La Selección de Costa Rica que hace 65 años debutó en un Premundial de la FIFA, el 10 de febrero de 1957 en Guatemala, rumbo a la cita de Suecia '58. Arriba (de izquierda a derecha): Alfredo "Chato" Piedra (entrenador), Rodrigo Pacheco López (preparador físico), Rodolfo Herrera, Danilo Montero, Jorge Hernán "Cuty" Monge, Álvaro Murillo, Édgar Quesada, Rubén "Rata" Jiménez y Rodrigo Leiva (kinesiólogo). Abajo: Alex Sánchez, Marvin Rodríguez, Mario "Catato" Cordero, Reynaldo "Rey" Orozco y Mario "Flaco" Pérez (archivo de Rodrigo Calvo).

La época futbolistica en Costa Rica era boyante en figuras de calidad hace 65 años, en febrero de 1958, cuando el país se preparaba para vivir con ilusión y expectativa su primera eliminatoria universal de la historia hacia los Campeonatos Mundiales de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Corría enero de 1957 y el técnico de la Selección mayor del país, Alfredo Chato Piedra, basó la elección de 22 jugadores en buena parte del equipo que enloqueció al país un año antes en el II Panamericano de Futbol, disputado en la capital de México.

Allí fue la revelación del certamen continental al obtener el tercer lugar, detrás de Brasil y Argentina. La Tricolor fue bautizada el sobrenombre de los “Chaparritos de Oro“.

“Esa Selección de 1957 es una de las mejores de la historia de Costa Rica. Nosotros jugábamos con la camiseta pegada al pecho y no teníamos las facilidades del fútbol actual. Antes la ‘pega’ era México. Ahora es muy fácil clasificarse”, comentó Marvin Rodríguez, exvolante estelar de aquel inolvidable, en una entrevista del 2007 con el diario La Nación.

El plantel tricolor llegó a la eliminatoria como campeón centroamericano y del Caribe, cetro que alcanzó en 1955 en Tegucigalpa, Honduras. Esa generación dorada se basó en el potencial de jugadores del Herediano, Alajuelense, La Libertad y Saprissa, campeón nacional en 1957.

La misión de los pupilos del Chato Piedra era sacar la victoria como visitante en el primer partido de Costa Rica hacia una Copa Mundial, señalado para un día como hoy, el domingo 10 de febrero de 1957, frente a Guatemala, en el estadio Doroteo Mateo Flores (hoy conocido como Estadio Nacional Doroteo Guamuch Flores).

El gran dilema de Piedra era elegir al seleccionado que afrontaría el Premundial, rumbo a la cita universal de 1958 en Suecia.

“Habían como diez figuras por puesto y así era difícil adivinar a quién iba a seleccionar. Era un equipo de categoría. Antes se ganaba poca plata y se entrenaba solo dos veces por semana; ahora se entrena muchísimo y se gana un platal”, recordó el entonces preparador físico, Rodrigo Pacheco López, en una entrevista con el diario La Nación, publicado el 11 de febrero del 2007, en el 50 aniversario del debut premundialista del equipo nacional.

“Yo era un Chaparrito de Oro hace 50 años y hoy soy un ciudadano con Carné de Oro”, bromeó esa vez el ya fallecido Jorge Hernán Cuty Monge, delantero entonces del Deportivo Saprissa. “Yo anoté tres goles –todos en el primer tiempo– y fue una gran emoción porque lo hice fuera del país. Teníamos la ilusión de participar en un Mundial, pero no pudimos lograrlo. Esa vez había seis o siete delanteros buenos, y el más malo era yo”, agregó Monge.

En síntesis, la Selección Nacional registró un día inolvidable en Guatemala para redondear un triunfo contundente por 6-2. “Costa Rica exhibió su alta clase en el Mateo Flores”, tituló La Nación el 12 de febrero del 57. “Se confirma que nuestro país no tiene nada que hacer ya en este circuito centroamericano. Su excelente fútbol supera todos los cálculos luciendo muy arriba de los demás de Centroamérica y el Caribe”, resaltó el diario en su crónica.

Tras la victoria, la Federación Nacional de Fútbol (hoy Fedefútbol) otorgó premios a cada uno de los jugadores de ¢300 por el partido ganado y bonificaciones especiales de ¢30 por las últimas tres anotaciones. Así que la suma individual fue respetable: ¢390.

El artillero Jorge Hernán Cuty Monge fue el más favorecido en las gratificaciones, porque su cantidad económica con el premio extra de la firma Scriba y González, que daba ¢50 por cada gol anotado. Y como consiguió hacer tres dianas, se le agregaron ¢150 más a los ¢390 anteriores, con lo que subió a ¢540 su bonificación.

En las afueras del periódico en San José, los aficionados se enteraron de las incidencias del juego a través de la descripción desde Guatemala del editor deportivo, Jorge Pastor Durán, y el periodista Danilo Arias Madrigal, en la transmisión directa de las emisoras La Voz de la Víctor y Radión, en combinación con la Companía Radiográfica.

La Tricolor de Costa Rica en 1956, en el estadio de Toluca, México. En aquella época, durante el II Panamericano de Fútbol, la prensa azteca la nombra los “Chaparritos de Oro”, al ocupar el tercer lugar continental, detrás de Brasil y Argentina. Un año más tarde, en 1957, compite en sus primeras eliminatorias a la Copa del Mundo de la FIFA. Arriba (de izquierda a derecha): Gregorio “Goyo” Morales (asistente), Eugenio Murillo (masajista), Mario “Flaco” Pérez, Reynaldo “Rey” Orozco, Jorge “Palmareño” Solís, Mario Murillo, Hernán Alvarado, Alex Sánchez, Mario “Catato” Cordero, Isidro Williams, René Muñoz, Héctor Bonilla (masajista) y Alfredo “Chato” Piedra (entrenador). En el medio: Édgar Quesada, Marvin Rodríguez, Édgar “Negro” Esquivel y Constantino “Tulio” Quirós. Abajo: Rodolfo Herrera, Danilo Montero, Isaías Araya, Jorge Hernán “Cuty” Monge, Elías Valenciano, Alexis Goñi, Rubén “Rata” Jiménez y Óscar “Cuico” Bejarano. Ausente, Álvaro Murillo (foto archivo de Rodrigo Calvo).

UN BAUTIZO SIN ÉXITO

El primer intento que hizo Costa Rica por asistir a las finales de un Campeonato Mundial de fútbol fue frustrante. Fue en la edición preliminar de Suecia 1958, pero el sueño no pudo ser.

La desorganización y la superioridad del rival de turno fueron, en parte, las causas para que se le negara ese anhelo que pocos países de la zona disfrutaron. México se interpuso al comienzo en el camino mundialista con su tradicional fuerza en las eliminatorias.

Entonces, la primera aventura costarricense hacia un Mundial fue en la fase previa que definía una plaza en la zona para Estocolmo, Suecia, que se disputó entre febrero y octubre de 1957. El certamen previo sólo reunió a seis países de Norte, Centroamérica y del Caribe: Costa Rica, Antillas Holandesas (Curazao), Guatemala, México, Canadá y Estados Unidos.

En primera instancia, dentro de la zona de Centroamérica y del Caribe, la Sele eliminó a la enclenque Guatemala, con resultados fáciles del citado 6-2 en Ciudad de Guatemala y 3-1 en San José, mientras que con el otro oponente, Antillas Holandesas, también obtuvo marcadores positivos: 4-0 aquí y 2-1 en el Caribe.

Pero luego, en la segunda fase de la eliminatoria, por un cupo directo al Mundial sueco, México acabó con las ilusiones de la Tricolor, que fue superada en dos juegos. El fútbol tico vivía un buen momento de juego, hecho que generó “un nerviosismo” en el fanático mexicano, según escribió Carlos F. Ramírez en su libro Selección Nacional de México (1986).

El primer juego se celebró en el Estadio Universitario, de Ciudad de México, el 20 de octubre de 1957, en una cancha en pésimo estado, con un lodazal causado por un aguacero inesperado caído horas antes y agravado por un juego de fútbol americano del día anterior. El estado del terreno perjudicó más a los ticos, que tenían menor peso y mayor velocidad de juego. Cuando trataron de salir a defenderse, propiciaron el dominio mexicano del segundo tiempo.

El primer tiempo finalizó 0-0. En ese juego, Costa Rica anotó dos goles que fueron anulados por fuera de lugar. Los minutos pasaban y nada ocurría hasta que, faltando un cuarto de hora para el final, un tiro libre pateado por Enrique Sesma fue cabeceado hacia atrás por Jaime Belmonte, para abrir el marcador.

La desilusión para la Sele se dio a los 85 minutos, cuando en una espectacular serie de resbalones y tiros desviados frente al arco tico de Mario Flaco Pérez, Ligorio López lanzó un balazo antes de que le cayeran encima los defensores nacionales y puso el 2-0 definitivo para la causa del equipo verde.

Costa Rica y México jugaron ante 35.738 personas, en el Estadio Nacional de San José. Fue la primera vez que jugaban en suelo tico. Ligorio López anotó un gol a los 28 minutos y cinco después empató Juan Soto, atacante que luego pasó al América de México.

El árbitro inglés John Harold Husband se enfermó poco antes del juego y fue reemplazado por el hondureño Gabriel Sánchez, quien arbitró bien y amonestó al técnico azteca Ignacio Nacho Trelles.

Luego, un aficionado tico causó problemas al meterse con el entrenador visitante y aquello casi acaba en golpes. Pero con un planteamiento defensivo, México avanzó al Mundial de Suecia 1958, al mantener como visitante el 1-1 que frenó el sueño tico.

Costa Rica logró cuatro victorias, un empate y una derrota en seis juegos, con 16 goles a favor y siete en contra. En resumen, el país clasificado al Mundial y único representante de la región fue México.

Los seleccionados del Club Sport Herediano en el equipo conocido como los “Chaparritos de Oro”, tercer lugar en el II Panamericano de Fútbol de 1956 en México. Al siguiente año intervinieron en la fase previa del Mundial de Suecia 1958. De izquierda a derecha: Édgar “Negro” Esquivel, Édgar Quesada, Mario Murillo, Óscar “Cuico” Bejarano y Danilo Montero (foto archivo de Randall Chacón).

AYER Y HOY

Suecia 1958 fue el Mundial en el cual Brasil ganó el primero de sus cinco títulos y el planeta-fútbol vio nacer al astro Edson Arantes do Nascimento, el famosísimo Pelé, rey del futbol con apenas 17 años de edad.

Aunque en esa ocasión Costa Rica disfrutó de su primera eliminatoria mundialista, el país pudo asistir antes a la gran cita del futbol de cada cuatro años.

Para la primera edición de Uruguay 1930, la Tricolor recibió la invitación charrúa en agradecimiento por el apoyo oficial en el Congreso de la FIFA de 1929, en Barcelona, España. Pero la Federación tica desistió de participar al admitir que no tenía fondos para financiar el costoso viaje en barco, ni contó con la ayuda del Gobierno.

En ruta a Italia 1934, Costa Rica no quiso inscribirse, lo contrario a Francia 1938. Pero no intervino en la fase previa debido a que apoyó un boicot americano promovido por Argentina, que protestó la designación de un país europeo como sede, por segunda vez consecutiva, pues abogaban por la alternabilidad.

Para Brasil 1950, Costa Rica tampoco se inscribió, mientras que para Suiza 1954 tuvo interés, pero no lo pudo hacer ya que envió la inscripción a la FIFA en forma tardía. Su debut se dio para Suecia 1958.

De aquella Tricolor de 1957 solo sobreviven hoy cuatro de sus 20 componentes. Ellos son los exporteros Mario Flaco Pérez y Carlos Alvarado, el exdefensor Alex Sánchez, y el exdelantero Danilo Montero.

Ya fallecieron Mario Catato Cordero, Reynaldo Rey Orozco, Carlos Francisco Montanaro, Marvin Rodríguez, Édgar Quesada, Édgar Negro Esquivel, Rodolfo Herrera, Jorge Hernán Cuty Monge, Álvaro Murillo, Rubén Rata Jiménez, Mardoqueo González, José Luis Saningo Soto, el técnico Alfredo Chato Piedra, el preparador físico Rodrigo Pacheco López, el kinesiólogo Rodrigo Leiva y el delegado de la gira, Rafael Ángel Ulloa.

Desde entonces y hasta la próxima edición de Catar 2022 –hoy ocupa el quinto lugar en la Octogonal Final de la Concacaf, a falta de tres jornadas para finalizar el proceso clasificatorio–, incluidas cinco presencias universales (Italia 90, Corea y Japón 2002, Alemania 2006, Brasil 2014 y Rusia 2018), Costa Rica registra 17 eliminatorias seguidas. Pero no hay como el primer Premundial que se dio hace 65 años, en ruta a Suecia 58.

Anuncio de una cerveza azteca antes del partido eliminatorio entre México y Costa Rica, realizado el 20 de octubre de 1957 en Ciudad de México, en ruta al Mundial de Suecia ’58 (archivo de Rodrigo Calvo).

DEBUT TICO EN LAS ELIMINATORIAS AL MUNDIAL: SUECIA 1958

Guatemala 2 – Costa Rica 6

Fecha: Domingo 10 de febrero de 1957.
Estadio: Doroteo Mateo Flores, en Ciudad de Guatemala, Guatemala.
Goles: 0-1 (11′): Jorge Hernán Cuty Monge (Costa Rica). 0-2 (16′): Rubén Rata Jiménez (Costa Rica). 1-2 (19′): Jorge Vickers (Guatemala). 1-3 (28′): Jorge Hernán Cuty Monge (Costa Rica). 1-4 (38′): Jorge Hernán Cuty Monge (Costa Rica). 1-5 (48′): Marvin Rodríguez (Costa Rica). 1-6 (78′): Álvaro Murillo (Costa Rica). 2-6 (87′): Augusto Culiche Espinoza (Guatemala).

Alineaciones:
Selección de Guatemala:
Alfonso Vettorazzi; Rafael Abuela Maldonado –capitán–, Marco Antonio Ayote Gracias y Víctor Ramón Moncho Rodríguez; Ramiro Suárez y Esteban Cuyún; Francisco López Pinula Contreras, Enrique Gigante Rodríguez, Jorge Vickers, Freddy Pingo Masella y Augusto Culiche Espinoza. Director técnico: Alfredo Cuevas –argentino–.
Selección de Costa Rica: Mario Flaco Pérez; Reynaldo Rey Orozco, Mario Catato Cordero –capitán– y Alex Sánchez; Marvin Rodríguez y Édgar Quesada; Rodolfo Herrera, Danilo Montero, Jorge Hernán Cuty Monge, Álvaro Murillo y Ruben Rata Jiménez. Director técnico: Alfredo Chato Piedra.

Árbitros: José Antonio Sundheim (Colombia), central; Ronaldo Castillo (Honduras) y Gabriel Sánchez (Honduras), guardalíneas.
Motivo: Primer partido de Costa Rica en las eliminatorias al Mundial de Fútbol de 1958, por el grupo 1 de la primera ronda de la región Norte, Centroamericana y del Caribe (la Concacaf se funda en 1961).

El primer gol de Costa Rica en una eliminatoria mundialista de la FIFA. El delantero tico, Jorge Hernán “Cuty” Monge (centro), vence al guardameta de Guatemala, Alfonso Vettorazzi y al zaguero Rafael Maldonado, en la primera de sus tres anotaciones en Guatemala. Su compañero, Álvaro Murillo (derecha) festeja la conquista en el abarrotado estadio “Mateo” Flores (foto Marco Tulio Cobar).

Galería de fotos: Costa Rica en el Premundial a Suecia 1958

COSTA RICA EN EL PREMUNDIAL DE SUECIA 1958

PLANTEL DE LA TRICOLOR

Porteros: Mario Flaco Pérez y Carlos Alvarado.
Defensas: Mario Murillo, Reynaldo Rey Orozco, Mario Catato Cordero y Alex Sánchez.
Volantes: Marvin Rodríguez y Édgar Quesada.
Delanteros: Rodolfo Herrera, Danilo Montero, Jorge Hernán Cuty Monge, Juan Soto, Álvaro Murillo y Rubén Rata Jiménez.
Director técnico: Alfredo Chato Piedra.
Nota: Solo se incluyen los futbolistas costarricenses que jugaron la eliminatoria regional al Mundial de Suecia 1958.

Los seleccionados del Deportivo Saprissa en 1955, en Tegucigalpa, Honduras, donde Costa Rica obtiene el título en forma invicto del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol. El país intervino un año después en el Premundial de Suecia 1958. Arriba (de izquierda a derecha): Marvin Rodríguez, Alex Sánchez, Mario “Flaco” Pérez, Mario “Catato” Codero y Constantino “Tulio” Quirós. Abajo: Rubén “Rata” Jiménez, Jorge Hernán “Cuty” Monge, Rodolfo Herrera y Álvaro Murillo (foto archivo de Rodrigo Calvo).

RESULTADOS DE LA PRIMERA RONDA

Guatemala 2 – Costa Rica 6. 10 de febrero de 1957, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). Goles: Jorge Hernán Cuty Monge (10′, 25′ y 40′), Rubén Rata Jiménez (16′), Marvin Rodríguez (48′) y Álvaro Murillo (82′), para Costa Rica. Jorge Vickers (19′) y Augusto Culiche Espinoza (87′), para Guatemala.

Costa Rica 3 – Guatemala 1. 17 de febrero de 1957, en San José (Costa Rica). Goles: Rubén Rata Jiménez (12′), Mario Catato Cordero (28′, de penal) y Rodolfo Herrera (65′), para Costa Rica. Armando Mazariegos (61′), para Guatemala. Nota: Este juego se suspendió al minuto 66 luego de que los chapines protestaron el tercer gol tico por supuesto fuera de lugar. Se dio la expulsión del guatemalteco Rolando Quiñónez, hubo indisciplina y empujones a granel, y el abandono del equipo visitante, por lo que el árbitro colombiano Ovidio Orrego dio por finalizado el partido.

Costa Rica 4 – Antillas Holandesas 0. 3 de marzo de 1975, en San José (Costa Rica). Goles: Rodolfo Herrera (16′ y 63′) y Álvaro Murillo (35′ y 67′), para Costa Rica.

Antillas Holandesas 1 – Costa Rica 2. 4 de agosto de 1957, en Willemstad (Antillas Holandesas). Goles: Sambo (15′), para Antillas Holandesas. Mario Catato Cordero (50′) y Jorge Hernán Cuty Monge (73′), para Costa Rica.

Posiciones del grupo 1:
1-Costa Rica, con ocho puntos en cuatro juegos (cuatro victorias, 15 goles a favor y cuatro en contra; gol positivo de +11).
2-Antillas Holandesas, con dos puntos en cuatro partidos (un triunfo y dos derrotas; cuatro goles a favor y siete en contra; gol negativo de -3).
3-Guatemala, con cero puntos en cuatro presentaciones (tres derrotas, cuatro goles a favor y 12 en contra; gol negativo de -8).

La Selección de Costa Rica que derrotó 2-1 a Antillas Holandesas, al visitar la ciudad caribeña de Willemstad. Arriba (de izquierda a derecha): Mario “Flaco” Pérez, Mario Murillo, Édgar Quesada, Marvin Rodríguez, Alex Sánchez y Mario “Catato” Cordero. Abajo: Rodolfo Herrera, Danilo Montero, Jorge Hernán “Cuty” Monge, Álvaro Murillo y Rubén “Rata” Jiménez (foto archivo de Rodrigo Calvo).

SERIE FINAL

México 2 – Costa Rica 0. 20 de octubre de 1957, en Ciudad de México (México). Goles: Jaime Belmonte (77′) y Ligorio López (85′), para México.

Costa Rica 1 – México 1. 27 de octubre de 1957, en San José (Costa Rica). Goles: Ligorio López (27′), para México. Juan Soto (32′), para Costa Rica.

Clasificado de la región al Mundial de Suecia 1958: México, que en la copa en suelo europeo ocupó el último lugar, el Nº 16, con solo un punto ganado de seis posibles, al registrar un empate y dos derrotas;un gol a favor y ocho en contra; gol negativo de -7.

Camino al Mundial de Suecia ’58, la Tricolor que igualó 1-1 contra México, el 27 de octubre de 1957 en el Estadio Nacional de La Sabana, San José. De izquierda a derecha: Mario “Flaco” Pérez, Mario Murillo, Rodolfo Herrera, Jorge Hernán “Cuty” Monge, Álvaro Murillo, Marvin Rodríguez, Édgar Quesada, Mario “Catato” Cordero, Juan Soto, Rubén “Rata” Jiménez y Alex Sánchez (foto archivo de Rodrigo Calvo).

FUENTES CONSULTADAS: Página digital del diario “La Nación” y archivo del sitio web “Buzón de Rodrigo”. Libros “Al grito de gool.. Vamos al Mundial: Suecia 1958 a Alemania 2006” –Guatemala–, de Marco Tulio Cobar Ramírez (2005); “Los Mundiales de Fútbol”, tomo 7, de la serie coleccionable de “La Nación” (2010); y “Crónica del Centenario”, de la Fedefútbol (2021). Fotografías: Diario “La Nación”, archivos de Marco Tulio Cobar, Randall Chacón y Rodrigo Calvo.

Artículo anteriorBarrio México y el accidente que enlutó al fútbol de Costa Rica
Artículo siguienteLa Liga logró hace 35 años el primer título de la Concacaf para Costa Rica
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).