El serbio Velibor "Bora" Milutinovic (izquierda) dirigió en el Mundial de Italia 1990 a los dos próximos técnicos mundialistas de la Selección de Costa Rica, Alexandre Borges Guimaraes (centro) y Óscar Ramírez (derecha), el primero en Corea del Sur-Japón 2002 y Alemania 2006, y el segundo en Rusia 2018 (fotos archivo de Rodrigo Calvo).

Estuvo sólo tres meses al mando de la Selección Nacional de Costa Rica, pero el legado que dejó el serbio Velibor Bora Milutinovic en los integrantes de aquel histórico plantel tricolor se extendió por más de tres décadas.

El trabajo profesional realizado por el técnico yugoslavo-serbio, de entonces 45 años (hoy tiene 75), dejó huella en la mayoría de los futbolistas que dirigió, tanto así que siguieron sus pasos en la dirección técnica.

De los 22 mundialistas de Italia 90, solamente ocho no siguieron ligados al fútbol como técnicos, asistentes o entrenadores de porteros. El resto hicieron carrera en banquillos nacionales y extranjeros, y hasta emularon el logro de Bora dirigiendo en una Copa del Mundo.

“Es innegable el legado de ‘Bora’ hacia ese grupo de jugadores, tanto así que han pasado generaciones después del 90, jugadores que han querido entrar en la carrera de entrenadores, y los que hemos tenido mayor éxito hemos sido los de esa generación del 90”, afirmó Alexandre Borges Guimaraes, volante en aquel equipo, en una entrevista concedida a este medio en el 2017.

Comenzamos el recuento con los cuatro exmundialistas que han cosechado más renombre como técnicos e, incluso, llegaron a ocupar el puesto de Bora en la Tricolor: Alexandre Borges Guimaraes, Hernán Medford, Óscar Macho Ramírez y Rónald González.

Velibor “Bora” Milutinovic (izquierda) y Alexandre Borges Guimaraes se despiden sonrientes en la zona mixta del estadio de Gwangjú, en Corea del Sur. El destino enfrentó al alumno y el maestro en el juego mundialista del 2002 en el cual Costa Rica derrotó 2-0 a China (foto Rodrigo Calvo).

Alexandre Borges Guimaraes

Alexandre Borge Guimaraes, de 60 años, brasileño de nacimiento y naturalizado costarricense en 1984, fue el primero en seguir los pasos de técnico de origen serbio. Se retiró como futbolista en 1993 y un año después ya estaba dirigiendo a Belén FC en la máxima categoría. Continuó por las banquillos del Herediano, Saprissa y Comunicaciones de Guatemala, hasta llegar a la Tricolor como asistente técnico y, posteriormente, director técnico durante la hexagonal eliminatoria a Corea del Sur y Japón 2002.

Ganar el boleto mundialista le permitió continuar al mando de la Selección para el certamen en Asia, donde enfrentaría al mismo Bora apenas en el primer juego de la fase de grupos ante China (victoria tica 2-0).

Después del Mundial, Guima dirigió a clubes de México y Costa Rica, y volvería a asumir la Tricolor para la eliminatoria y la fase final de Alemania 2006. Desde entonces, ha dirigido a la Selección de Panamá y equipos de Emiratos Árabes Unidos, China, India y Colombia.

En dos de esos países, Alexandre alzó trofeos de campeón en el banquillo. Primero, en el otro extremo del mundo, ganó el título de la Copa de Clubes Campeones del Golfo Pérsico, en el 2009, cuando dirigió al Al Wasl Sport Club, de los Emiratos Árabes Unidos, en la final disputada ante el Catar S. S., de Catar. Y en Colombia se adjudicó el Torneo de Finalización del 2019, en el fútbol profesional cafetero de la Primera División.

Hernán Medford

Hernán Evaristo Medford Bryan, por su parte, jugó en Yugoslavia, Austria, España, Italia, México y Costa Rica, antes de retirarse en el 2003. Incluso regresó a un Mundial en el 2002 y enfrentó ahí a la China de Bora Milutinovic.

Tras su retiro, El Pelícano Medford fue director técnico del Deportivo Saprissa, donde obtuvo múltiples títulos, incluido dos campeonatos nacionales (2004 y 2006), un cetro de la Copa UNCAF (2003) y la Copa de Campeones de la Concacaf del 2005, así como el tercer lugar en el Mundial de Clubes de FIFA en Japón 2005. Su labor en el banquillo morado –con Óscar Ramírez como asistente– le valió ser nombrado técnico de la Selección de Costa Rica del 2007 al 2008, tiempo en el que ganó la Copa de Naciones de la UNCAF, participó en la Copa de Oro de la Concacaf y superó la primera fase de la eliminatoria mundialista a Sudáfrica 2010.

Después dirigió a equipos de Costa Rica, México, Guatemala y Honduras, incluida la Selección catracha en el 2014. El éxito también le llegó en la liga chapina con el Xelajú Mario Camposeco, con el que campeonizó en el Torneo de Clausura 2012; y un año más tarde en el fútbol catracho con el Real Club Deportivo España, con el que se adjudicó el título del Torneo de Apertura 2013. Hoy, a sus 52 años, es el timonel del Club Sport Cartaginés.

Algunos de los pasajes de la exitosa carrera de Hernán Medford como director técnico en varios clubes y combinados de Centroamérica; aparece en las imágenes de arriba con el Saprissa y en las de abajo con la Selección de Costa Rica, el Real España hondureño y el Herediano (fotos de archivo de Rodrigo Calvo).

Óscar Ramírez

Óscar Antonio Machillo Ramírez Hernández es otro de los “alumnos” que siguió los pasos mundialistas de Bora. Se retiró como futbolista en el 2000 y un año después se estrenó en los banquillos como asistente de Mauricio Montero en el equipo de Juegos Nacionales de Belén.

Del 2003 al 2008 acompañó a Medford como asistente técnico en el Saprissa y la Selección Costa Rica, y en el 2009 asumió al riendas del Santos de Guápiles, con quien logró el ascenso a la Primera División.

Un año más tarde comenzó un exitoso paso por el banquillo de la Liga Deportiva Alajuelense, donde logró cinco títulos nacionales en los torneos del Invierno 2010, 2011, 2012 y 2013, así como el Verano 2011. Lo anterior le permitió llegar de nuevo a la Tricolor, primero como asistente y después, como técnico durante las eliminatorias y la fase final del Mundial Rusia 2018, pero no logró superar la primera fase de grupos y alcanzó la casilla 28 entre 32 países, compartida con Islandia y Australia.

Hoy, a los 55 años, Óscar Ramírez está temporalmente alejado de los banquillos y radica en su finca en Hojancha, Guanacaste, donde se dedica a la agricultura, principalmente al cultivo de naranjas, limones y sandías.

Oscar Ramírez acumula dos Mundiales mayores de la FIFA, uno como jugador hace 30 años en Italia 1990 y otro como técnico en Rusia 2018 (fotomontaje de Mario Calvo Castro).

Rónald González

Rónald Alfonso González Brenes fue el mundialista más joven de Costa Rica en Italia 1990. Tenía entonces 19 años y después del Mundial jugó en Yugoslavia, Austria, México, Guatemala y Costa Rica. Entre el 2003 y el 2005, antes de su retiro, ganó con el Saprissa la Copa UNCAF, la Copa de Campeones de la Concacaf y participó en el Mundial de Clubes de la FIFA en Japón, donde en este torneo ocuparon la tercer casilla del orbe.

Comenzó su carrera como director técnico en el 2007, al mando de la Selección Sub-20 que participó en el Mundial Egipto 2009 y alcanzó la semifinales y el cuarto puesto del torneo, la posición más alta alcanzada por una Selección tica en una cita mundialista de la FIFA. Dos años después, clasificó con una nueva generación de futbolistas al Mundial Sub-20 realizado en Colombia, a los que guió a la segunda ronda del certamen.

Entre el 2010 y el 2011 dirigió de forma interina a la Selección Mayor de Costa Rica y a la Selección Preolímpica. A partir de ahí, estuvo al mando de equipos en Guatemala y Costa Rica, donde vivió las situaciones extremas de ganar títulos nacionales con Comunicaciones (Apertura 2012) y Saprissa (Torneo de Copa 2013 y Torneo de Verano 2014), y descender a la Segunda División con el Uruguay de Coronado (Torneo de Verano 2016).

Regresó a la Tricolor en el 2018, otra vez de forma interina y, en octubre del 2019, con 49 años de edad, fue nombrado oficialmente como técnico de la Selección tica, de cara a la Liga de Naciones de Concacaf y las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial de Catar 2022.

Ronald González en el banquillo de la Selección Juvenil Sub-20 de Costa Rica durante la cita de Egipto 2009, cuando guió al país a su mejor posición en un Mundial de la FIFA: el cuarto lugar entre 24 seleccionados menores de 20 años del planeta-fútbol (foto FIFA.com).

Larga camada de técnicos

Aunque no hayan alcanzado el renombre internacional de Borges Guimaraes, Medford, Ramírez y González, de la lista de mundialistas de Italia 90 salió al menos una decena de técnicos más.

Comencemos por el capitán Róger Flores. A su regreso del Mundial, continuó en el fútbol nacional hasta su retiro en 1996, a los 39 años.

Pronto comenzó su carrera en los banquillos de varios equipos en la Primera y Segunda División de Costa Rica, como Goicoechea (con quien logró el ascenso a la máxima categoría), Sagrada Familia, Santa Bárbara, Barrio México, Herediano y Liberia. También dirigió a la Selección Sub-17 de Costa Rica durante el Premundial de Concacaf de 1999.

Entre el 2018 y el 2019, Il capitano Flores integró la Comisión Técnica de Selecciones Nacionales, de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), y es constantemente abordado como comentaritsta deportivo de varios medios de comunicación; hasta febrero pasado integró el panel de analistas en un programa deportivo de Radio Nacional, del Sinart.

Su compañero en la zaga durante Italia 90, Mauricio Montero, se retiró en 1998 y no tardó en estrenarse en el banquillo. Fue técnico del equipo de Juegos Nacionales de Belén, las Ligas Menores y la Segunda División de Alajuelense, la Primera División de Carmelita y Grecia, y en varias ocasiones se ha desempeñado como asistente técnico de los manudos.

Como director técnico, Vladimir Quesada llevó al título número 34 al Deportivo Saprissa en el Torneo de Clausura 2018 (foto Prensa del Saprissa/Photo Media Express).

El defensor Vladimir Quesada fue otro de los que siguió vinculado al fútbol tico tras Italia 90. Continuó como jugador del Deportivo Saprissa hasta su retiro, en julio del 2000.

Dos años más tarde, Quesada debutó como entrenador interino del equipo morado. Después dirigió a Fusión Tibás y Saprissa de Corazón en la Liga de Ascenso, y al Santos de Guápiles y al Saprissa en la máxima categoría. Con los tibaseños ganó el Torneo de Clausura 2018. Actualmente, a sus 54 años, es el técnico de la Selección Sub-20 de Costa Rica.

Por su parte, el volante German Chavarría se retiró en 1995 y pronto se incorporaría como técnico de las ligas menores del Club Sport Herediano. También fue entrenador de San Lorenzo, en la Segunda División, y en varias ocasiones ha trabajado como asistente técnico en la Primera División florense.

Con 21 años en 1990, Roy Myers fue uno de los mundialistas que todavía tenía carrera por delante. Jugó en Uruguay, Costa Rica, Colombia, México y Estados Unidos, antes de retirarse en el 2004.

Desde entonces ha sido técnico de ligas menores del Deportivo Saprissa, comentarista de fútbol en el programa Deporte Más, en Teletica Canal 7, y en el 2009 asumió el primer equipo morado, al que llevó al título del Torneo de Verano del 2010.

Roy Anthony Myers (centro) festeja su título como técnico del Deportivo Saprissa, al ganar el Torneo de Verano 2010, y lo hace con sus jugadores Víctor Cordero, Jervis Drummond y Wálter Centeno (foto archivo de Rodrigo Calvo).

El también volante Róger Policía Gómez tuvo un paso efímero por los banquillos. Después de Italia 90, continuó en el fútbol costarricense hasta retirarse en el 2000, con el Municipal Osa, el equipo de su tierra natal.

En el 2003 asumió las riendas del equipo sureño, y continuó dirigiéndolo varios torneos en la Segunda División. También dirigió al Club Atlético Veragüense, de Panamá.

Otro de los que tuvo un paso fugaz por los banquillos, fue el volante Juan Arnoldo Cayasso Reid, anotador del histórico gol ante Escocia. El Nene dirigió a El Roble en la Segunda División y, en el 2005, tomó las riendas de la Asociación Deportiva Limonense, también en la Liga de Ascenso, donde trabajó de forma gratuita debido a la endeudada situación del club. Más tarde se convirtió en director deportivo y administrador en Limonense y en miembro del Comité de Deportes del cantón central de Limón.

Por último, el delantero florense Claudio Miguel Jara siguió en el fútbol tico tras el Mundial de Italia 90 y tuvo un paso fugaz por el fútbol de Colombia y El Salvador, hasta su retiro en 1996.

En este tiempo, ha sido director técnico de equipos de Segunda División, como Sagrada Familia y Jacó Rays, y en Primera División con el Herediano, al que llevó incluso a la final del Torneo de Invierno 2012, en la que obtuvo el subtítulo para el Team tras caer en penales con Alajuelense.

Luis Gabelo Conejo (izquierda) es el preparador de porteros de las Selecciones Nacionales de la Fedefútbol y Keylor Navas es uno de los que ha pasado por sus enseñanzas, tanto en equipos menores como en la Mayor (foto de Tico Deporte.com).

Preparadores de porteros

Después de su exitoso Mundial de Italia 90, donde fue considerado entre los mejores guardametas de aquella copa por sus grandes actuaciones en los tres juegos de la primera fase, Luis Gabelo Conejo Jiménez jugó para el Albacete Balompié de España, regresó al país y jugó una temporada con Herediano, hasta retirarse en forma definitva en 1997.

Para el Mundial 90 trabajó con el preparador de arqueros del AS Roma italiano, Roberto Negrisolo, experiencia que lo llevó a decidir llevar esa figura profesional al fútbol costarricense. En el último semestre de 1997 fue el entrenador de porteros de la Selección de Costa Rica, en el fallido proceso al Mundial de Francia 1998, pero a partir del 2000 empezó a laborar en ese puesto de manera permanente en distintas Selecciones Nacionales, de la Fedefútbol.

Otro de los mundialistas del 90 que siguió los pasos de Bora Milutinovic, para pertenecer a cuerpos técnicos de fútbol, fue Miguel Segura Vargas, conocido como Manguera y el tercer guardameta en el verano italiano, luego de la renuncia del rojinegro Alejandro González.

Después de retirarse como jugador en el 2000, Segura laboró en ligas menores y luego como entrenador de porteros de selecciones menores de la Fedefútbol, el Cartaginés, Uruguay de Coronado y Belén FC, entre otros. Actualmente, a sus 56 años, es el preparador de porteros del Club Sport Herediano desde hace varias temporadas.

Camino aparte

De los 22 futbolistas que integraron el plantel tico en la Copa de Italia 90, solamente nueve no han tenido experiencia en los banquillos, como director técnico o asistentes en equipos de Primera y Segunda División.

Se trata del portero Hermidio Barrantes, los defensas Ronald Marín, Héctor Marchena, José Carlos Chaves Innecken y Geovanni Jara, los volantes Marvin Obando y Miguel Davis, y el delantero José Jaikel.

Tampoco han estado del todo desligados del fútbol durante estos 30 años, después del debut mundialista de la Tricolor. José Carlos Chaves, por ejemplo, fue brevemente asistente en Alajuelense, gerente deportivo del Herediano y director de liga menor en el equipo rojinegro.

Miguel Segura (derecha), mundialista en 1990, es el preparador de porteros del Herediano. Aquí sigue las acciones de un juego en el banco de suplentes del estadio Eladio Rosabal, junto a José Guillermo Ortiz, Daniel Cambronero y Yendrick Ruiz (foto diario “La Teja”).

Fuentes consultadas: Sitio web del diario “La Nación”, archivo de la página “Buzón de Rodrigo”, sitio web de AMPrensa, oficinas de prensa del Deportivo Saprissa y Liga Deportiva Alajuelense. Fotos: sitio FIFA.com, diario “La Teja”, sitio “Tico Deporte.com”, Prensa del Saprissa, Photo Media Express y archivo de Rodrigo Calvo.

Artículo anterior“Fello” Meza, un maestro del fútbol en el Cono Sur
Artículo siguienteAlejandro Morera: El mago del siglo XX
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).