Ronald Gómez festeja hace 15 años con sus compañeros del Saprissa el gol más importante de su carrera ante los árabes del Al Ittihad, que le deparó a los morados una victoria de 3-2 y la obtención del tercer lugar en forma histórica durante el Mundial de Clubes del 2005 en Yokohama, Japón. Este es el mayor logro de un club tico en el balompié internacional (foto AFP).

Como monarca del Torneo de Campeones y Subcampeones de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf), el Deportivo Saprissa ganó el boleto para participar en el segundo Mundial de Clubes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), que tuvo lugar hace 15 años en sedes de Japón, en diciembre del 2005.

Allí, el conjunto morado –guiado por el director técnico y exjugador Hernán Evaristo Medford Bryan– alcanzó el mayor logro de su trayectoria deportivo, el tercer lugar de la cita mundialista, que a su vez ha sido la mejor posición obtenida por el balompié costarricense a nivel de clubes.

El recuerdo de esa hazaña viene a propósito de que se constituyó en el acontecimiento deportivo más significativo en la exitosa trayectoria del excapitán morado, Gabriel Badilla Segura, fallecido en el 2016 a los 32 años tras sufrir un paro cardíaco durante una carrera de atletismo, dentro de un histórico grupo que el conocido Gladiador compartió con sus compañeros de aventura en suelo japónés, junto a Ronald la Bala Gómez, Walter Paté Centeno, Álvaro Saborío, Randall Azofeifa, Reynaldo Parks, José Francisco Porras, Ronald González y Christian Bolaños, entre otros.

El sitio digital deportivo Buzón de Rodrigo revive la mayor hazaña de un club nacional en el ámbito mundial frente a la actuación de los clubes ticos en el 2020, primero Saprissa y San Carlos al fracasar en la Champions League de la Concacaf 2020, y luego de que el mismo Saprissa, Alajuelense y el ya eliminado Herediano, actuarana en la presente Liga de la Concacaf, dentro de los intentos por alcanzar cetros en los máximos torneos del más antiguo del organismo regional a nivel de clubes.

Este certamen universal de clubes de la FIFA reemplazó hace 15 años a la Copa Intercontinental, que hasta el 2004 disputaban los campeones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA).

Sus orígenes se remontan a 1960 gracias al impulso de Santiago Bernabéu, entonces presidente del Real Madrid, equipo que venía de ganar las primeras cinco Copas de Clubes Campeones de Europa y quería extender su hegemonía a todo el mundo del fútbol.

La Copa Intercontinental se celebraba a dos partidos, uno de ida y otro de vuelta, aunque en 1969 se tuvo que disputar un encuentro adicional, pues no se tenía en cuenta la diferencia de goles.

A partir de 1980, el certamen adoptó una dimensión mediática universal al transformarse en la Copa Toyota. Al cabo de los años, se hizo evidente que no se podía seguir atribuyendo el título simbólico de campeón mundial de clubes sobre la base de un solo partido entre el campeón de Europa y el de Suramérica.

El cambio que se venía exigiendo desde hacía tiempo y que tuvo una primera experiencia en el 2000 con el Mundial de Clubes disputado en Brasil (lo ganó el club local Corinthians), llevó a que a partir del 2005 se dispute el torneo con la participación de los campeones de cada una de las confederaciones.

El del 2005 en escenarios niponeses fue un torneo de eliminación directa, en el que cada equipo jugaba dos o tres partidos. Los monarcas de Asia (Al Ittihad de Arabia Saudita), Oceanía (Sydney FC de Australia), África (Al Ahly de Egipto) y la Concacaf (Saprissa de Costa Rica) disputaron los cuartos de final.

Los perdedores se enfrentaron por el quinto y sexto lugares, mientras que los ganadores se unieron a los campeones de Europa (Liverpool FC de Inglaterra) y Sudamérica (São Paulo FC de  Brasil), en la ronda de las semifinales.

Los perdedores se midieron para determinar el tercer y cuarto puestos, en tanto los ganadores se midieron por el título.

El 28 de noviembre, el estratega morado, Hernán Medford, dio a conocer la lista de 23 futbolistas del Saprissa que viajaron al Mundial de Clubes en Japón. La integraron tres arqueros, nueve defensas, siete volantes y cuatro delanteros. Se les unieron siete miembros del cuerpo técnico y seis delegados y funcionarios morados.

Sólo quedaron fuera de la delegación oficial del club tibaseño los jóvenes defensores Jody Stewart y Óscar Seravalli, así como los mediocampistas Wilson Muñoz y José Francisco Cocha Alfaro.

“Vamos a tratar de ganar el Mundial”, manifestó, entonces, un ambicioso Medford tras la última práctica en suelo costarricense. “Esto no es menospreciar a los rivales, sino tener confianza en lo que nosotros hacemos”, subrayó por esos días.

Saprissa en el Mundial de Clubes
Antes de intervenir en el Mundial de Clubes de Japón 2005, el club morado recibió la invitación formal al certamen y mostró a la prensa el trofeo oficial de la FIFA para la cita mundialista, en un acto en el estadio Saprissa. De izquierda a derecha: el directivo Mario Jiménez, el técnico Hernán Medford y los futbolistas Ronald González y Víctor Cordero (foto AFP).

El Saprissa fue el último club no mexicano que se adjudicó hace 15 años el título de la Concacaf, precisamente en mayo del 2005, luego de superar en la serie a los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con un marcador global de 3-2, luego de vencer 2-0 en casa, con tantos de Christian Bolaños y Gabriel Badilla, y caer 1-2 en México, con un gol valiosísimo de Ronald La Bala Gómez. Fue su tercera corona en el certamen regional, tras consagrarse en 1993 y 1995.

Los morados viajaron el 1º de diciembre del 2005 hacia Corea del Sur, donde desarrolló una pequeña gira y campamento de fogueo de preparación. El día 5 se enfrentó al Korean Railroad, con el que empató 1-1, y dos días después superaron al Suwon City por 2-0.

Posteriormente, Saprissa viajó el 8 de diciembre del 2005 a la ciudad japonesa de Nagoya, donde se concentró durante el Mundial de Clubes de la FIFA, convirtiéndose en el penúltimo de los seis equipos mundialistas en arribar a Japón. El último en hacerlo fue el Liverpool FC, de Inglaterra, que todavía debió cumplir un compromiso por la Liga Premier inglesa ante el Middlesbrough.

“Nosotros no somos un equipo que piensa buscar el segundo lugar. Queremos ser primeros y vamos con esa mentalidad”, reiteró Medford en la página digital de la FIFA apenas arribó a suelo japonés.

“Hay equipos con gran nombre como el Liverpool FC. Pero si todos los otros ganaron sus áreas es por algo. Los torneos regionales son muy difíciles”, enfatizó el estratega en aquella época.

Saprissa en el Mundial de Clubes
Unido al gran éxito en el Mundial de Clubes del 2005, cuando ocupó el tercer lugar en Japón, el Deportivo Saprissa recibió en el 2010 el premio del “Equipo del Siglo XX de la Concacaf”, según la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol. La distinción la recibieron Wálter Centeno, el directivo mexicano Efraín Flores y Víctor Cordero, el 11 de mayo del 2010 en Londres, Inglaterra (foto archivo de José Antonio Pastor).

El rival del Saprissa, el Sydney FC australiano, que estaba a cargo del exjugador alemán Pierre Littbarski, tampoco llegó con la intención de vestirse de comparsa. Ante los periodistas, el delantero trinitense Dwight Yorke, exmiembro del Manchester United inglés, prometió un gran torneo en Japón.

“Nos entregaremos en cuerpo y alma para ganar el partido ante Saprissa”, advirtió Yorke. “La victoria, obviamente, significará que luego tendremos que enfrentarnos al Liverpool FC. Así que nos plantearemos cada partido a su debido tiempo”, añadió el caribeño.

El Sydney FC partió, entonces, como el favorito sentimental de los aficionados japoneses, pues contaba en sus filas con la estrella local Kazuyoshi Kazu Miura, un veterano de 38 años muy popular en el país sede del Mundial de Clubes, ya que oficialmente fue el primer futbolista de esta tierra del Sol Naciente que se enroló en clubes de Europa, con el Génova italiano en 1994.

Todo estaba listo, entonces, para el inicio del Mundial de Clubes del 2005 en Japón. Un momento histórico vivía en esos tiempos la delegación del Deportivo Saprissa, que se convirtió en el primer y único equipo de Centroamérica que participó en el máximo torneo de clubes de la FIFA.

Los futbolistas del Deportivo Saprissa durante sus primeros días en Asia, antes de intervenir hace 15 años en el Mundial de Clubes de la FIFA en sedes de Japón. Su primera parada fue en Suwón, Corea del Sur, donde realizó dos encuentros amistosos; allí consiguió un empate y un triunfo ante equipos locales (foto archivo de José Antonio Pastor).

Recuerdos del Saprissa en el Mundial de Clubes 2005

DECLARACIONES DE CHRISTIAN BOLAÑOS EN “DEPORTIVAS COLUMBIA” (RADIO COLUMBIA).

DECLARACIONES DE RONALD GÓMEZ PARA SERIE “LEGIONARIOS” (DIARIO “LA NACIÓN”).

DECLARACIONES DE REYNALDO PARKS EN “DEPORTIVAS COLUMBIA” (RADIO COLUMBIA).

DECLARACIONES DE RÓNALD GONZÁLEZ EN ENTREVISTA PARA EL SITIO “BUZÓN DE RODRIGO”.

Los partidos del recuerdo en el Mundial de Clubes 2005

El autobus de lujo que la organización del Mundial de Clubes de la FIFA puso a disposición de la delegación del Deportivo Saprissa para todos sus desplazamiento en territorio japonés, en diciembre del 2005 (foto archivo de José Antonio Pastor).

1-0 al Sydney FC: Un rival accesible

El 12 de diciembre del 2005, el Deportivo Saprissa fue presentado en la alta sociedad del balompié universal. Millones de personas en todo el mundo observaron el debut de los costarricenses y australianos en el Campeonato Mundial de Clubes en Japón.

Aunque no fue un partido brillante, el Saprissa sacó provecho de una de las oportunidades que se le presentaron y venció merecidamente por 1-0 al Sidney FC con un vistoso gol del joven volante ofensivo Christian Bolaños, entonces de 21 años.

Ambos equipos comenzaron con gran ímpetu y velocidad. Tras una fase inicial muy combatida, se redujo el ritmo de juego, y el conjunto australiano tomó la batuta después de que el Saprissa se replegó a su mitad del campo.

Únicamente en los compases finales de la primera parte, comenzaron los costarricenses a desplegar un juego más activo, con algunas oportunidades de gol.

En el minuto 47, el volante de contención Rándall Azofeifa, quien tenía 20 años, lanzó un pase lejano para Bolaños; Christian bajó la pelota con el pecho entre dos defensas que procuraban cerrarle el camino, y con un toque fino venció la salida de Clint Bolton.

A partir de entonces, el conjunto australiano presionó a fondo para igualar el tanteador, pero el Saprissa frenó el juego mediante hábiles combinaciones y retención de balón. Una y otra vez, las intentonas australianas se estrellaron en la ordenada defensiva.

Los australianos, que atacaron con mucho corazón, dejaron desguarnecida su defensa en los minutos finales del choque, al ofrecer excelentes posibilidades de gol al equipo centroamericano, pero Álvaro Saborío no llegó en su día y dilapidó dos opciones claras para sentenciar el juego.

“Hoy Saprissa hizo historia”, comentó Medford, en la conferencia de prensa. “Ganamos un partido muy difícil y estamos dispuestos a irle a ganar al Liverpool. Fue un partido que nos costó mucho contra un equipo que jugó bien. Nos falló un poco la definición, pero termino muy contento con el valor que tiene esta victoria”.

Saprissa 1- Sydney FC 0

  • Resultado: Deportivo Saprissa 1-Sydney FC 0 (primer tiempo: 0-0).
  • Estadio: Toyota, de Toyota, en Nagoya, Japón.
  • Alineaciones:
    Deportivo Saprissa (Costa Rica): José Francisco Porras (capitán); Jervis Drummond, Rónald González, Víctor Cordero y Gabriel Badilla; Rándall Azofeifa, Wálter Paté Centeno (Reynaldo Parks, a los 89′), Try Bennett (José Luis Puppy López, a los 83′) y Christian Bolaños; Álvaro Saborío (Gerald Drummond, a los 93′) y Rónald La Bala Gómez. Director técnico: Hernán Medford (costarricense).

    Sydney FC (Australia): Clint Bolton; Andrew Packer (Mark Rudan, a los 61′), Mark Milligan, Ian Fyfe y Alvin Ceccoli; David Carney, Terry McFlynn (Gianpaolo Buonavoglia, a los 61′), Dwight Yorke (capitán) y Steve Corica (David Zdrilic, a los 83′); Kazuyoshi Kazu Miura y Sasho Petrovski. Director técnico: Pierre Littbarski (alemán).
  • Gol: 1-0 (47′): Christian Bolaños (Saprissa), asistido por Randall Azofeifa.
  • Árbitros: Toru Kamikawa (Japón), central; Yoshikazu Hiroshima (Japón) y Dae Young Kim (Corea del Sur), asistentes; Mohamed Guezzaz (Marruecos).
  • Amonestados: Terry McFlynn (3′) y Mark Milligan (71′), en Sydney FC; Rónald González (32′), Rónald Gómez (56′), Wálter Centeno (77′) y José Francisco Porras (92′), en Saprissa.
  • Expulsado: Alvin Ceccoli (Sydney FC) al minuto 81, por falta ante el guardameta morado, José Francisco Porras.
  • Asistencia: 28.538 aficionados.
  • Motivo: Juego por los cuartos de final del II Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”.

0-3 con Liverpool FC: El gigante de Europa

El Liverpool FC, de Inglaterra, arribó a Japón hace 15 años, en diciembre del 2005, tras haber conquistado en mayo anterior el quinto título europeo de su historia. El técnico español, Rafael Rafa Benítez, venía de igualar el récord del club británico de diez partidos sin derrotas al vencer días antes Middlesbrough por 2-0 en la Liga Premier inglesa y, además, su equipo llevaba más de 15 horas sin recibir un gol.

Todo un reto en las semifinales del Mundial de Clubes del 2005 para el Deportivo Saprissa, cuyo entrenador Hernán Medford sabía que había que aprovechar las ocasiones que se presenten, ya que no serán muchas ante un equipo de tanto oficio.

“Vamos a tomar precauciones, pero también vamos a atacar”, sostuvo frente a la prensa británica. “Tampoco voy a respetar demasiado a un equipo, el día de mañana si pasa algo negativo, que por lo menos la gente vea que fuimos a buscar el partido”.

“Sabemos que en estos torneos hay que concretar porque este tipo de equipos no te perdonan, esa es la diferencia de ese fútbol contra el de nosotros”, agregó. “Al final en la cancha va a ganar el mejor y yo no me atrevo a decir antes de jugar el partido cuál es, hay que esperar el partido. Por más Liverpool que sea, le he dicho a los muchachos que en este torneo no se piensen menos ni más que nadie”.

El Liverpool FC incluyó a jugadores de diez distintas nacionalidades, entre ellos a cinco de España, el país natal de su técnico Rafa Benítez. Le siguieron siete figuras de Inglaterra, dos de Francia, Irlanda y Malí, y una de Polonia, Finlandia, Noruega, Australia y Alemania.

El conjunto británico pagaba millones de dólares cada año, mientras que Saprissa mantenía sus salarios modestos. El que más ganaba en el equipo de San José recibía menos en una temporada que lo que el capitán del Liverpool FC, Steven Gerrard, percibe en una semana, pese a que los salarios en la liga costarricense son relativamente altos según los niveles centroamericanos, a excepción quizás de Guatemala.

Para el 15 de diciembre del 2005, la distancia entre uno y otro equipo fue abismal hace 15 años. Cuando corrían tan sólo tres minutos de juego, con un toque certero cerca del vertical izquierdo, Peter Crouch sorprendió mal parado al conjunto costarricense y marcó el 1-0.

Los Diablos Rojos dominaron el juego a voluntad con una línea de cuatro zagueros bien ordenada, dos contenciones laboriosos, un fútbol sencillo de pie a pie con toques rápidos de primera intención.

Era sólo cuestión de tiempo hasta que cayó el siguiente tanto. Steven Gerrard, con un remate espectacular, consiguió el mejor tanto de todo el certamen y amplió la cuenta a 2-0 antes del descanso.

Las únicas ocasiones del Saprissa llegaron en piernas de Try Bennett y Álvaro Saborío, pero ambos fallaron sus oportunidades. Los ingleses no sintieron ninguna presión y aflojaron el ritmo a la espera del medio tiempo.

En el complemento, Medford intentó que el equipo manejara más la pelota con la entrada de Alonso Solís, pero las cosas no cambiaron mucho. Mientras Gabriel Badilla se fajó atrás con el francés Djibril Cissé, Wálter Centeno se soltó para tratar de mover el ataque. No obstante, Ronald Gómez y Álvabo Saborío fueron fáciles presas de la zaga inglesa, en tanto a Christian Bolaños no le dejaron espacios.

En el minuto 54, un error de la defensiva saprissista facilitó un nuevo tanto del gigantón Peter Crouch. Jervis Drummond perdió un balón con Riise y Crouch le ganó el viaje a Víctor Cordero, para fusilar a José Francico Porras sin misericordia. El 3-0 definitivo.

El resto del partido fue de puro trámite. El entonces entrenador del Saprissa, Hernán Medford, no se guardó nada. “Estamos en pañales en Costa Rica. Saprissa está tratando de llegar a este nivel, pero sin el poder económico es muy difícil”, agregó el exjugador de los Mundiales de Italia 1990 y Corea del Sur y Japón 2002.

Para Medford, “el partido es un reflejo de que hay que corregir muchas cosas. Pero tampoco nos demos tanto por menos. No hay que hacer tragedia, Saprissa se paró muy bien”.

“La gran diferencia es que ellos llegan tres o cuatro veces y definen, mientras nosotros llegamos y no definimos. Ha sido el problema siempre del fútbol en Costa Rica”, concluyó entonces.

Saprissa 0-Liverpool FC 3

  • Resultado: Saprissa 0-Liverpool FC 3 (primer tiempo: 0-2).
  • Fecha: Jueves 15 de diciembre del 2016.
  • Estadio: Internacional de Yokohama, Japón.
  • Goles: 0-1 (2′): Peter Crouch (Liverpool FC). 0-2 (32′): Steven Guerrard (Liverpool FC). 0-3 (58′): Peter Crouch (Liverpool FC).
  • Árbitros: Carlos Chandia, central; Cristian Julio y Mario Vargas, asistentes; todos de Chile; Mohamed Guezzaz (Marruecos), cuarto árbitro.
  • Alineaciones:
    Deportivo Saprissa (Costa Rica): José Francisco Porras (capitán); Jervis Drummond, Rónald González, Víctor Cordero y Gabriel Badilla; Randall Azofeifa, Try Bennett (Alonso Solís, a los 46′), Wálter Paté Centeno y Christian Bolaños; Rónald La Bala Gómez (Gerald Drummond, a los 76′) y Álvaro Saborío (Allan Alemán, a los 83′). Director técnico: Hernán Medford  (costarricense).

    Liverpool FC (Inglaterra): José Manuel Pepe Reina; Josemi, Sami Hyypia (Luis García, a los 72′), Jamie Carragher y Djimi Traoré; Xabi Alonso (Dietmar Hamann, a los 79′), Momo Sissoko, Steven Gerrard (Florent Sinama Pongolle, a los 64′) y John Arne Riise; Peter Crouch y Djibril Cissé. Director técnico: Rafael Rafa Benítez (uruguayo).
  • Amonestado: Randall Azofeifa (29′), en el Saprissa.
  • Asistencia: 43.902 aficionados.
  • Motivo: Juego por las semifinales del II Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”.

3-2 con Al Ittihad: Un cierre perfecto

A pesar de la dura derrota, la posibilidad de luchar por el tercer lugar del certamen universal seduce al plantel del Deportivo Saprissa. El cuadro saudí de Al-Ittihad había metido en serios apuros al Sao Paulo de Brasil, con el que cayó 2-3 en las semifinales, por lo que no se podía minimizar su capacidad.

El triunfo, además del prestigio internacional, les permitiría a los morados mejorar en medio millón de dólares el premio de la FIFA por participar en el torneo mundialista en Japón. Saprissa ya tenía asegurados dos millones de dólares por el cuarto lugar en el Mundial.

Para Hernán Medford, la victoria tuvo una enorme importancia por un tema de prestigio. “Imagínese cómo se puede ver en la tabla final de posiciones que puedan aparecer Liverpool-Sao Paulo, o Sao Paulo-Liverpool, y después el Saprissa. Es algo que podemos lograr”, manifestó el estratega al periódico La Nación.

Aunque el Saprissa encaró el encuentro con un sistema de juego modificado y cuatro nuevos integrantes en la alineación inicial, el Al Ittihad fue quien dictó inicialmente el ritmo del encuentro el 18 de diciembre del 2005, mientras que los costarricenses buscaron oportunidades de contragolpe, produciendo una de ellas la sorprendente ventaja de 1-0 por intermedio de Álvaro Saborío, tras aprovechar en el minuto 13 un gran pase largo de Christian Bolaños.

El cuadro morado tuvo al menos cinco opciones claras de marcar en la primera parte, pero sólo aprovechó una. La precipitación se reflejó tanto en el ataque como en la parte baja. En una de esas acciones llegó el empate a un gol. Al Ittihad montó un ataque de tres toques que terminó en pies del delantero sierraleonés Mohammed Kallon. Porras logró detenerle un primer remate, pero con tan mala suerte de que el rebote le quedó a Kallon. El 1-1 parcial, en el minuto 28.

En el complemento, el Al Ittihad se adelantó en el marcador a los 53 minutos, cuando el atacante camerunés Joseph-Desiré Job transformó en gol un penal cometido por Rónald González, para ser justos, uno de los mejores jugadores saprissistas durante todo el torneo de la FIFA.

El Saprissa adelantó, entonces, líneas para ir por el empate, pero el campeón asiático respondió con contragolpes que obligaron a dos intervenciones salvadoras de José Francisco Porras, en momentos claves y culminantes de la disputa por el tercer y cuarto puesto del Mundial de Clubes.

El estratega morado, Hernán Medford, movió el banquillo e introdujo a Rónald Gómez y a Allan Alemán, quienes cambiaron el ritmo del encuentro. Fue así como a seis minutos del final, al 85′, el árbitro marroquí Mohamed Guezzaz sancionó un penal de Al Harbi contra Gómez. Ejecutó Álvaro Saborío con solvencia y emparejó las cifras 2-2.

Saprissa se fue con todo por la victoria. Y en el minuto 89, La Bala Gómez le hizo una gran asistencia a Saborío, quien fue derribado al borde del área. Todos en Costa Rica conocía del potencial de Gómez con su poderoso remate de zurda cuando remataba tiros libres, no así los árabes. El delantero se plantó frente al balón, tomó poco impulso y soltó un leñazo que entró en el ángulo superior derecho de la portería asiática. Un golazo, el 3-2 definitivo y un justo premio para el representante de la Concacaf.

De esta forma, los morados se unieron al corto pero selecto grupo de clubes de la Concacaf que obtuvieron el tercer puesto en el Mundial de Clubes de la FIFA. Antes del Saprissa lo consiguió el Club Necaxa de México, en la edición inaugural del 2000 en Brasil. Luego del 2005 lo consiguieron otros tres equipos aztecas, el Club Monterrey en dos ocasiones, en el 2012 y 2019, así como el Club Pachuca en el 2017.

Una inolvidable gesta del Saprissa para el fútbol centroamericano. Por otro lado, el título del Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005” quedaría en manos del São Paulo FC brasileño tras vencer por la mínima, 1-0, al Liverpool durante la gran final de Yokohama.

El diploma oficial de la FIFA, firmado por su presidente Joseph Blatter y su secretario general Urs Linsi, que hace 15 años acreditó al Deportivo Saprissa con el histórico tercer lugar en el Mundial de Clubes, que se celebró en sedes japonesas en diciembre del 2005. La máxima hazaña jamás lograda por un club tico y centroamericano (Facebook del Deportivo Saprissa).

Saprissa 3 – Al Ittihad 2

  • Resultado: Saprissa 3-Al Ittihad 2 (primer tiempo: 1-1).
  • Fecha: Domingo 18 de diciembre del 2005.
  • Estadio: Internacional de Yokohama, Japón.
  • Goles: 1-0 (13′): Álvaro Saborío (Saprissa), asistido por Christian Bolaños. 1-1 (28′): Mohammed Kallon (Al Ittihad). 1-2 (53′): Job (Al Ittihad), de penal. 2-2 (85′): Álvaro Saborío (Saprissa), de penal, tras falta sobre Ronald Gómez. 3-2 (89′): Ronald Gómez (Saprissa), de tiro libre, luego de la falta cometida a Álvaro Saborío.
  • Árbitros: Mohamed Guezzaz (Marruecos), central; Zogo Endeng (Camerún) y Vincent Texier (Francia), asistentes; Graham Poll (Inglaterra), cuarto árbitro.
  • Alineaciones:
    Deportivo Saprissa (Costa Rica): José Francisco Porras (capitán); Cristian Bolaños, Reynaldo Parks, Rónald González (Allan Alemán, a los 80′), Gabriel Badilla y Juan Bautista Esquivel; José Luis Puppy López, Wálter Paté Centeno y Jorge Alonso Solís (Rónald Gómez, a los 64′); Gerald Drummond (Víctor Cordero, a los 90′) y Álvaro Saborío. Director técnico: Hernán Medford (costarricense).

    Al Ittihad (Arabia Saudita): Mabrouk Zaid; Osama Al Harbi, Redha Tukar (Mesfr Al Kahtani, a los 69′), Hamad Al Montashari y Adnan Falatah; Saud Khariri, Tcheco, Manaf Abushgeer y Mohammed Noor (Hamzah Fallatah, a los 87′); Joseph-Desiré Job y Mohammed Kallon. Director técnico: Ánghel Iordanescu (rumano).
  • Amonestados: Osama Al Harbi (84′) y Saud Khariri (91′), en Al Ittihad; Rónald González (53′) y Gabriel Badilla (77′), en Saprissa.
  • Expulsado: Hamad Al Montashari (87′) por falta sobre Álvaro Saborío, previo al gol de tiro libre de Ronald Gómez.
  • Asistencia: 46.453 espectadores.
  • Motivo: Juego por el tercer lugar del II Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”.

Christian Bolaños, balón de bronce en el Mundial de Clubes 2005

Christian Bolaños, del Saprissa, obtuvo el bronce al tercer mejor jugador del Mundial de Clubes del 2005 (foto FIFA).

Si el tercer lugar era un justo premio para la labor del monarca de la Concacaf, el balón de bronce para Christian Bolaños se convirtió en un motivo más para celebrar una gesta del balompié de la región.

Al dar a conocer su decisión, el Grupo de Estudio Técnico de la FIFA expuso que Bolaños fue una de las grandes revelaciones del Mundial de Clubes.

“Luchador como pocos, gana terreno en el ataque tico por la derecha y la izquierda. Y si bien su faceta natural es la de servir en bandeja los goles a sus compañeros, en este torneo vivió la felicidad de firmar uno de los más importantes goles de la historia de su equipo: el gol de la victoria en los cuartos de final”, escribieron los analistas del organismo rector del fútbol mundial.

“Incansable y peleón, el futuro de este muchacho es más que prometedor”, agregaron los expertos.

El brasileño Rogerio Ceni, portero del São Paulo fue el ganador del Balón de Oro al mejor jugador del torneo. El trofeo de plata correspondió al inglés Steven Gerrard, del Liverpool FC.

“Uno lo sueña, pero no se lo imagina de esta manera”, reconocería el volante de apenas 21 años en el 2005. “Es un momento que nunca lo voy a olvidar. Estoy muy agradecido con el equipo”, resumió Bolaños a la prensa.

Christian Bolaños (derecha), volante del Saprissa, es saludado por el brasileño Rogerio Ceni (izquierda), capitán y portero del São Paulo FC, frente al inglés Steven Gerrard, capitán y mediocampista del Liverpool FC, el 18 de diciembre del 2005 en Yokohama, Japón. Ellos fueron los ganadores de los premios individuales del Mundial de Clubes de la FIFA: el sudamericano obtuvo el oro al primer lugar, el europeo la plata al segundo puesto y el costarricense el bronce al tercer lugar (foto Koji Sasahara, de AP).

¿Qué escribió la FIFA sobre el Saprissa en el Mundial de Clubes 2005?

En el plano propiamente técnico, los analistas del Grupo de Estudio Técnico del máximo ente del fútbol mundial –coordinado por el estratega alemán Holger Osieck, extécnico de Canadá y Australia, y asistente de la entonces Alemania Occidental– expusieron en su informe oficial lo siguiente sobre el trabajo táctico del Deportivo Saprissa, tercer puesto en el Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA “Japón 2005”. Esto escribieron sus expertos:

El equipo centroamericano planteó un sistema táctico general de 4-4-2 (cuatro defensas, cuatro volantes y dos atacantes), aparte de una excelente técnica individual, un notable dominio del balón bajo presión, un hábil juego de combinaciones, buen contragolpes y apertura del juego con servicios diagonales. Los cuatro defensores armonizaban perfectamente entre sí y se orientaban eficazmente en función de la posición de la pelota.

Randall Azofeifa (Nº 19) reforzaba la zona de contención desde la línea media defensiva. Cuando atacaba el rival, todos los jugadores costarricenses se replegaban a su propia mitad de campo, formando un hermético baluarte defensivo.

Tras el quite del balón, lanzaban largos balones en forma diagonal para superar a los rivales adelantados, buscando particularmente a Christian Bolaños (Nº 2) en el flanco izquierdo, el delantero de mayor peligrosidad con sus vertiginosas gambetas por las filas contrarias.

El volante saprissista Christian Bolaños muestra orgulloso el trofeo de bronce ganado el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón, al ser declarado por la FIFA como el tercer mejor futbolista del II Mundial de Clubes (foto archivo de José Antonio Pastor).

Álvaro Saborío (Nº 12) constituyó igualmente una fuente de constante inquietud con su potente juego físico en el centro de la delantera. Numerosos ataques pasaban por el rutinero Wálter Centeno (Nº 8). El juego del Deportivo Saprissa se basó en una combinación de pases controlados y largos balones a las puntas.

En este punto, se vio claramente que uno de los dos hombres concentraba sus esfuerzos en retener y recuperar la pelota, mientras que el otro creaba el enlace para los atacantes. En el Saprissa, Randall Azofeifa (Nº 19) estaba a cargo de la defensa y la contención, y Wálter Centeno (Nº 8) del armado de juego. Todo apuntaba a la creación de un sólido bloque defensivo.

Christian Bolaños (derecha) en el 2005, junto al inglés Steven Gerrard y el brasileño Rogerio Ceni (foto archivo de Rodrigo Calvo).

El conjunto centroamericano derrotó al Sydney FC en los cuartos de final, al desplegar buena técnica individual, pases seguros, excelente visión de juego frente a un rival impetuoso y disciplinado, (…) hábiles combinaciones y retención del balón, (…) mucho espíritu de combate y un gol de película a través de Bolaños. Al hallarse bajo presión, los costarricenses pudieron reducir el ritmo mediante constantes pases; en la fase final, podrían haber elevado el tanteador si hubiesen aprovechado las posibilidades de contragolpe que se presentaron.

En cambio, frente a los campeones de la Liga de Campeones de la UEFA, no encontraron su juego habitual. Gracias a un juego ofensivo, el Liverpool FC arrancó vertiginosamente y con una entrega total para marcar un gol tempranero que demostró sus intenciones de ganar el encuentro. Intercambios seguros de balón entre las posiciones, un juego veloz en las puntas y ataques eficientes y arrolladores por las bandas creó suficientes espacios para atacar y pusieron en apuros al Saprissa (…), que se encontraba a menudo muy distante de sus adversarios. 

Cuando el Deportivo Saprissa se hallaba bajo presión contraria, mantenían la calma y la visión, intentando hacer lento el juego y destruyendo el ímpetu del once adversario mediante hábil retención del balón. No obstante, no halló su juego frente a un Liverpool dinámico y de amplios cambios de frente (…). La aceleración del ritmo de juego, que resulta habitual en la primera liga inglesa, sembró el desconcierto entre los centroamericanos y abrió nuevos huecos en la defensa.

Una media cancha demasiado abierta y discordancias en la defensa costarricense fueron, en definitiva, el factor determinante para la clara derrota por 3 a 0 contra el conjunto inglés. El partido estuvo definitivamente decidido con las anotaciones de Peter Crouch (Nº 15) y Steven Gerrard (Nº 8) –autor quizás del más hermoso gol del torneo ante Saprissa–. Liverpool cambió a tres jugadores y el Saprissa tuvo algunos momentos muy prometedores en los compases finales del encuentro, aunque no logró modificar el tanteador.

Pese a todo, fue un enorme mérito lograr el tercer puesto final en la combatida victoria por 3 a 2 contra el Al Ittihad. Saprissa encaró este encuentro con un sistema de juego modificado y cuatro nuevos integrantes en la alineación inicial.

No obstante, el Al Ittihad fue el que dictó inicialmente el juego, mientras que los costarricenses buscaban oportunidades de contragolpe, produciendo una de ellas la sorprendente ventaja de 1-0 por intermedio de Saborío en el minuto 13.

Una rueda de prensa ofrecida por el Deportivo Saprissa durante el Mundial de Clubes en Japón, en diciembre del 2005. De izquierda a derecha: Un funcionario no identificado de la FIFA, el gerente Jorge Alarcón, el técnico Hernán Medford, los jugadores José Francisco Porras y Víctor Cordero (foto archivo de José Antonio Pastor).

El conjunto árabe siguió dominando el encuentro y se adelantó en el marcador con los goles de Mohammed Kallon (Nº 3) en el minuto 28 y un tiro de penal de Joseph-Desiré Job (Nº 10) en el 53′. Pecando de afán de superioridad, los sauditas comenzaron a cometer errores, al ofrecer situaciones favorables de gol al rival.

En esta última aparición, el Saprissa cambió el 4-4-2 de los dos primeros encuentros por el 3-5-2 en el cotejo por el tercer puesto, con un líbero y dos marcadores individuales. (…) En los últimos cinco minutos de juego, dio vuelta al marcador con un tiro de penal de Saborío a los 85 minutos y un extraordinario tiro libre de Rónald Gómez (Nº 11) a un minuto del silbato final, asegurándose así la medalla de bronce.

* Mejores jugadores del Saprissa:

-CHISTIAN BOLAÑOS (21 años en el 2005): “Posee técnica excelente, siendo más eficiente por la banda izquierda, con peligrosos regates y diagonales en profundidad. El delantero de mayor peligrosidad con sus vertiginosas gambetas por las filas contrarias” (Grupo de Estudio Técnico de la FIFA).

-ÁLVARO SABORÍO (23 años en el 2005): “Delantero atlético en punta, con gran rendimiento. Una fuente de constante inquietud con su potente juego físico en el centro de la delantera. Muy peligroso frente al arco. Un solista capaz de definir un partido” (Grupo de Estudio Técnico de la FIFA).

Portada del Reporte Técnico y Estadístico del Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA por la Copa Toyota “Japón 2005”. En las jugadas la final Liverpool FC-Sao Paulo FC y el tercer lugar Al Ittihad-Saprissa, con el zaguero tico Rónald González (foto archivo de Rodrigo Calvo).

CIFRAS DEL SAPRISSA EN EL MUNDIAL DE CLUBES “JAPÓN 2005”

  • Promedio de edad: 27 años, dos meses.
  • Promedio de estatura: 1,77 metros/centímetros.
  • Peso promedio: 72,7 kilos.
  • Goleadores del equipo morado: Álvaro Saborío, con dos tantos (uno de penal); Christian Bolaños, con un gol; y Ronald La Bala Gómez, con una diana de tiro libre.
  • Futbolistas extranjeros en el plantel: Ninguno.
  • Tarjetas amarillas: Siete; Ronald González, Ronald Gómez, Walter Centeno y José Francisco Porras ante el Sydney FC; Randall Azofeifa frente al Liverpool FC; Ronald González y Gabriel Badilla contra el Al Ittihad.
  • Tarjetas rojas indirectas: Ninguna.
  • Tarjetas rojas directas: Ninguna.
  • Con más minutos jugados en el Mundial: José Francisco Porras, Christian Bolaños y Gabriel Badilla, con 270 cada uno.
  • Con menos minutos jugados: Pablo Brenes, Andrés Núñez, Saúl Phillips, Fausto González, José Pablo Fonseca y Keylor Navas no actuaron ningún minuto.
  • Con menos peso en la Copa: Allan Alemán, con 60 kilos, junto Wael Reyad (Al Ahly) y Abdoh Hakam (Al Ittihad).
  • El más pequeño de la Copa: Allan Alemán, con 1,64 metros/centímetros.
  • El de menor edad del club: Keylor Navas, con 18 años (nació el 15 de diciembre de 1986).
  • El de más edad del club: Rónald González, con 35 años y cuatro meses (nació el 8 de agosto de 1970).
La delegación del Deportivo Saprissa, entre jugadores, cuerpo técnico y delegados, en un paseo en Japón, durante el Mundial de Clubes de la FIFA 2005. En primer plano, su director técnico, Hernán Medford, y su preparador físico, el uruguayo Marcelo Tulbovitz (foto archivo de José Antonio Pastor).

Delegación del Saprissa en el Mundial de Clubes 2005

PORTEROS (3):
1-José Francisco Porras, capitán (35 años).
18-Fausto González (27 años).
21-Keylor Navas (18 años).

DEFENSORES (9):
3-Víctor Cordero (32 años).
4-Rónald González (35 años).
5-Jervis Drummond (29 años).
6-Reynaldo Parks (30 años).
16-Gabriel Badilla (21 años).
13-Juan Bautista Esquivel (25 años).
23-Try Bennett (30 años).
14-Andrés Núñez (29 años).
22-José Pablo Fonseca (32 años).

MEDIOCAMPISTAS (7):
17-José Luis Puppy López (24 años).
19-Rándall Azofeifa (20 años).
2-Cristian Bolaños (21 años).
8-Wálter Paté Centeno (31 años).
9-Pablo Brenes (23 años).
10-Alonso Solís (27 años).
15-Saúl Phillips (21 años).

DELANTEROS (4):
7-Allan Alemán (22 años).
11-Rónald La Bala Gómez (30 años).
12-Álvaro Saborío (23 años).
20-Gerald Drummond (29 años).

Cuerpo técnico (7): Hernán Medford (director técnico), Óscar Machillo Ramírez (asistente técnico), Marcelo Tulbovitz (preparador físico), Róger Mora (entrenador de porteros), Willy Gálvez (médico), Juan Rodríguez (masajista) y Mario Calderón (utilero).

Dirigentes y funcionarios (6): Jorge Alarcón, Jeaustin Campos, Mario Jiménez, Rodolfo Dent, Víctor Badilla y Mariana Soto.

La delegación del Deportivo Saprissa, entre futbolistas, cuerpo técnico y delegados, posan para la historia tras conquistar el histórico tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA, en ceremonia oficial celebrada el 18 de diciembre del 2005, en Yokohama, Japón. Los morados, monarcas de la Concacaf, vencieron 3-2 al campeón de Asia, Al Ittihad de Arabia Saudita (foto Thoshifumi Kitamura, de AFP).

MUNDIAL DE CLUBES “JAPÓN 2005” E HISTORIAL DEL TORNEO DE LA FIFA

Logo oficial de la FIFA del Mundial de Clubes de Japón 2005 (archivo de Rodrigo Calvo).

*CUARTOS DE FINAL:
11 de diciembre del 2005: Al Ittihad 1-Al Ahly 0, en Tokio, Japón.
12 de diciembre del 2005: Sydney FC 0-Deportivo Saprissa 1, en Toyota, Japón.
Nota: El Liverpool FC y el São Paulo FC avanzaron directamente a las semifinales.

*SEMIFINAL:
14 de diciembre del 2005: Al Ittihad 2-São Paulo FC 3, en Tokio, Japón.
15 de diciembre del 2005: Deportivo Saprissa 0-Liverpool FC 3, en Yokohama, Japón.

*QUINTO PUESTO:
16 de diciembre del 2005: Al Ahly 1-Sydney FC 2, en Tokio, Japón.

*TERCER PUESTO:
18 de diciembre del 2005: Al Ittihad 2–Deportivo Saprissa 3, en Yokohama, Japón.

*FINAL:
18 de diciembre del 2005: Liverpool FC 0-São Paulo FC 1, en Yokohama, Japón.

El Deportivo Saprissa que venció 3-2 al equipo árabe Al Ittihad y obtuvo el tercer puesto en el Mundial de Clubes de la FIFA, el 18 de diciembre del 2005 en Yokohama, Japón. Arriba (de izquierda a derecha): José Francisco Porras, Rónald González, Gabriel Badilla, Álvaro Saborío y José Luis López. Abajo: Gerald Drummond, Alonso Solís, Christian Bolaños, Reynaldo Parks, Juan Bautista Esquivel y Wálter Centeno (foto archivo de José Antonio Pastor).

*POSICIONES FINALES:
1-São Paulo FC (Brasil), campeón de la Copa Libertadores de América.
2-Liverpool FC (Inglaterra), monarca de la Liga de Campeones de Europa.
3-Deportivo Saprissa (Costa Rica), campeón de la Concacaf.
4-Al Ittihad (Arabia Saudita), campeón de Asia.
5-Sydney FC (Australia), monarca de Oceanía.
6-Al Ahly (Egipto), campeón de África.

*PREMIO “FAIR PLAY” (Juego Limpio):
1-Liverpool FC (Inglaterra).
2-São Paulo FC (Brasil).
3-Deportivo Saprissa (Costa Rica).

*MEJORES JUGADORES:
1-Rogerio Ceni (São Paulo FC).
2-Steven Gerrard (Liverpool FC).
3-Christian Bolaños (Deportivo Saprissa).

*ESTADÍSTICAS:
-Partidos disputados: 7.
-Goles anotados: 19.
-Promedio de goles por juego: 2,71.

*GOLEADORES:
-Con 2 goles: Álvaro Saborío (Saprissa), Amoroso (Sao Paulo), Peter Crouch (Liverpool FC) y Mohammed Noor (Al Ittihad).
-Con 1 gol: Christian Bolaños y Ronald La Bala Gómez (Saprissa); Mineiro y Rogerio Ceni (São Paulo FC); Hamad Al Montashari, Joseph-Desiré Job y Mohammed Kallon (Al Ittihad); David Carney y Dwight Yorke (Sydney FC); Steven Gerrard (Liverpool FC) y Emad Motab (Al Ahly).

*ASISTENCIAS DE GOL:
-Con dos pases gol: John Arne Riise (Liverpool FC).
-Con un pase gol: Randall Azofeifa, Christian Bolaños, Ronald Gómez y Álvaro Saborío (Saprissa); Ahmed Dukhi Al Dosari y Mohammed Haidar (Al Ittihad), Aloisio y Cicinho (São Paulo FC), Steve Corica y Sasho Petrovski (Sydney FC), Hossam Ashour (Al Ahly) y Djibril Cissé (Liverpool FC).

El momento de mayor gloria deportiva del São Paulo FC, de Brasil, al ganar el título del Mundial de Clubes de la FIFA, tras doblegar 1-0 al Liverpool FC inglés el 18 de diciembre del 2005 en Yokohama, Japón. Su capitán y portero, Rogerio Ceni (centro), levanta la copa universal (foto FIFA.com).

*HISTORIAL DE CAMPEONES DEL MUNDIAL DE CLUBES (16 ediciones):
Real Madrid C. F. (España): 4 veces, en el 2014, 2016, 2017 y 2018.
F. C. Barcelona (España): 3 veces, en el 2009, 2011 y 2015.
S. C. Corinthians (Brasil): 2 veces, en el 2000 y 2012.
Liverpool F. C. (Inglaterra): 1 vez, en el 2019.
São Paulo F. C. (Brasil): 1 vez, en el 2005.
S. C. Internacional (Brasil): 1 vez, en el 2006.
A. C. Milán (Italia): 1 vez, en el 2007.
Manchester United F. C. (Inglaterra): 1 vez, en el 2008.
F. C. Internazionale (Italia): 1 vez, en el 2010.
F. C. Bayern Múnich (Alemania): 1 vez, en el 2013.

*CAMPEONES POR PAÍS (16 ediciones):
España: 7 veces, en el 2009, 2011, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018.
Brasil: 4 veces en el 2000, 2005, 2006 y 2012.
Inglaterra: 2 veces en el 2008 y 2019.
Italia: 2 veces, en el 2007 y 2010.
Alemania: 1 vez, en el 2013.

*SUCAMPEONES POR PAÍS (16 ediciones):
Argentina: 4 veces.
Brasil: 4 veces.
Inglaterra: 2 veces.
Ecuador: 1 vez.
España: 1 vez.
República Democrática del Congo: 1 vez.
Marruecos: 1 vez.
Japón: 1 vez.
Emiratos Árabes Unidos: 1 vez.

*REPARTO DE TÍTULOS POR CONFEDERACIÓN (16 ediciones):

-PRIMEROS LUGARES:
UEFA (Europa): 12 veces, en el 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019.
Conmebol (América del Sur): 4 veces, en el 2000, 2005, 2006 y 2012.

-SEGUNDOS LUGARES:
UEFA (Europa): 3 veces.
Conmebol (América del Sur): 9 veces.
AFC (Asia): 2 veces.
CAF (África): 2 veces.

-TERCEROS LUGARES:
Conmebol (América del Sur): 4 veces.
AFC (Asia): 5 veces.
CAF (África): 1 vez.
Concacaf (Norte, Centroamérica y del Caribe): 5 veces.
OFC (Oceanía): 1 vez.

*CONCACAF: CINCO TERCEROS LUGARES.
2000: Club Necaxa (México).
2005: Deportivo Saprissa (Costa Rica).
2012: C. F. Monterrey (México).
2017: C. F. Pachuca (México).
2019: C. F. Monterrey (México).

Después de la edición del 2005 con el Saprissa, Keylor Navas regresó cuatro veces más al Mundial de Clubes de la FIFA con el Real Madrid CF y alcanzó cuatro títulos, tres como titular y uno como suplente Aquí en Emiratos Árabes Unidos 2017; también asistió a Marruecos 2014, Japón 2016 y Emiratos Árabes Unidos 2018 (foto AFP; archivo de Rodrigo Calvo).

*FUENTES CONSULTADAS: “El Libro Morado: 75 años de Historia del Deportivo Saprissa; 1935-2010”, del periodista e historiador José Antonio Pastor Pacheco. Informe Técnico de la FIFA del Mundial de Clubes “Japón 2005”. Además, los sitios web de La Nación, FIFA, Concacaf y el  Deportivo Saprissa, las agencias AFP, AP y Getty Images, Deportivas Columbia (Radio Columbia), Fox Sports, Cabletica TD+ y Xelajú TV. Colaboró en esta información el periodista Rodrigo Calvo (sitio ‘Buzón de Rodrigo’).

Artículo anteriorLa formidable historia del goleador Nº 1 del “Team”
Artículo siguienteLa leyenda de Carlos Alvarado en la portería
Periodista y escritor costarricense, José Antonio Pastor Pacheco posee una maestría en Ciencias Políticas y estudios en Filología Española. Autor de diversas publicaciones tanto en Costa Rica como en España sobre historia deportiva, entre las que destacan "Historia del Deportivo Saprissa" (1987), "El adiós del maestro: La historia de Fello Meza" (1991), "El Libro Morado: 75 años de historia del Deportivo Saprissa" (2010), "Ricardo Saprissa: El campeón total" (2010), "Ricardo Saprissa: una vida de leyenda" (2011), "50 años de la Copa del Café" (2013), "Liga Deportiva Alajuelense" (2014) y "Contra viento y marea: Historia del Club Sport Uruguay" (2015). Con 30 años de ejercer el periodismo, fue director del semanario "Tiempos del Mundo" en Costa Rica y jefe de información para toda Latinoamérica en Washington D. C. (Estados Unidos); ocupó la dirección de la sección deportiva y crónica parlamentaria del vespertino "La Prensa Libre", así como redactor de la revista "Triunfo".

1 COMENTARIO

  1. Muchísimas gracias por este trabajo al mejor estilo de José Antonio Pastor.

Los comentarios están cerrados.