Real Madrid
El Real Madrid en Costa Rica, hace 59 años, el 15 de agosto de 1961, antes de medirse al Deportivo Saprissa en el viejo Estadio Nacional de San José. Los merengues triufaron aquí por 4-2 en un espectáculo inolvidable. De izquierda a derecha: Puskas, Domínguez, Pachín, Canario, Del Sol, Casado, Isidro, Santamaría, Di Stéfano, Vidal y Gento (foto archivo de José Antonio Pastor).

Hace 59 años, un 15 de agosto de 1961, el deporte de Costa Rica recibió la visita del exitoso Real Madrid de España, para disputar el choque amistoso más esperado de aquella temporada frente al Deportivo Saprissa.

El inolvidable suceso captó la atención de la afición, por la presencia del club más famoso del siglo pasado, que venía de coronarse ganador de la Copa de Europa por quinta vez seguida, de 1956 a 1960, y de la primera Copa Intercontinental en 1960.

Esa etapa de predominio mundial era dirigida por el español Miguel Muñoz, quien lo entrenó por 13 años y seis meses, de 1959 a 1974.

Los merengues trajeron a todos sus ídolos: el argentino Alfredo Di Stéfano, el húngaro Ferenc Puskas, el uruguayo José Emilio Santamaría y el español Francisco Paco Gento.

“La gente estaba muy ilusionada por ver a un equipo del prestigio del Real Madrid, por lo que el Estadio Nacional lució casi lleno. El duelo nos ilusionó, nos inspiró, llenó y nos motivó al jugarlo. Vino gente de todas partes de Centroamérica, México y Estados Unidos”, recordó en marzo del 2011 el guardameta morado en ese encuentro amistoso, Mario Flaco Pérez.

Las gestiones para contratar al conjunto blanco fueron de Orión FC, desde que las inició el 25 de abril de 1961. La idea inicial era medirse al equipo josefino y luego al Herediano, pero luego los dos desistieron.

Real Madrid entra al Estadio Nacional
El Real Madrid, con su constelación de estrellas mundiales como Alfredo Di Stéfano (centro) y cinco veces seguido campeón de Europa, ingresa al terreno de juego el 15 de agosto de 1961, para enfrentar al Saprissa en el abarrotado Estadio Nacional (foto archivo de José Antonio Pastor).
Deportivo Saprissa
Los jugadores del Deportivo Saprissa, encabezados por el portero Mario “Flaco” Pérez y Marvin Rodríguez, al momento de entrar a la cancha para medirse al poderoso Real Madrid (foto archivo de José Antonio Pastor).

El Saprissa no se lo pensó dos veces y se embarcó en el proyecto. El costo de la empresa, $30.000, fue la suma más alta pagada hasta entonces en un partido internacional, y arrojó pérdidas a los organizadores.

Un poco de todo. La delegación del Madrid se hospedó esa vez en el Hotel Costa Rica, tras triunfar en los amistosos en Chile y Ecuador.

Al llegar a San José, Di Stéfano revivió, en el periódico La Nación, su paso por Colombia y la admiración que tuvo por jugadores ticos, cuando los enfrentó en ese país. Citó a Jorge Cholo Rodríguez, Mario Murillo, Carlos Chale Silva y Carlos Alvarado.

En el viejo Estadio Nacional, el partido no dejó ganancias a la organización, que falló al promocionar, con anticipación, que ya no habían boletos –cuyos precios eran altos–, de acuerdo al relato del exdirigente saprissista ya fallecido Enrique Weisleder.

“El Real Madrid nos trajo diversos regalos como relojes para los jugadores y dirigentes”, revivió Weisleder a La Nación hace nueve años, en el 2011.

El delantero morado Jorge Cuty Monge no actuó, porque estaba castigado. La S se reforzó, entre otros, con Juan Ulloa, goleador de Alajuelense, y Édgar Quesada y Álvaro Grant McDonald, volante y lateral izquierdo del Herediano, respectivamente

Como preámbulo, hubo una exhibición de motovelocidad en la pista de lastre del estadio y un juego de futbol femenino como preliminar, en el Día de la Madre, que el Deportivo Femenino Costa Rica ganó 3-1 al Sanyo, en un espectáculo que fue avalado por la Fedefutbol, entre 55 solicitudes enviadas.

El partido arrancó a las 10:30 a. m. y pronto Juan Ulloa, el refuerzo manudo, sorprendió bastante salido al arquero visitante, Rogelio Domínguez, con el primer gol local.

El Madrid respondió con los tantos seguidos de Del Sol, Canario y Di Stéfano, pero Marvin Rodríguez descontó 2-3 para finalizar el primer tiempo, luego de que Rubén Rata Jiménez se le escapara a Isidro y sirviera al volante ante la salida Domínguez, para que Marvin solo tuviera que empujar el balón a la red.

El 2-4 definitivo lo marcó Di Stéfano, en un juego apenas bueno. “No fue un partido emocionante. El Real Madrid demostró ser un equipo superior y no tuvo rival”, estimó en el 2011 el ya fallecido periodista Javier Rojas González. Y es que fue un equipazo en los años 50 y 60 del siglo pasado, tanto en España como en Europa, que ganó 12 ligas, seis Copas de Europa (se añade la de 1966), una Copa Intercontinental y una Copa del Rey.

La figura más destacada del encuentro fue el volante local Miguel Cortés. “Fuimos a ver a Di Stéfano y vimos a Miguelito Cortés”, según afirmó La Nación. “Por el sector del Saprissa aparecía el volante Miguelito Cortés como el jugador de más colorido y eficiencia. Se le veía con Di Stéfano sin quedarse en la zaga, era eludido, pero también eludía al rival, servía balones y apoyaba de gran manera. Nos resultaba Miguelito el pequeño gigante de nuestro fútbol”, describió su cronista deportivo.

Ese día fue el adiós formal del futbol del alero derecho Rodolfo Herrera, quien entró en la segunda parte en sustitución de ariete Luis Wicho Vásquez.

Tras su permanencia por Chile, Ecuador y Costa Rica, el Real Madrid prosiguió su gira triunfal por Guatemala, Los Ángeles (Estados Unidos) y Vancouver (Canadá). Pero no llegó a perder. Sin duda, la presentación del Real Madrid en el país frente al equipo saprissista en el Estadio Nacional, resultó un espectáculo inolvidable para los aficionados que lo presenciaron hace 59 años, aquel 15 de agosto de 1961.

Partido del recuerdo

Deportivo Saprissa 2 – Real Madrid 4

Fecha y hora: Martes 15 de agosto de 1961; 10:30 a. m.
Sede: Estadio Nacional, de La Sabana, San José.
Motivo: Partido amistoso de carácter internacional, como parte de la gira por América del Real Madrid de España, cinco veces seguida monarca de la Copa de Europa entre 1956 y 1960.

Alineaciones:
Deportivo Saprissa:
Mario Flaco Pérez; Giovanni Rodríguez, Mario Catato Cordero, Ronald Mata y Arnulfo Coyolito Montoya (Álvaro Grant McDonald); Miguel Cortés y Guillermo Memo Hernández (Édgar Quesada); Carlos Vivó Gobán, Marvin Rodríguez, Juan Ulloa y Rubén Jiménez (Luis Wicho Vásquez) (Rodolfo Herrera). Director técnico: Jorge Thomas (brasileño).
Real Madrid (España): Rogelio Domínguez; Isidro (Felo), José Emilio Santamaría, Casado (Miera), Vidal (Ruiz I), Pachín, Canario, Del Sol, Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskas (Ruiz II) y Francisco Paco Gento. Director técnico: Miguel Muñoz (español).

Árbitros: Juan José Corado (Guatemala), central; Alvar Macís y Juan Soto París (Costa Rica), guardalíneas.
Goles: Juan Ulloa (3’) y Marvin Rodríguez (45’), para el Saprissa; Del Sol (6’), Canario (17’) y Alfredo Di Stéfano (35’ y 59’), para el Real Madrid.

El Real Madrid que se midió al Saprissa, el 15 de agosto de 1961. Arriba: Rogelio Domínguez, Isidro, José Emilio Santamaría, la madrina del club español ese día, Casado, Vidal y Pachín. Abajo: Canario, Del Sol, Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskas y Francisco “Paco” Gento (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Los futbolistas del Saprissa que se midieron al Real Madrid. De izquierda a derecha: Mario “Flaco” Pérez, Mario “Catato” Cordero, Guillermo “Memo” Hernández, Carlos Vivó, Giovanny Rodríguez, Arnulfo Montoya, Ronald Mata, Juan Ulloa, Rubén Jiménez, Marvin Rodríguez y Miguel Cortés (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Canario (centro), del Real Madrid, se alista para soltar el remate ante Guillermo “Memo” Hernández, en uno de los pasajes del choque inolvidable en el Estadio Nacional. A la derecha, el famoso puntero izquierdo español Francisco “Paco” Gento (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Momento emocionante en el duelo del 15 de agosto de 1961, cuando el portero morado Mario “Flaco” Pérez rechaza de puños ante el Real Madrid en el primer tiempo. Al fondo, la multitud que vio el histórico juego en el Estadio Nacional (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Canario (centro) anota el segundo gol del Real Madrid, al minuto 17, a pesar de la oposición de cinco defensores del Saprissa, incluido el guardameta Mario “Flaco” Pérez. El partido finalizó 4-2 a favor de los merengues (foto archivo de Rodrigo Calvo).
A los aficionados que asistieron al choque amistoso del Saprissa contra el Real Madrid, los organizadores les obsequiaron con la entrada una fotografía del pentacampeón de Europa. Un bonito recuerdo de hace 59 años (foto cortesía de Manrique Salas Zárate).

FUENTES CONSULTADAS: Libros “Historia del Deportivo Saprissa” (1988) y “El Libro Morado” (2010), de José Antonio Pastor; “Clubes Ticos por el Mundo”, tomo 3 de la colección de libros “Huellas del Fútbol Tico” (2009); diario “La Nación” (2011) y revista “Estadio Nacional: Historias de Sol y Sombra” (2011) y archivo del sitio digital “Buzón de Rodrigo”. YouTube: Diario “La Nación” (2011). Fotografías: Archivos de José Antonio Pastor, Rodrigo Calvo y Manrique Salas Zárate.

Artículo anteriorRónald González, medio siglo con el fútbol en las venas
Artículo siguienteDon Ricardo Saprissa, a tres décadas de su partida
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).