Seleccionado de Costa Rica que tuvo vigencia entre 1979 y 1980, en su fallido proceso al Mundial de España 1982. Este equipo venció 2-1 al Atlético Fénix de Uruguay, en un amistoso de 1979 en el Estadio Nacional. Arriba (de izquierda a derecha): Wílberth Barquero, Julio Morales, Enrique Díaz, Herberth Quesada, Claudio "Franco" Benavides, Fernando "Macho" Montero, Carlos Toppings, Juan Diego Ulate y Gladstone Edmond. Abajo: Johnny Alvarado, Javier "Zurdo" Jiménez, Ricardo Salazar, Marvin Obando, Tomás Eduardo Velásquez, Rafael Ángel Hidalgo y Enrique Rivers (foto archivo de Rodrigo Calvo).

En el atropellado proceso hacia la Copa de la FIFA “España 1982”, Costa Rica vivió un suplicio de eliminatoria mundialista hace 40 años, cuando la Fedefútbol erigió un monumento a la improvisación y no fue capaz siquiera de vencer a los adversarios en todos sus partidos en casa. Incluso propició que el seleccionado no se hiciera presente para cumplir un partido oficial de ese Premundial, que en 1980 debía jugar en la capital de El Salvador.

Tampoco tuvo un plantel capacitado ni contó con una dirección técnica acertada, para sobrepasar la barrera centroamericana y pifió en forma estrepitosa, en un nuevo intento por clasificar a la máxima fiesta universal.

Después de participar con poco suceso en el torneo de balompié de la Olimpiada de Moscú 80, cuando ocupó el último lugar entre 16 países con tres derrotas en fila, el seleccionado se dirigió a un nuevo compromiso, essta vez en el inicio de la ronda clasificatoria en Centroamérica. La cita sería contra Panamá en el antiguo estadio Revolución, el 10 de agosto de 1980.

Sin embargo, anímicamente el grupo no estaba en su mejor forma. El combinado local nos puso contra la pared desde la primera parte, con un gol de su atacante Daniel Montilla. Fue hasta la segunda parte que el ariete tico Omar Arroyo salvó a la Sele del rídiculo en el segundo lapso, con el 1-1.

Costa Rica alineó con: Julio Morales (portero); Carlos Toppings, Ricardo Sardina García, Dennis Marshall y Minor Alpízar (zagueros); Francisco Chico Hernández, Tomás Eduardo Velásquez y Róger Alvarez (medios); Jorge White, Omar Arroyo y Marvin Obando (atacantes). Luego ingresaron William Avila por Hernández (46′) y Herberth Quesada por Marshall (58′).

El resultado no satisfizo a los federativos, quienes, ante la presión de la prensa, desmantelaron el proceso del estratega español Antonio Moyano Reyna. Alajuelense fue de nuevo la base de la Tricolor, por su buena labor en el campeonato, al mando del entrenador checo Ivan Mraz.

Los porteros fueron Víctor Monge y Bernardino Chaves; los defensas Nelson Bastos, Freddy Méndez, William Jiménez, Julio Fuller, Víctor Castro, Manuel Quesada y Mario Squirt Barrantes; los medios Manuel Gerardo Puro Ureña, Rodolfo Mills, Carlos Alberto Beto Ugalde, Luis Neco Fernández, Marvin Alvarez y Alvaro Enrique Solano; y los artilleros Jorge White, Carlos Torres, Omar Morera, Carlos Camacho, Rafael Angel Hidalgo, Javier Zurdo Jiménez y Gerardo Solano.

Con mes y medio de prácticas, Costa Rica recibió a la Honduras de José de la Paz Herrera Chelato Uclés, que al minuto 79 ganaba 3 a 0. No fue suficiente la tardía reacción tica para el 2 a 3, con tantos de William Jiménez -penal- y Rodolfo Mills –de cabeza–.

Los siguientes resultados dibujaron a un equipo errático, entregado a su suerte y sin la fuerza para transformar la historia.

Costa Rica empató sin goles con Guatemala –Víctor Monge brilló ese día al detuven un penal al artillero chapín Oscar La Coneja Sánchez–, luego igualó también a un gol ante Honduras y otra vez 0-0, pero con El Salvador. Apenas venció a Panamá (2-0), pero fue humillado por Guatemala con una paliza como local (0-3), en un pasaje oscuro del proceso con altibajos que impulsó la Fedefútbol en aquella oportunidad.

El volante costarricense Róger Álvarez (centro) elude al panameño David Berroa (Nº 5) e ingresa en la cerrada defensiva canalera, en ruta a España 1982. Lo esperan Guillermo Blanford (Nº 6) y un expectante Omar Arroyo. Empate 1-1 en el estadio Revolución de Panamá (foto archivo de Rodrigo Calvo).

La pesadilla del duelo en El Salvador

Lo peor de Costa Rica en aquel Premundial 1982 se vivió con la visita a El Salvador. Los locales ganaron por 2 a 0, ante la no presentación de la Selección Costa Rica, que adujo que la situación política en ese país –por la guerra civil–, no ofrecía suficientes garantías de seguridad. Dicha decisión de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) fue duramente criticada por la prensa deportiva, la dirigencia y la opinión pública de aquel tiempo.

Hace cuatro décadas, a las 3 p. m. del domingo 26 de octubre de 1980, los salvadoreños se presentaron al estadio Cuscatlán, de la capital, San Salvador; el silbatero mexicano Domingo de la Mora, tras esperar 15 minutos, consignó la ausencia tica en una acta arbitral y declaró ganador al equipo local., en presencia de sus auxiliares y autoridades de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf).

Ante los periodistas locales, el entonces técnico cuscatleco, Mauricio Pipo Rodríguez –exjugador y mundialista de México 1970–, declaró que “la Selección de Costa Rica está mezclando política con deporte, lo que hace pensar es que no está preparada para enfrentar a la selección salvadoreña”.

Muy poca gente, casi 2.000 aproximadamente, llegó a ver este fallido encuentro eliminatorio y vieron luego un juego amistoso de un combinado local y la selección salvadoreña, que éste lo ganó con marcador de 4-2.

La Concacaf no se quedó callada y pidió a la FIFA que otorgara los dos puntos a los cuscatlecos y desafiliara de la entidad a Costa Rica, por no haberse presentado a este partido en El Salvador. El documento fue firmado por su presidente, el mexicano Joaquín Soria Terrazas, y su secretario general, el guatemalteco Carlos Carrera.

Esa vez, el jerarca de la Concacaf declaró que los argumentos presentados por la Fedefútbol no tienen validez, “porque es falso que en El Salvador no haya garantías”. Soria Terrazas precisó que en El Salvador se celebraron partidos por el Torneo de Campeones de la Concacaf y que dos semanas antes Panamá jugó allí, sin que se presentaran problemas que impidieran su normal actuación. “Hemos realizado investigaciones sobre la situación política de El Salvador y puedo asegurar que existe toda clase de garantías, para disputar las eliminatorias en ese país”, apuntó el dirigente mexicano.

Al conocer esta postura de la Concacaf, el entonces vicepresidente de la Fedefútbol, Roberto Chacón Murillo, respondió que la máxima entidad de la región se parcializó en contra en Costa Rica, sin tener atribuciones, pues el reglamento de la Copa Mundial determina que es la comisión organizadora de la FIFA la que resuelve estos diferendos.

Antes del frustrado viaje a El Salvador, Costa Rica se presentó hace 40 años con este equipo a Guatemala, donde igualó 0-0 ante el seleccionado local, el 12 de octubre de 1980 en el estadio Doroteo “Mateo” Flores. Arriba (de izquierda a derecha): William Jiménez, Rodolfo Mills, Carlos Alberto “Beto” Ugalde, Freddy Méndez y Mario “Squirt” Barrantes. Abajo: Jorge White, Luis “Neco” Fernández, Víctor Monge, Nelson Bastos, Carlos Torres y Carlos Camacho (foto archivo de Rodrigo Calvo).

“La Concacaf abusó de sus atribuciones, no quiso oír ni ver lo que pasaba en El Salvador. Cerró los ojos ante la violencia, por negocio o cálculo, o porque ya se han acostumbrado a la violencia. Dichosamente en Costa Rica no no hemos acostumbrado a ella y protegenernos la integridad física de nuestros atletas, todos ciudadanos costarricenses”, aseguró Chacón Murillo a la prensa nacional.

Días más tarde, el 30 de noviembre de ese año, en Roma (Italia), la FIFA ratificó la derrota de Costa Rica por 2-0, le cedió los dos puntos a El Salvador y ordenó a la Fedefútbol el pago de 30 pasajes aéreos (ida y vuelta) para la delegación salvadoreña, que viajó posteriormente a San José con un costo alrededor de los $80.000 para el juego de vuelta: un deslucido empate 0 a 0, celebrado el 10 de diciembre de 1980.

Por parte de El Salvador, la representación del caso ante la FIFA la llevaron los abogados y dirigentes José Ramón Flores y Félix Rodolfo Villatoro, quienes argumentaron que una delegación deportiva costarricense, el Club Sport Cartaginés, había estado en Salvador apenas un mes antes del partido oficial del 26 de octubre y había disputado su duelo amistoso en condiciones normales, según recordó Herbert Christian Roberto Ellerbrock, historiador del fútbol salvadoreño con 15 años de experiencia.

Dicho juego de preparación enfrentó a los brumosos ante la misma Selección de El Salvador, el 17 de setiembre de 1980 en el estadio Cuscatlán, Los ticos perdieron 4-2 con goles salvadoreños de Miguel González –hermano de Jorge Mágico González– en dos ocasiones, José María Mandingo Rivas (ya fallecido) y Norberto Pájarito Huezo; por el Cartaginés anotaron dos tantos fueron anotados por Carlos Macho Ovares.

El expresidente manudo, Roberto Chacón Murillo, defendió en 1980 a Costa Rica en el Congreso de la FIFA, en Roma, Italia (foto archivo de José A. Pastor).

Sin embargo, la Fedefútbol evitó pagar una multa de 5.000 francos suizos y una indemnización de $200.000 por la taquilla, que dejaron de percibir los salvadoreños, gracias a la intervención del delegado costarricense, el exjerarca manudo Roberto Chacón Murillo.

En su defensa, la Fedefútbol envió a la FIFA un legajo con pruebas que, a juicio de la entidad, sirvieron de base para no autorizar la presencia de la Tricolor en San Salvador. La documentación tica insistía en que no había suficientes garantías para actuar en un partido eliminatorio en una nación convulsionada por la violencia política y incluía recortes de periódicos sobre hechos ocurridos en El Salvador y boletines publicados en San José por el Frente Revolucionario Democrático, en el que se da cuenta de los hechos que ocurrían en este tiempo en ese país.

El fallo fue considerado como un triunfo diplómatico y un consuelo en lo económico para la dirigencia costarricense, aunque no en lo deportivo, pues marcó la inevitable eliminación de la Tricolor del Mundial España 1982, al que accedieron finalmente Honduras y El Salvador.

Los catrachos alcanzaron dos empates en la primera ronda mundialista frente a la anfitriona España (1-1) e Irlanda del Norte (1-1), pero quedaron fuera en la fase de grupos al perder contra Yugoslavia (0-1). Por su lado, los cuscatlecos finalizaron en la última casilla del Mundial, al acumlar tres derrotas en fila: 10-1 con Hungría –la mayor goleada de la historia del Campeonato Mundial–, 1-0 ante Bélgica y 2-0 frente a Argentina.

Resumen del Premundial de la Concacaf a España 1982

  • Período eliminatorio de la Concacaf: Marzo de 1980 a noviembre de 1981.
  • Países participantes: 15. Canadá, Estados Unidos y México, por Norteamérica; Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá y El Salvador, por Centroamérica; Antillas Holandesas, Cuba, Granada, Guyana, Haití, Surinam y Trinidad y Tobago, por el Caribe.
  • Balance de Costa Rica: Ganó un juego, igualó cuatro y perdió tres (uno por no presentación en El Salvador), con seis goles a favor y 10 en contra.
  • Posiciones de la zona previa de Centroamérica: 1 y 2) Honduras y El Salvador, con 12 puntos; 3) Guatemala, con 9; 4) Costa Rica, con 6; y 5) Panamá, con 1.
  • Posiciones de la Hexagonal Final en Honduras: 1) Honduras, con 8 puntos; 2) El Salvador, con 6; 3) México, con 5; 4) Canadá, con 5; 5) Cuba, con 4; 6) Haití, con 2 unidades.
  • Clasificados directos al Mundial 1982: Honduras y El Salvador.
La Selección de El Salvador en 1980, cuando intervino en las eliminatorias de la Concacaf al Mundial de España 1982. Los cuscatlecos lograron un año después su boleto directo a la cita mundialista (foto archivo de Víctor Zelada para sitio “Buzón de Rodrigo”).

Resultados de Costa Rica en la ronda de Centroamérica hacia España 1982

  • Panamá 1-Costa Rica 1, el 10 de agosto de 1980 en Ciudad de Panamá. Goles: Daniel Montilla (37′), para Panamá; Omar Arroyo (73′), para Costa Rica.
  • Costa Rica 2-Honduras 3, el 1º de octubre de 1980 en San José. Goles: Fernando El Azulejo Bulnes (27′), Salvador Bernardez (39′) y Jimmy James Bailey (75′), para Honduras; William Jiménez (79′, de penal) y Rodolfo Mills (82′), para Costa Rica.
  • Guatemala 0-Costa Rica 0, el 12 de octubre de 1980 en Ciudad de Guatemala. No hubo goles. Incidencia: Víctor Monge, portero de Costa Rica, detuvo un penal al ariete chapín Óscar La Coneja Sánchez (76′).
  • El Salvador 2-Costa Rica 0, el 26 de octubre de 1980 en San Salvador. Incidencia: El Salvador ganó 2-0 por no presentación de Costa Rica, que adujo “fuerza mayor” y “no tener suficientes garantías de seguridad”, ante la guerra civil en ese país.
  • Costa Rica 2-Panamá 0, el 5 de noviembre de 1980, en San José. Goles: Luis Alberto Neco Fernández (14′) y William Jiménez (48′, de penal), para Costa Rica.
  • Honduras 1-Costa Rica 1, el 16 de noviembre de 1980 en Tegucigalpa. Goles: Omar Morera (34′), para Costa Rica; Moisés Velásquez (75′), para Honduras.
  • Costa Rica 0-Guatemala 3, el 26 de noviembre de 1980 en San José. Goles: Selvin Pennant (27′), Óscar La Coneja Sánchez (64′, de penal) y Julio Gómez (88′), para Guatemala. Incidencia: Ricardo Jerez (Guatemala) le detuvo un penal a William Jiménez (Costa Rica), al 50′.
  • Costa Rica 0-El Salvador 0, el 10 de diciembre de 1980 en San José. No hubo goles.
El arquero de Costa Rica, Bernardino Chaves (Nº 1), no puede detener el remate en barrida del lateral hondureño Fernando “Azulejo” Bulnes, en el primer gol catracho en el duelo eliminatorio de 1980 en San José. Costa Rica cayó 2-3 en casa ante Honduras, en el estadio Ricardo Saprissa, rumbo al Mundial de España 1982 (foto archivo de Rodrigo Calvo).

FUENTES CONSULTADAS: Informe técnico de la FIFA de la Copa Mundial 1982 en España; libro “Los Mundiales de Fútbol”, con el tomo 7 dedicado a La Sele (2010); y sitio web “Buzón de Rodrigo.com”. Fotografías: Archivo de Rodrigo Calvo.

Artículo anteriorTremenda bronca por penal polémico en Clásico de 1979
Artículo siguienteLa Libertad en la historia del deporte tico
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).