentales del Mundial de Suecia ’58 –ganado por Brasil y su nuevo astro–, exhibidos en los principales cines josefinos como Variedades, Capitolio, Rex, Raventós, Lux y Palace.

Tras jugar amistosos en Perú (goleó 3-0 a Sport Boys, 4-0 al Sporting Cristal y 5-1 al Deportivo Municipal) y Ecuador (venció 3-1 al Emelec), el Santos FC disputó el primero de sus dos juegos celebrados aquí ese año, el 15 de enero en el Estadio Nacional, y triunfó 3-1 sobre el Saprissa, para hacerse acreedor del trofeo de campeón del certamen amistoso, donado por el entonces Presidente de la República Mario Echandi.

Aquella vez trascendió que el “Rey del Fútbol” apareció en el equipo ideal del Mundial de Suecia, a la par de cuatro compañeros que conquistaron el título mundial (Nilton Santos, Bellini, Didí y Garrincha). Horas más tarde confirmó su calidad indiscutible al convertir dos goles ante los morados, hizo cosas en el campo que sorprendieron al público tico y obtuvo una medalla como el jugador más valioso de la serie internacional. El primer tanto lo concretó al eludir al portero Mario Flaco Pérez y rematar suavemente por bajo, mientras que el segundo fue un golazo: recibe del juvenil Coutinho y, entre tres contrarios, define con gran maestría.

“Un gol de verdadero maestro, que dejó atónitos a los defensores morados”, escribió Óscar Montero Arias, cronista de La Prensa Libre. Su colega de La Nación, Danilo Arias Madrigal, reseñó en su columna “Así los vimos” que “Pelé fue Pelé: le dio el triunfo al Santos. Muy vigilado por los nuestros, eso no fue problema para el mundialmente famoso delantero.l Hizo dos goles. Limpio en el juego en una oportunidad dada saltó sobre Flaco Pérez, para no golpearlo cuando pudo haber anotado. ¡Cómo mueve el balón! Y ¡cómo se desplaza!”.

Tres días más tarde se presentó en Ciudad de Guatemala y doblegó 2-1 al Comunicaciones, con una diana de Pelé, “el niño brasileño”. Luego retornó a Costa Rica y el 21 de enero venció 2-1 a la Tricolor, en un encuentro que defraudó a los miles de aficionados que llegaron al Estadio Nacional para ver al joven astro de 18 años, quien solo jugó 19 minutos porque se reportó lesionado al arrastrar, supuestamente, “una distensión muscular delicada”, de acuerdo al reporte del jefe de la delegación del Santos FC, Augusto Da Silva.

Sin embargo, Pelé no tenía ninguna molestia luego de ser examinado antes de dar inicio el juego, por lo cual se le ordenó participar en el encuentro porque su presencia formaba parte del contrato firmado con los empresarios. “Bueno, está bien, voy a entrar a jugar unos 10 o 15 minutos” fue su respuesta ante los organizadores y medios de comunicación. El cotizado artillero respondió con dos asistencias a gol, que le permitió a Pagão marcar los tantos de la victoria frente a la Sele en los primeros nueve minutos de acción.

En resumen, el Santos FC de Pelé registró una extensa gira de 14 encuentros internacionales por siete países ante rivales de Perú, Ecuador, Costa Rica, Guatemala, México, Checoslovaquia –el Uda Dukla de Praga estaba de expedición por América y venció 4-3 a los paulistas–, Antillas Holandesas y Venezuela, entre el 4 de enero y el 19 de febrero de 1959. Sumó 13 triunfos y una derrota, sin empates, con 45 goles a favor y 14 en contra.

La visita de 1961

Pasaron dos años para que el Santos FC –inminente monarca poco después de la Copa Libertadores de América y la Copa Intercontinental– volviera a nuestro país con su constelación de figuras consagradas. Esta segunda ocasión se produjo en enero de 1961, cuando Pelé y sus compañeros dieron una lección de cómo se juega al balompié moderno, contra adversarios que pagaron caro su osadía de tratar de jugarle de igual a igual.

El astro del fútbol mundial consiguió dos goles más de su colección en el mismo Estadio Nacional, uno al Saprissa (goleó 7-3), el 22 de enero, y otro al Herediano (3-0), el 25 de enero. Estos resultados le permitieron a los paulistas adjudicarse el cetro de una triangular, el “Torneo Internacional de Costa Rica”.

El eterno campeón paulista era una máquina de fabricar goles, con la guía de Pelé y un implacable ataque. Así lo mostró primero frente a los morados, en el primer duelo. En su columna “Así los vimos”, el reportero Danilo Arias Madrigal, de La Nación, elogió la clase de la estrella brasileña, en especial por la contundente sociedad con su socio del gol, Coutinho, autor de cuatro tantos al Saprissa. La conquista del “niño genio” la alcanzó gracias a su “velocidad vertiginosa” por el centro y, sin enemigo enfrente, despidió un balón a casi tres metros de la portería local para el cuarto gol santista, según su cronista.

Después del juego que se le ganó por tres anotaciones a los rojiamarillos, Madrigal amplió sus conceptos elogiosos sobre Pelé en el mismo espacio: “Abrió la senda del triunfo. Singular desplazamiento y gambeta corta efectiva. Clavó el primer gol, algo formidable. Muy cuidado todo partido, no obstante brilló a gran altura. Golpeó a Carlos Cayaca Marín y luego recibió él un golpe en la cabeza. Ensayó cantidad de jugadas para sorprender a la defensa florense”.

El 27 de enero, con el Santos FC rumbo a Guatemala (goleó 4-1 a la selección chapina, con dos conquistas de Pelé), el Saprissa superó 4-2 al Herediano en un partido de puro trámite, con lo cual ocupó el segundo puesto en el certamen amistoso.

Aquella excursión del equipo brasileño de moda por el continente americano se registró del 14 de enero al 24 de febrero de 1961, que tocó destinos de Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala y México. Allí celebró nueve encuentros, de los cuales triunfó en ocho oportunidades, no tuvo empates y sufrió una derrota (perdió 3-4 con el Necaxa azteca), con 36 goles anotados y 14 recibidos.

Las dos visitas de 1972

En los últimos años de su etapa como mítico futbolista, el Santos FC con Pelé retornó a Costa Rica en febrero de 1972 proveniente de Honduras (venció 3-1 al Real España), para jugar también en el Estadio Nacional contra el Saprissa. El astro futbolístico venía de levantar dos años antes la copa Jules Rimet y celebrar el tricampeonato de Brasil en el Mundial de México 1970; su momento cumbre… la última hazaña inolvidable que el Rey le regaló al balompié. “A un grupo de amigos le juré que iba a volver a Costa Rica antes de mi retiro y lo he cumplido. Repito lo tantas veces dicho: el fútbol costarricense es muy similar al sudamericano y eso significa tener categoría. El santos está en un periodo de transición, está haciendo nuevos valores”, reveló Pelé a su llegada al país en distintas declaraciones para el diario La Nación.

El primer duelo entre morados y santistas finalizó empatado 1-1 el 1º de febrero, en un choque inolvidable en el cual el guardameta morado Juan Gutiérrez cumplió una magnífica jornada, con paradas espectaculares. Golazo de Édgar Marín, al pasarle el balón por encima al portero argentino Agustín Cejas, y empate de Jader, tras recibir oportuna asistencia de Pelé. “El Saprissa cumplió con su condición de jugar a lo grande y le dio al Santos una demostración de aquí también se juega al fútbol. Salieron 90 minutos imborrables”, escribió en su crónica para La Nación el periodista Gaetano Pandolfo Rímolo.

Los paulistas viajaron después a Colombia (igualó 2-2 con el Medellín), Guatemala (empate 1-1 con el Comunicaciones) y regresarpm a Honduras (0-0 con el Olimpia). Se presentó el partido de vuelta frente a los saprissistas, el 18 de febrero de 1972, con una nueva presentación del astro Pelé apenas 17 días después del primer duelo igualado, luego de que el potente rival del Cono Sur solicitó la revancha y expresó que le agradó el futbol del cuadro morado, que jugó muy limpio. El público los trató como reyes.

“El partido verdaderamente difícil fue el que jugamos contra Saprissa. El empate fue justo, pero en los otros juegos debimos ganar. Pero, como en el caso de Guatemala, el árbitro nos perjudicó notoriamente. Hemos vuelto porque nos gustó su juego, porque ellos hacen lo suyo y dejan que los demás también lo hagan. Juegan y dejan jugar. Y ahora sí venimos a ganar y a ofrecer un mejor juego, a buscar los goles desde el primer momento, porque sabemos de la capacidad del equipo rival. Me gusta mucho el país, he venido creo cinco veces y estoy muy agradecido con el público, que siempre me ha tratado con una gran deferencia. Por eso nos agrada estar aquí”, confesó Pelé a La Nación.

Y las palabras del astro del balompié, el “Rey del Fútbol”, se cumplió. Para el segundo compromiso en el país, el Santos FC lo ganó por 5-3, con un cuadro morado que se levantó de un 0-3 en contra en los primeros 15 minutos, con errores de los porteros Carlos Manuel Chemín Ramos y Didier Gutiérrez, refuerzos de Ramonense y Puntarenas, ante las lesiones de Juan Gutiérrez y del novato Marco Antonio Rojas. Muy emocionante y vistoso encuentro, de magnífico fútbol y ocho tantos en el Estadio Nacional, en el cual se presentó un golazo de chilena de Pelé a Ramos, que fue la quinta y última de sus dianas en Costa Rica.

“Pelé jugó anoche como en sus mejores tiempos. Con su inteligencia, picardía y toque de balón resultó inmarcable. El Rey jugó con inteligencia; se desmarcó, dribló rivales y colocó el balón en los pies de sus compañeros para que buscaran el sendero del gol. Al final fue sustituido por Alcindo, después de que había cumplido una gran jornada. Porque anoche Pelé, además de atacar, de buscar el gol, en ocasiones debió retrasarse a colaborar con sus compañeros de la zaguería, cuando era más intensa la presión del equipo saprissista”, puntualizó el análisis del periodista Fernando Naranjo Madrigal, en la edición sabatina de La Nación del 19 de febrero.

En esa época de 1972, Pelé y compañía cumplieron una larga gira internacional de 12 encuentros en fila que lo llevó, entre el 30 de enero y el 5 de marzo de ese año, a enfrentar a contrincantes de Honduras, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Inglaterra, Irlanda, Bélgica e Italia, con un saldo favorable de seis victorias, cinco empates, una derrota (1-2 contra el Aston Villa de Inglaterra), 23 goles a favor (cuatro logrados por Pelé, uno al Real España hondureño, otro al Saprissa y dos al Nápoli italiano). El unico conjunto que consiguió anotarle tres tantos al poderoso club sudamericano fue el Saprissa, en el citado partidazo de 5-3 en el Estadio Nacional.

Última visita en 1997

Una vez retirado del fútbol en 1977, con el Cosmos de Nueva York, Estados Unidos, Pelé se convirtió dos décadas después en el Ministro Extraordinario de Deportes brasileño y, con ese cargo, registró su sexta y última visita a Costa Rica hace 25 años, que duró 53 horas entre actividades públicas y privadas, del 14 al 16 de febrero de 1997.

“Es un placer estar acá… Estoy feliz de regresar a Costa Rica. Es una satisfacción volver y encontrar tanto cariño de la gente de Costa Rica. Yo llegué por primera vez en 1959 y aquí la gente todavía me recuerda, me recibe con cariño y amor. El fútbol me ha dada todo y eso se lo agradezco a Dios. Los jóvenes de hoy deben cambiar la mentalidad de solo jugar por la plata. Yo encuentro que no soy una leyenda, ni un Dios. Soy alguien completamente normal”, declaró esa vez Pelé, a sus 56 años de edad, según consignó el diario La Nación, el 15 de febrero del ’97.

A pesar de su puesto político, el “Rey del Fútbol” como jugador de toda la cancha se mostró con su personalidad humilde y sencilla, siempre carismático, durante los actos oficiales con el entonces Presidente de la República, José Figueres Olsen. Su agenda incluyó una reunión con los ministros y otras autoridades deportivas de Centroamérica, para negociar convenios de cooperación deportiva y buscar apoyo para la candidatura de la ciudad de Río de Janeiro para las Olimpiadas del año 2004.

Pelé, igualmente, clausuró ante 8.000 personas la edición XIX de los Juegos Deportivos Nacionales “Desamparados 1997”, dedicados a la nadadora Claudia Poll Ahrens, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Tuvo lugar en el estadio Jorge Hernán Cuty Monge, en la Villa Deportiva “José Figueres Ferrer”, en Desamparados, San José. Recibió las llaves de la ciudad desamparadeña y una medalla como “Huésped de Honor”, mientras que la Municipalidad local lo declaró “Hijo Predilecto” de Desamparados.

“Estoy muy feliz por estos dos días que llevo en Costa Rica. Estoy seguro que aquí saldrán muy buenos atletas que representen a Costa Rica en la Olimpiada, como lo hizo Claudia Poll en Atlanta. Ganar una medalla es duro y difícil, pero no imposible”, manifestó el más famoso futbolista de todos los tiempos.

También se dedicó a los negocios al promover firmas internacionales, fue miembro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco –organismo especializado de las Naciones Unidas–), filmó 11 películas y se desempeñó como mensajero del fútbol, en todo los ámbitos.

El astro brasileño, en efecto, fue designado el futbolista del siglo XX, un fenómeno social y deportivo, el símbolo del más consumado astro de la historia de este deporte: Anotador, creador, pasador y hasta defensor, cuando se necesitaba. Simplemente Pelé. En síntesis, un personaje que acumuló en Costa Rica las citadas seis visitas en 1959, 1961, 1972 –dos ocasiones– y 1997), seis partidos amistosos y cinco dianas conquistadas ante los cuadros de aquí. Un recuerdo imborrable para los apasionados y fieles seguidores ticos, que hoy lamentan su fallecimiento a los 82 años, este 29 de diciembre del 2022, en São Paulo, Brasil, debido a las complicaciones del cáncer de colon que padecía desde el 2021.

Recuerdos de “Pelé” con el Santos FC de Brasil

Un histórico Santos FC de Brasil, con la figura insuperable de “Pelé”. Ganador de dos Copas Libertadores de América (1962 y 1963) y dos Copas Intercontinentales (1962 y 1963). La base de este famoso equipo se presentó en Costa Rica, con duelos amistosos disputados en 1959 y 1961. Arriba (de izquierda a derecha): Lima, Zito, Dalmo, Calvet, Gilmar y Mauro. Abajo: Dorval, Mengálvio, Coutinho, “Pelé” y Pepe (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Aquella primera vez… en enero de 1959

–Ven, Alvaro, déjame tomarme una foto con vos, para hacerme famoso…

La petición para Alvaro Murillo partió nada menos que de Edson Arantes do Nascimento, Pelé, la más grande luminaria futbolística de todos los tiempos, durante la primera visita del astro a Costa Rica, hace 63 años.

El encuentro ocurrió en una inolvidable fecha, la noche del 15 de enero de 1959, en el Estadio Nacional. Y tanto Alvaro –ya fallecido– como Pelé fueron los protagonistas principales del gran juego amistoso entre el Deportivo Saprissa y el Santos FC de Brasil, como verdaderos maestros del arte de manejar el balón.

“Todas las visitas que hizo Pelé a Costa Rica (realizó seis, cinco como jugador en dos ocasiones en 1959, una vez en 1961 y dos veces en 1972; y una como Ministro Extraordinario de Deportes de Brasil) causaron un gran impacto en la población. Me acuerdo que en la primera visita se vino un aguacero en el Estadio Nacional y don Casildo Osés se quitó la capa que llevaba puesta y se la puso a él. Ese negrito hay que cuidarlo y no se me puede resfriar, porque vale muchos millones”, relató Enrique Weisleder –ya fallecido–, extesorero de la directiva morada, en una entrevista con el diario La Nación, publicada en febrero del 2012.

Los 90 minutos mostraron a un cuadro morado grande y a un Santos que, bajo la batuta del maestro de todas las épocas, encontró el camino a gol con efectividad con dos dianas para ganar 3-1.

Todas las miradas expectantes estaban centradas en las acciones del Rey del balompié, pues venía de consagrarse meses antes campeón en la Copa Mundial de Suecia 1958, a la escasa edad de 17 años.

El país quedó contento, aunque Pelé apenas hizo un trabajo aceptable, anotó el primer gol en el minuto 30, en aparente posición prohibida, que fue avalada por el árbitro Valentín Andrade y mereció la ferrea crítica de los diarios de la época. Luego consiguió su segunda anotación, que fue la tercera de su club en el minuto 87.

Mientras Saprissa no tuvo suerte, el conjunto paulista hizo el esfuerzo necesario para ganar. Ese mismo rumbo tuvo la Selección Nacional de Costa Rica que lo enfrentó seis días después, el 21 de enero de ese año, también en el Nacional.

El conjunto tricolor no pudo ganar. Cayó 2-1, en una batalla en la que Pelé fue “una decepción”, pues apenas jugó durante 19 minutos y defraudó a los miles de aficionados que llegaron al recinto para verlo actuar, a pesar de que dio las dos asistencias de gol a sus compañeros en los primeros nueve minutos.

Según escribió el fallecido comentarista Jorge Pastor Durán, en el diario La Nación, la razón de su rápido alejamiento del duelo fue que se reportó lesionado minutos antes de la contienda.

Los dirigentes del Santos le indicaron que debía jugar. Fue examinado y se comprobó que no tenía nada, por lo que se le obligó a que se vistiera y saltara al campo.

“Bueno, está bien, voy a entrar a jugar unos 10 o 15 minutos”, fue su escueta respuesta.

Un directivo extranjero, no identificado, describió esa vez en el periódico su actitud: “Es lógico. Se cree el centro del mundo”. Era cierto. El tiempo lo hizo madurar para convertirse –con el paso de los años– en el futbolista más grande y famoso del mundo, de todas las épocas, fallecido a los 82 años este 29 de diciembre del 2022 en São Paulo, Brasil.

Pelé, el “Rey del Fútbol”, en su primera visita como jugador a Costa Rica, el 15 de enero de 1959, junto al ariete del Saprissa, Álvaro Murillo. Ese día. el Santos FC de Sao Paulo, Brasil, venció 3-1 a los morados en la vieja estructura del Estadio Nacional, con dos tantos del astro brasileño (foto archivo de Rodrigo Calvo).

“Pelé” en Costa Rica: Enero de 1959

JUEGO 148 DE ‘PELÉ’: SAPRISSA 1 – SANTOS FC 3.

Fecha y hora: Jueves 15 de enero de 1959; 8 p. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 0-1 (30’): Pelé (Santos FC). 0-2 (42’): Pagão (Santos FC). 1-2 (83’): Óscar Cuico Bejarano (Saprissa), de cabeza, ante centro de Álvaro Murillo. 1-3 (87’): Pelé (Santos CF), asistido por Pepe. Nota: Estos dos tantos de Pelé, marcados a Mario Flaco Pérez, fueron los números 165 y 166 de su carrera deportiva.
Árbitro central: Valentín Andrade (Costa Rica).
Alineaciones:
Deportivo Saprissa:
Mario Flaco Pérez; Giovanni Rodríguez, Mario Catato Cordero y Alex Sánchez –capitán–; Édgar Quesada (Guillermo Memo Hernández) y Constantino Tulio Quirós; Rodolfo Herrera (Rigoberto Feo Rojas), Marvin Rodríguez, Danilo Montero, Álvaro Murillo y Óscar Cuico Bejarano. Director técnico: Eduardo Viso Abella.
Santos FC (Brasil): Manga (Laercio); Getulio, Helvio (Coutinho) y Dalmo; Zito (Urabatao) y Ramiro Rodrigues –capitán–; Dorval, Alfonso (Henio), Pagão, Pelé y Pepe. Director técnico: Luis Alonso Pérez, Lula. También jugó Zatao.
Dedicado: El entonces Presidente de la República, Mario Echandi Jiménez, quien hizo el saque de honor e hizo entrega a los brasileños de una copa, el trofeo “Lic. Mario Echandi”. Pelé, además, recibió una medalla como el jugador más valioso al convertir dos tantos en la contienda amistosa.
Asistencia y recaudación: 25.000 personas, aproximadamente, dejaron la suma de ¢140.879 (entonces récord nacional para un partido interclubes de carácter internacional).
Motivo: Amistoso internacional, el juego número 148 en la carrera futbolística de Pelé.

JUEGO 150 DE ‘PELÉ’: SELECCIÓN DE COSTA RICA 1 – SANTOS FC 2.

Fecha y hora: Miércoles 21 de enero de 1959; 8:25 p. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 0-1 (2’): Pagão (Santos FC), asistido por Pelé. 0-2 (9’): Pagão (Santos FC), con servicio de Pelé. 1-2 (24’): Marvin Rodríguez (Costa Rica), tras un centro de Giovanni Rodríguez.
Árbitro central: Alvar Macís (Costa Rica).
Alineaciones:
Selección de Costa Rica:
Mario Flaco Pérez; Giovanni Rodríguez, Mario Catato Cordero –capitán– y Alex Sánchez; Cornelio Urbina y Constantino Tulio Quirós; Walter Pearson, Marvin Rodríguez, Danilo Montero, José Luis Saningo Soto y Óscar Cuico Bejarano. Director técnico: Eduardo Viso Abella (español). También jugaron Rigoberto Feo Rojas, José Manuel Manelo Villalobos y Carlos Cuca Herrera.
Santos FC (Brasil): Manga; Getulio, Helvio y Dalmo; Zito y Ramiro Rodrigues –capitán–; Dorval, Álvaro, Pagão, Pelé y Pepe. Director técnico: Luis Alonso Pérez, Lula. Pelé se reportó lesionado y solo jugó 19 minutos, sustituido por Alfonso, debido a que el joven astro, de 18 años, arrastraba “una distensión muscular delicada”, según el jefe de la delegación del Santos, Augusto Da Silva. Los brasileños hicieron entrar luego a sus siete suplentes, entre ellos Alfonso, Henio y Coutinho.
Expulsados: Dorval y José Luis Saningo Soto, en el minuto 71 por agresión mutua; Helio y Alex Sánchez, en el 72’, también por acción violenta entre ambos jugadores.
Asistencia: 20.000 aficionados, aproximadamente.
Motivo: Amistoso internacional, el juego número 150 en la carrera futbolística de Pelé.

La primera visita del astro mundial del fútbol, “Pelé”, en San José, Costa Rica, se produjo en febrero de 1959, a la par de sus compañeros del Santos FC, Pepe y Zito. A la izquierda, el periodista Jorge Pastor Durán y, a la derecha, el dirigente Ramón Coll Jaumet (foto revista “Sol y Sombra”/archivo de Rodrigo Calvo).
La portada de la sección A, del diario “La Prensa Libre”, registra el tercer tanto del Santos FC de Brasil ante el Deportivo Saprissa, anotado de gran forma por “Pelé”, en su segunda conquista de la noche en el Estadio Nacional. Se publicó el viernes 16 de enero de 1959 (archivo del Sistema Nacional de Bibliotecas).

“Pelé” en Costa Rica: Enero de 1961

JUEGO 334 DE ‘PELÉ’: SAPRISSA 3 – SANTOS FC 7.

Fecha y hora: Domingo 22 de enero de 1961; 10:30 a. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 0-1 (10’): Coutinho (Santos FC), asistido por Pelé. 0-2 (12’): Coutinho (Santos FC), con otro pase de Pelé. 0-3 (24’): Coutinho (Santos FC), luego de la asistencia de Mengálvio. 1-3 (42’): Rigoberto Feo Rojas (Saprissa), tras el centro de Giovanni Rodríguez. 1-4 (66’): Pelé (Santos FC), asistido por Zito. 1-5 (68’): Coutinho (Santos FC), con asistencia de Ney. 1-6 (71’): Ney (Santos FC). 2-6 (75’): Carlos Vivó Gobán (Saprissa), tras centro cruzado de Marvin Rodríguez. 3-6 (80’): Mario Catato Cordero (Saprissa), de penal, luego de la mano dentro del área de Mauro ante centro de Carlos Vivó Gobán. 3-7 (90’): Pagão (Santos FC), de cabeza, tras el servicio de Sormani. Nota: El gol de Pelé, anotado a Mario Flaco Pérez, fue el número 365 de su carrera deportiva.
Árbitro central: Carlos Luis Monge (Costa Rica).
Alineaciones:
Deportivo Saprissa:
Mario Flaco Pérez; Giovanni Rodríguez, Mario Catato Cordero –capitán– y Alex Sánchez; Miguel Cortés y Constantino Tulio Quirós (Guillermo Memo Hernández); Carlos Vivó Gobán, Marvin Rodríguez, Rigoberto Feo Rojas (Jorge Cuty Monge), William Quirós y Rubén Jiménez. Director técnico: Eduardo Viso Abella (español).
Santos FC (Brasil): Laercio; Dalmo, Mauro Ramos de Oliveira y Ze Carlos; Zito –capitán– (Pagão) y Fiotti; Dorval (Sormani), Mengálvio (Ney), Coutinho, Pelé y Pepe (Tite). Director técnico: Luis Alonso Pérez, Lula.
Dedicado: El comerciante Rafael Segovia, entonces gerente de la compañía Sears Roebuck de Costa Rica, quien hizo el saque de honor antes del comienzo del encuentro.
Asistencia y recaudación: Unas 16.000 personas dejaron la suma de ¢98.024.
Motivo: Primera fecha de la Triangular internacional “Sears Roebuck S. A.”, en el juego número 334 en la carrera futbolística de Pelé.

JUEGO 335 DE ‘PELÉ’: HEREDIANO 0 – SANTOS FC 3.

Fecha y hora: Miércoles 25 de enero de 1961; 8 p. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 0-1 (35’): Pelé (Santos FC). 0-2 (78’): Pagao (Santos FC), asistido por Pelé. 0-3 (88’): Dorval (Santos FC). Nota: El gol de Pelé, convertido a Hernán Alvarado, fue el número 366 de su carrera deportiva.
Árbitro central: Stanley Monge (Costa Rica).
Alineaciones:
Club Sport Herediano:
Hernán Alvarado; Álvaro Chaves, José Manuel Manelo Villalobos y Álvaro Grant McDonald; Carlos Cayaca Marín y Édgar Quesada; William Carpio, Juan Garita, Domingo Matomoros (Rodolfo Ferguson), Manrique Quesada y Óscar Cuico Bejarano. Director técnico: Eduardo Toba Muiño (español).
Santos FC (Brasil): Laercio; Dalmo, Mauro Ramos de Oliveira y Ze Carlos; Zito –capitán– y Fiotti; Dorval, Mengálvio, Coutinho (Pagao), Pelé y Pepe. Director técnico: Luis Alonso Pérez, Lula.
Asistencia y recaudación: Unas 18.000 personas dejaron la suma ¢108.246.
Motivo: Segunda fecha de la Triangular internacional “Sears Roebuck S. A.”, en el juego número 335 en la carrera futbolística de Pelé. Nota: Con este resultado, el Santos FC ganó el trofeo de campeón de esta triangular internacional en Costa Rica. El Saprissa ocupó el segundo lugar del certamen amistosos, luego de superar a los florenses por 4-2 en un juego de puro trámite.

El entrenador del Club Sport Herediano, el español Eduardo Toba Muiño, posa con “Pelé”, el “Rey del Fútbol”, antes del partido amistoso contra el Santos FC de Brasil en el Estadio Nacional, el 25 de enero de 1961 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Imagen de “Pelé”, el “Rey del Fútbol”, en el Estadio Nacional, junto al mediocampista del Saprissa, Marvin Rodríguez, durante su segunda visita al país. Con un tanto del astro brasileño, el Santos FC de Brasil goleó 7-3 a los morados, el 22 de enero de 1961 (foto revista “Sol y Sombra”/archivo de Rodrigo Calvo).
Foto histórica del guardameta del Saprissa, Mario “Flaco” Pérez, al lanzarse a los pies del astro brasileño “Pelé” y cortar un peligroso ataque del Santos FC de Brasil, el domingo 22 de enero de 1961 en el Estadio Nacional, de La Sabana, San José (foto archivo de José Antonio Pastor).

“Pelé” en Costa Rica: Febrero de 1972

JUEGO 1.076 DE ‘PELÉ’: SAPRISSA 1 – SANTOS FC 1.

Fecha y hora: Martes 1º de febrero de 1972; 8 p. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 1-0 (25’): Édgar Marín (Saprissa), asistido por Luis Aguilar. 1-1 (57’): Jader (Santos FC), tras recibir pase de Pelé.
Árbitros: Juan Soto París, central; Miguel Lépiz y Carlos Luis Monge, guardalíneas.
Alineaciones:
Deportivo Saprissa:
Juan Gutiérrez; Fernando Solano, Guillermo Coco Hernández, Heriberto Rojas y Ramón Dagoberto Díaz; Fernando Príncipe Hernández y Asdrúbal Yuba Paniagua; Édgar Marín, Odir Jacques –brasileño– (Francisco Chico Hernández), Carlos Solano y Luis Aguilar. Director técnico: Marvin Rodríguez.
Santos FC (Brasil): Agustín Cejas –argentino–; Paulo, Ze Carlos, Orlando (Rildo) y Leao; Oberdán (Ramos Delgado –argentino–) y Nené; Jader, Edú, Pelé y Ferreira. Director técnico: Mauro Ramos de Oliveira.
Asistencia y recaudación: 20.873 aficionados dejaron la suma de ¢321.152.
Motivo: Amistoso internacional, el juego número 1.076 en la carrera futbolística de Pelé.

JUEGO 1.080 DE ‘PELÉ’: SAPRISSA 3 – SANTOS FC 5.

Fecha y hora: Viernes 18 de febrero de 1972; 8:30 p. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Goles: 0-1 (5’): Edú (Santos FC). 0-2 (10’): Pelé (Santos FC), de chilena. 0-3 (15’): Nené (Santos FC). 1-3 (16’): Odir Jacques (Saprissa). 2-3 (25’): Luis Aguilar (Saprissa), de penal. 2-4 (30’): Nené (Santos FC). 3-4 (40’): Asdrúbal Yuba Paniagua (Saprissa). 3-5 (85’): Alcindo (Santos FC). Nota: El gol de Pelé, de chilena a Carlos Manuel Chemín Ramos, fue el número 1.099 de su carrera deportiva.
Árbitros: Carlos Luis Monge, central; Juan Soto París y Miguel Lépiz, guardalíneas.
Alineaciones:
Deportivo Saprissa:
Carlos Manuel Chemín Ramos (Didier Gutiérrez); Fernando Solano, Guillermo Coco Hernández, Heriberto Rojas y Ramón Dagoberto Díaz; Fernando Príncipe Hernández y Asdrúbal Yuba Paniagua; Francisco Chico Hernández, Odir Jacques –brasileño–, Carlos Solano (Hernán Morales) y Luis Aguilar. Director técnico: Marvin Rodríguez.
Santos FC (Brasil): Agustín Cejas –argentino–; Paulo (Ramos Delgado –argentino–), Ze Carlos, Orlando y Leao; Oberdán y Nené; Manoel María, Edú, Pelé (Alcindo) y Ferreira. Director técnico: Mauro Ramos de Oliveira.
Taquilla: Hubo pérdidas; se recaudaron ¢160.000, la mitad del primer partido.
Motivo: Amistoso internacional, el juego número 1.080 en la carrera futbolística de Pelé.

El Deportivo Saprissa que igualó 1-1 contra el poderoso Santos FC de Brasil, el 1º de febrero de 1972 en el Estadio Nacional. Esta imagen registra la firma original del astro “Pelé”, que le autografió al puntero izquierdo morado Luis “Tranquilino” Aguilar. Arriba (de izquierda a derecha): Heriberto Rojas, Fernando Solano, Guillermo “Coco” Hernández, Édgar Marín, Fernando “Príncipe” Hernández, Juan Gutiérrez y Odir Jacques. Abajo: Asdrúbal “Yuba” Paniagua, Luis Aguilar, Ramón Dagoberto Díaz, “Pelé” y Carlos Solano (foto de Carlos Solano/archivo de Rodrigo Calvo).

“Pelé” en Costa Rica: Febrero de 1997

Visita como Ministro Extraordinario de Deportes de Brasil

Veinte años después de su adiós del fútbol, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, regresó a Costa Rica en una visita oficial con una apretada agenda de 53 horas, entre el viernes 14 y el domingo 16 de febrero de 1997. Todo fue propicio para que su presencia sirviera de marco para la clausura de los XIX Juegos Deportivos Nacionales, en Desamparados, San José, que fueron dedicados a la entonces nadadora costarricense Claudia Poll Ahrens, medallista de oro en las Olimpiadas de Atlanta 1996.

El famoso número “10” del Scracht du Oro inauguró el estadio desamparadeño Jorge Hernán Cuty Monge, en la Villa Olímpica “José Figueres Ferrer”, donde develizó una placa. Además, la Municipalidad local lo designó “Hijo Predilecto” de Desamparados, al tiempo que le dieron las llaves de la ciudad y se le entregó una medalla como “Huésped de Honor”.

En todos los actos públicos y privados en los que participó junto al entonces Presidente de la República, José María Figueres Olsen, nunca perdió su sencillez, humildad e incuestionable calidad humana, pese al ostentoso título que ostentaba en esa ocasión como Ministro Extraordinario de Deportes de Brasil, por el que tenía gran interés para el Gobierno del mandatario de entonces, Fernando Henrique Cardoso.

Pelé fue acompañado en esta gira por cuatro altos funcionarios del deporte de Brasil, entre estos por el jefe de gabinete del Ministerio de Deportes, Luiz Felipe Cavalcanti de Alburquerque, y el embajador Ronaldo César Coelho, presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2004, así como por la Alcaldesa de Chacao, municipio de Venezuela, Irene Sáez, Miss Universo y Miss Confraternidad Sudamericana en 1981; y por Jaime Meyer, representante entonces de la firma Pelé Sport en Venezuela.

Dentro de sus reuniones formales buscó el apoyo regional para la candidatura de Río de Janeiro a los Juegos Olímpicos del 2004 y compartió en el hotel Marriott, en La Ribera de Belén, Heredia, con los ministros de Deportes de Centroamérica y futbolistas ticos retirados y activos en esos años, en los casos de Wálter Elizondo, Álvaro Grant McDonald, Guido Alvarado, Evaristo Coronado y Ronald González.

Su misión gubernamental la desarrolló en aquellos tiempos dentro de la difícil situación social de su país natal, con el propósito de rescatar a la niñez y a la juventud brasileña que permanecía desocupada y desorientada, que fácilmente se perdía en las garras de la droga.

Como ministro, Pelé pretendía lanzar la cooperación técnica en América Latina y uno de los primeros pasos de su gestión fue suscribir en el país un convenio bilateral con el Gobierno de Costa Rica, para impulsar clínicas, seminarios y el intercambio de técnicos y expertos, que contribuyeran al desarrollo integral en comunidades ticas marginales con problemas sociales, así como el respaldo a discapacitados, ancianos y la mujer deportista.

El primer paso que anunciaron Pelé y el presidente costarricense consistía en el viaje futuro a Brasil de técnicos nacionales, para recibir capacitación especializada en fútbol, baloncesto y voleibol, tres disciplinas en las cuales la gran nación sudamericana es potencia mundial.

FUENTES CONSULTADAS: Diarios “La Nación”, “La República”, “La Prensa Libre” y “La Hora”; libros “El Rey Pelé: Su verdadera historia, relatada por él mismo” (1994), de Orlando Duarte; “Pelé: La Autobiografía” (2006) y “Pelé: Memorias del mejor futbolista de todos los tiempos” (2007), con la colaboración de Orlando Duarte y Alex Bellos. Archivo digital del Sistema Nacional de Bibliotecas de Costa Rica. Las revistas “Sol y Sombra”, de Jorge Pastor Durán (1972); “Triunfo” (1983) y “Estadio Nacional: Historias de sol y sombra”, del diario “La Nación” (2011). Archivo del sitio digital “Buzón de Rodrigo”. Fotografías: Diario “La Nación”, revista “Sol y Sombra” y los archivos de Carlos Solano, José Pastor, Jorge Monge, Franklin Solís y Rodrigo Calvo. Video: YouTube del diario “La Nación” (Costa Rica).

Recuerdo de la leyenda brasileña, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, al mostrar un ejemplar de su libro titulado “Pelé: La autobiografía”, en la presentación oficial en una librería de Londres, Inglaterra, el 18 de mayo del 2006. Pelé anotó 1.283 goles en su carrera futbolística (Foto archivo de Rodrigo Calvo).

¡Haga su consulta!

Escriba al periodista Rodrigo Calvo a los correos rodrigoc.buzon@gmail.com y rodrigo@buzonderodrigo.com Más información en el sitio digital buzonderodrigo.com

Artículo anteriorEternamente Pelé, el rey de los Mundiales
Artículo siguienteGuanacasteca, 50 años de historia en el fútbol de Costa Rica
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).