Cuatro guardametas de Costa Rica que formaron parte del Albacete Balompié, en distintas épocas de la historia del club español. De izquierda a derecha: Luis Gabelo Conejo, Keylor Navas, Mauricio Vargas y Danny Carvajal (montaje fotográfico de Carolina y Mario Calvo. Archivo de Rodrigo Calvo y del Albacete Balompié).

Esta es la primera de las cinco páginas que la revista española “Líbero” le dedicó al aporte de los guardametas de Costa Rica en la historia del club Albacete Balompié. El reportaje fue escrito por el periodista local Miguel Muñoz, con fotografías de Jesús Moreno, y en la que aparece una fotografía del tico Luis Gabelo Conejo con el club manchego en 1991. La acción registra al tico frente al Real Madrid, en 1991 (Imagen de la revista “Líbero”, de España, para Cronica.cr).

Solo ocho porteros costarricenses jugaron en equipos europeos masculinos, en la historia del fútbol del país centroamericano. De ellos, en forma singular, cuatro vistieron en España la camiseta del Albacete Balompié: Luis Gabelo Conejo, Keylor Navas, Mauricio Vargas y Danny Carvajal, en ese orden.

La explicación de esta conexión histórica entre Costa Rica y el equipo castellano manchego se resume con un nombre: Luis Gabelo Conejo, quien como dato curioso desde su natal San Ramón cuenta que en su país hay bares o urbanizaciones que se llaman Albacete. “Es algo muy bonito. Tuvo un imán diferente mi presencia allí”, acota el arquero mundialista en Italia 1990.

“Se me hizo ver que firmaba por un club en el que me hablaron de Juanito o Camacho. Me dijeron que era un equipo tipo sucursal del Real Madrid”, recuerda Gabelo de su fichaje por el Albacete.

Después de Conejo, emblema del Queso Mecánico del técnico español Benito Floro que cualquier buen amante futbolero recuerda, llegaron a Albacete tres ticos más ya citados: Keylor Navas, Mauricio Vargas y Danny Carvajal.

Navas, vigente guardameta títular del Real Madrid, llegó a España en el 2010. Tenía 24 años y Conejo lo venía entrenando desde la Selección Sub-15, incluso fue suplente con Costa Rica en el Mundial Sub-17 de Finlandia 2003 y con Saprissa en el Mundial de Clubes de Japón 2005. Jugó sólo una temporada en un Albacete que cayó descendido a la Segunda B, tras dos décadas sin pisar esa categoría.

La conexión se revivió con el actual portero portero del equipo manchego, Danny Carvajal. “Desde pequeño crecí escuchando a mi papá hablar de Gabelo. Nos hablaban de su paso por el Albacete”, apunta el exportero del Saprissa, a quien no le han salido bien las cosas, ni siquiera completará la campaña y está cerca de ser cedido a un club de la Segunda División de Japón o de Europa.

Pero, así las cosas, mejor repasamos caso por caso…

Luis Gabelo Conejo (izquierda) es el preparador de porteros de las Selecciones Nacionales de la Fedefútbol y Keylor Navas es uno de los que ha pasado por sus enseñanzas, tanto en equipos menores como en la Mayor (foto de Randall Campos, de la Fedefútbol).

LUIS GABELO CONEJO
(1990-1992 Y 1993-1994)

Costa Rica fue uno de los equipos revelación del Mundial de Italia 1990. En su debut mundialista, entrenados por el serbio Velibor Bora Milutinovic, los ticos alcanzaron unos honrosos octavos de final. Cayeron ante la antigua Checoslovaquia (1-4), pero antes ganaron a Escocia (1-0) y Suecia (2-1). Perdieron solo por la mínima ante Brasil (0-1). En los tres encuentros sobresalió un portero totalmente desconocido. Con 30 años, Luis Gabelo Conejo formaba parte de un un equipo costarricense, el Club Deportivo Cartaginés.

El arquero nativo de San Ramón, Costa Rica, no pudo jugar los octavos de final contra los checoslovacos. Pero dio igual, sus actuaciones no pasaron desapercibidas. “Fue la gran figura”, afirma sin dudarlo Rodrigo Calvo, reconocido periodista costarricense, director de la revista digital Cronica.cr. El sistema defensivo del equipo, formado íntegramente por jugadores de la liga local, hizo que Conejo, más conocido como Gabelo en su país, fuera exigido al máximo.

“Su actuación le abrió las puertas para irse a jugar al fútbol europeo”, cuenta Calvo. El periodista recuerda que después del primer partido del Mundial recibió una llamada del Torino. También tocaron a su puerta el Wanderers, de Uruguay, o Cruz Azul, de México. En España se interesaron Valladolid, Español y Mallorca, que jugaban en Primera División, además de Las Palmas y Albacete Balompié.

La llegada a Albacete fue atropellada, compleja y llena de engaños. “El Alba se fijó en Silviu Lung, portero de Rumanía. Estaba prácticamente hecho. Pero a Ginés Meléndez y Pepe Carcelén, integrantes del cuerpo técnico, les gustó Conejo y fueron a por él”. Luis Castelo, curtido periodista albaceteño e integrante del club durante los últimos años, recuerda el fichaje.

“Le dijeron que era algo así como un equipo con opciones de ascenso y un filial del Real Madrid”, señala Castelo. El arquero tico corrobora lo vivido. “Se me hizo ver que firmaba por un club en el que me hablaron de Juanito o Camacho. Me dijeron que era un equipo tipo sucursal del Real Madrid. Y que había posibilidades de subir si uno hacía un buen papel y rendía al nivel para competir”, narra.

Conejo tardó poco en darse cuenta de la cruda realidad de un club que acababa de ascender por primera vez en su historia a la Segunda División. “Cuando el presidente, Rafael Candel, hizo la presentación y dijo que íbamos a hacer todo lo posible por mantener la categoría yo me quedé un poco frío. Le pregunté a uno de los compañeros: ¿entendí mal o el presidente dijo que íbamos a hacer lo posible por ser los 16 o 17 del campeonato? Me dijo que sí y pensé que eso estaba medio raro. Después me enteré de que todo lo que me habían dicho era mentira”, relata sin querer entrar más detalles.

Calvo profundiza. “Era mentira lo de la filial, lo único cierto es que Camacho había llegado al Real Madrid desde el Albacete”. Ese fue el primer engaño pero no se quedó ahí. Calvo revela el papel clave de un representante argentino, Eduardo Petrini.

“Se quedó un dinero, establecido en el contrato, que le correspondía al Cartaginés. Gabelo fue engañado, se le pintó un panorama diferente. La oferta del Albacete era menor de la que había recibido de Cruz Azul, por ejemplo. La situación fue denunciada pero Petrini desapareció del mapa y Gabelo nunca lo volvió a ver. Él lo sintió como una traición. Estuvo muy desilusionado con él mismo porque se dejó engañar”, señala el reportero.

Los éxitos deportivos hicieron que Conejo pasara página. El Alba, de la mano de Floro, quedó campeón de la Segunda División logrando un histórico ascenso. Conejo empezaba a sonar. Junto a jugadores como Francisco Javier “Catali” Marmol, Antonio López. Juan Antonio Chesa, Julio Soler, Rafael “Coco” Collado, el uruguayo José Luis Zalazar o el boliviano Marco Diablo Etcheverry llevó al Alba al sétimo puesto. A un punto de clasificarse a la Copa de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA).

Luis Gabelo Conejo rememora con orgullo una racha de 16 partidos sin perder. Al equipo se le bautizó como el Queso Mecánico. Un nombre sobre cuya autoría hay varias versiones. El “mejor equipo de la historia del club”, según Castelo hizo resonar en las gradas un cántico significativo: “¡No pasa nada, tenemos a Conejo!”. Una expresión que más de 26 años después sigue resonando en las calles de Albacete. “Llegó engañado y salió como un ídolo”, resume Castelo.

Luis Gabelo Conejo fue el portero titular del Albacete Balompié en la temporada 1990-1991, que ganó el ascenso a la Primera División española (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Luis Gabelo Conejo saluda en 1991 a la afición manchega del Albacete, previo a un partido celebrado en casa, en el estadio Carlos Belmonte. El tico aparece aquí junto a Juan José Juárez, Francisco Javier ‘Catali’ Marmol y el boliviano Marco “Diablo” Etcheverry (foto archivo de Rodrigo Calvo).
El diario “ABC”, de Madrid, le dedicó a Luis Gabelo Conejo la portada del 10 de junio de 1991, para resaltar el histórico ascenso del Albacete a la Primera División de España (foto archivo de Rodrigo Calvo).
El portero costarricense Luis Gabelo Conejo fue uno de los símbolos del Albacete histórico que brilló en la Primera División española, en la temporada 1991-1992. Esa vez, el tico fue el segundo arquero menos vencido y el club manchego ocupó el setimo lugar, estuvo 17 partidos invictos y estuvo a un punto de jugar la Copa UEFA (foto de Jesús Moreno, de la revista “Líbero”, de España, para Cronica.cr).
La delegación del Albacete Balompié visitó San José, Costa Rica, el 11 de junio de 1992, para el primer adiós de Luis Gabelo Conejo en el fútbol profesional; luego regresaría para su retiro definitivo del club español en el torneo 1993-1994. De izquierda a derecha: Juárez, Manolo, Etcheverry, Chiesa, Zalazar, Conejo y Catali (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Luis Gabelo Conejo en el Mundial Sub-20 de Egipto 2009, cuando fue el entrenador de porteros de Minor Álvarez, Danny Carvajal y Esteban Alvarado (foto Fedefútbol).

KEYLOR NAVAS (2010-2011)

Luis Gabelo Conejo salió del Albacete en 1994. Entre medias pasó por un retiro momentáneo en la campaña 1992-1993. Volvió a su país, pero nunca se fue del todo. Su casa, en San Ramón, así lo refleja. Fotos de aquella etapa cuelgan las paredes. No faltan las navajas albaceteñas y elementos taurinos por la afición que fraguó gracias sobre todo al torero albaceteño Dámaso González, recientemente fallecido a los 68 años, el pasado 17 de agosto en Madrid.

“La relación fue muy bonita. En pocos días estoy esperando a unos amigos de Albacete que vienen a visitarme”, comenta Conejo. El vínculo personal sigue siendo muy estrecho, grupo de Whatsapp con muchos compañeros del Queso Mecánico incluido, incluso relata que viaja frecuentemente a Albacete, cada dos años, a veces por asuntos de trabajo por cursos que va a Europa, por lo que aprovecha para darse una escapadita a la ciudad manchega. “Es lo que perdura. A unos les va mejor que a otros en la parte deportiva pero lo personal y humano se conserva siempre”.

Pero Conejo no se quedó en lo sentimental. Desde hace años trabaja como formador de porteros para la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol). “La misión de Gabelo, después de su buena actuación –en Italia 90 y en sus campañas en Albacete–, era abrirles las puertas a otros”, indica Calvo. A eso se puso.

Gracias a su mediación, 20 años después, otro portero tico hizo las maletas para el Albacete Balompié. Su nombre es hoy reconocible en todo el mundo: Keylor Navas. “Lo había recomendado desde que tenía 18 años”, afirma Conejo. “Él insistió mucho en Keylor, que pudo venir al Alba bastante antes”, reitera Castelo.

Navas llegó en el 2010. Tenía 24 años y Conejo lo venía entrenando desde la Selección Sub-15. Jugó sólo una temporada en un Albacete que cayó descendido a la Segunda B tras dos décadas sin pisar esa categoría. “Sin la figura de Keylor, en febrero hubieran estado descendidos ya”. Salvó muchos puntos, fue decisivo”, afirma Castelo.

En lo colectivo, el éxito de Navas fue diametralmente opuesto al de Conejo. En lo personal, su trabajo le llevó al Levante y posteriormente al Real Madrid. Cuestionado en varias ocasiones, a día de hoy es titular y un absoluto ídolo en Costa Rica.


MAURICIO VARGAS (2010-2012)

Keylor Navas no llegó sólo a Albacete Balompié, a partir de la temporada 2010-2011. Le acompañó posteriormente a su llegada una promesa de la portería, Mauricio José Vargas, quien jugó con el Juvenil División de Honor del club manchego también de la mano de Conejo. Sus inicios habían sido con el Alajuela Junior de su país, entre el 2009 y el 2010.

Al igual que Keylor, Vargas no solo fue apadrinado por Luis Gabelo Conejo, sino también por el mismo representante español, Ricardo Cabañas. Tenía, entonces, 18 años y venía de disputar el Mundial Sub-17 de Nigeria 2009.

Por cuestiones universitarias y de visado, se tuvo que volver a Costa Rica en abril del 2012. Nacido en Somerville, Nueva Jersey, Estados Unidos, pero de padres ticos, pasó por Estados Unidos y lo hizo entre el 2012 y el 2016 con los equipos los Cougars, de Barton Community College; los Friends University en Wichita, Kansas; el FC Wichita, de la Conferencia Centro Sur de la National Premier Soccer League (NPSL); y el Pittsburgh Riverhounds, con su primer contrato profesional entre el 2015 y el 2016 en la United Soccer League (USL). Estando en suelo norteamericano, se graduó con una licenciatura en educación física en el 2016.

Y, tras un año a préstamo con Carmelita, en el torneo 2016-2017, Mauricio está jugando en este momento con la Liga Deportiva Alajuelense, uno de los principales clubes del país. Su hermano es el defensor Juan Pablo Vargas, del excampeón Herediano.

Precisamente, el equipo rojinegro de la provincia de Alajuela fue entrenado de enero hasta agosto del 2017 por Benito Floro, sumando un factor más a esta peculiar conexión.

Hubo otro guardameta juvenil costarricense que recientemente registró una pasantía con el Albacete Balompié. Se trata de Miguel Ajú, de 18 años, integrante de la Liga Deportiva Alajuelense y mundialista Sub-17 en la cita de Chile 2015. De acuerdo a Luis Gabelo Conejo, Ajú tuvo su experiencia con los manchegos en los últimos meses del año pasado, a raíz de la gestión de su representante, Juan Vicente Carvajal.

Mauricio Vargas participó en el equipo B del Albacete Balompié, durante las temporadas del 2010 al 2013 (foto Club Albacete Balompié).


DANNY CARVAJAL (2017-2018)

La relación estrecha entre Costa Rica y Albacete resurgió de nuevo esta temporada 2017-2018. Coincidiendo con la vuelta de los manchegos a la Segunda División, el club contrató a un nuevo portero tico: Danny Carvajal, después de firmar un contrato que lo liga al club manchego hasta el 2021.

El club español contactó con Conejo para que les recomendara dos futbolistas, según revela el exportero. La opción con el corpulento central de los Whitecaps de Vancouver, Canadá, Kendall Watson, no cuajó. Pero el Alba quería un portero alto y que jugara bien con los pies. Carvajal encajaba en ese perfil.

“Trabajando para la Federación (Costarricense de Fútbol, Fedefútbol) no puedo intervenir en negociaciones, pero puedo contactar al representante (Juan Vicente Carvajal) y que se pongan de acuerdo. Yo sabía que iba a estar encantado de irse”, afirma Conejo. “Viene avalado por la figura de Luis Gabelo y eso supone ya plena confianza en el club”, comenta Castelo.

Suplente de Navas en la Selección tica, Carvajal llegó de Saprissa, donde también jugó el portero madridista. Al contrario que su compatriota, no vino con la titularidad asegurada. “Luis Gabelo es un icono nacional”, señala Carvajal, que es también natural de San Ramón. “Desde pequeño crecí escuchando a mi papá hablar de Gabelo. Nos hablaban de su paso por Albacete. A nivel de selecciones es un formador de mucha valía”, añade.

El actual portero del Alba reconoce el “orgullo” que supone formar parte del club. “Desde que llega uno a Albacete y dices que eres de Costa Rica, lo primero que te relacionan es con Gabelo. El otro día en un bar me decían que se les ponía la piel de gallina al acordarse de aquel ascenso”.

Para Navas tiene también palabras de admiración. “Valoramos mucho su humildad, su forma de ser y su espiritualidad. Muchos desearíamos seguir su ejemplo en la forma en la que trabaja y se expresa”. La espiritualidad es otro nexo común entre los tres guardametas. A todos se les ha podido ver rezar con los brazos abiertos antes o después de cada partido.

Salvo giro de guión, la experiencia profesional de Carvajal en el Albacete no será buena. Al término de la primera vuelta del campeonato, el tico sólo ha disputado dos partidos, encajando seis goles entre ambos. También disputó un encuentro en la Copa del Rey, cometiendo un autogol en el minuto 51 y un llamativo fallo en el 90′, cuando su equipo tenía el partido controlado y terminó perdiendo 2-3 contra Osasuna, para quedar fuera del torneo.

A eso se le suma los cinco goles encajados contra España jugando con la Selección de Costa Rica el pasado 11 de noviembre, en juego que finalizó 5-0 en Málaga. La buena temporada del arquero titular, Tomeu Nadal, y la llegada de otro guardameta en diciembre pasado, el experimentado Rubén Miño, le han cerrado las puertas definitivamente.

La intención de Carvajal es disputar minutos de cara al Mundial del 2018 en Rusia. Por ello, parece que más que probable su salida del Albacete durante este mes de enero, dentro de las operaciones de salida en el mercado invernal. Varios medios de comunicación albaceteños publicaron la opción del club japonés Tukushima Vortis, de la Segunda División o de otro europeo sin revelar el mismo.

Su representante, Juan Vicente Carvajal, confirmó este hecho al diario costarricense La Nación, de San José. Desde el club Albacete Balompié también han comentado el asunto. “El tema de Carvajal está cerca de solucionarse porque nos lo pidió él. Nos ha trasladado que necesita minutos para jugar en el Mundial de Rusia con su selección. Tenemos una propuesta encima de la mesa que nos interesa a ambos”, reveló el director deportivo, Nico Rodríguez.


VUELTA A ALBACETE

Otro albaceteño ilustre, Andrés Iniesta, tenía seis años cuando el Alba de Benito Floro ascendió en 1991. Veinte años después, en el 2011, aprovechando un partido de selecciones, se encontró con Luis Gabelo Conejo. “Fue impresionante hablar con él. Se me acercó él y empezamos a hablar. Pucha, ‘estoy hablando con Andrés Iniesta, uno de los mejores jugadores del mundo’, pensé. Me decía que le hacía ilusión porque cuando yo jugué era un niño que recogía pelotas en el Carlos Belmonte. Estaba nervioso y me salió con esas comparaciones”, cuenta orgulloso. Para el exportero, al que contaron que el Albacete era el filial del Real Madrid, este tipo de cosas son “lo lindo del fútbol”.

Cuenta Conejo que en su país hay bares o urbanizaciones que se llaman Albacete. “Es algo muy bonito. Tuvo un imán diferente mi presencia allí. Me da mucha alegría, espero que continúe. Carvajal confirma la conexión del Alba con el país del “pura vida” como emblema. “Allá donde vayas cualquier persona te relacionará Albacete con los porteros”.

El veterano portero está empeñado en ayudar a seguir el camino que él abrió. “El momento de retirarme me lo va a dictar cuando comience a exportar más porteros o futbolistas hacia Europa”. Por sus manos también pasó Esteban Alvarado, quien jugó en el AZ Alkmaar, de Holanda, y ahora en el Trabzonspor turco. Y menciona a Noelia Bermúdez, portera del Levante que acaba de ser fichada por el Valencia. “Esperamos que la cosecha siga”.

A Conejo lo invaden los recuerdos. Su hijo Isaac, que juega al baloncesto, también formó parte de la historia albaceteña-tica. Integró parte del Club Baloncesto UCA durante un tiempo. La última vez que estuvo en la ciudad fue hace aproximadamente nueve meses. “Me encantaría que se iniciara ya una nueva era y que ese espejo del Queso Mecánico haya otra generación que lo borre”.

Conejo revela que el expresidente del Alba, Rafael Candel, le propuso volver a Albacete hace unos años. No se materializó pero no cierra nunca la puerta. “Sería muy interesante, uno no sabe en el futuro lo que puede suceder”, señala Luis Gabelo.

No hay duda Albacete Balompié está, históricamente, ligado al Pura Vida de Costa Rica, con la presencia en su equipo de fútbol de guardametas ticos, empezando con Luis Gabelo Conejo, en una saga que luego continuaron Keylor Navas, Mauricio Vargas y ahora Danny Carvajal.

DANNY CARVAJAL TITULAR EN LA ÚLTIMA GOLEADA 5-0 PROPINADA POR ESPAÑA ANTE COSTA RICA

La alineación de Danny Carvajal fue una de las sorpresivas decisiones del seleccionador de Costa Rica, Óscar Ramírez, que fue muy criticada por la opinión pública, dentro de este fallido amistoso de noviembre pasado ante España (goleada en contra por 5-0) en Málaga, debido al mal comienzo del exportero del Saprissa con el Albacete Balompié, incluso donde no es titular y pasó a ser hasta el tercer guardameta del club manchego. Se espera que, por el calificado rival enfrente, el estelar iba a ser Patrick Pemberton, de la Liga Deportiva Alajuelense.

El desarrollo del encuentro confirmó que no era el ideal para reemplazar a Pemberton, ni al titular en la Tricolor, el entonces lesionado Keylor Navas, del Real Madrid CF. Le marcaron cinco goles en un partido para el olvido, en el cual no solo falló Carvajal, sino todo el equipo. Ninguno se salvó por el papelón. A Danny le quedó demasiado grande el encuentro, cometió un grave error en el segundo gol de Álvaro Morata y se vio muy flojo en las otras anotaciones, en especial en la cuarta de David Silva.

Ese día, el 11 de noviembre anterior, la Sele añoró a sus referentes Keylor Navas, Joel Campbell y Bryan Ruiz, lastimados entonces. En su labor, Carvajal estuvo desacertado y no probó ser un buen sustituto; en la primera parte, dejó sus mejores paradas tras volar para contener un tiro libre venenoso de Isco, originario de Málaga, y después al cortar un mano a mano que Morata perdonó en forma inocente, en la definición frente al tico.

Un durísimo 5-0 que Danny Carvajal nunca olvidará. Su posible salida de Albacete y su falta de inactividad retrasará por largo tiempo su retorno a la Tricolor y podría perderse el Mundial ruso, si no mejora su situación y gana regularidad en otro club europeo.

FICHA TÉCNICA

Resultado: España 5-Costa Rica 0 (primer tiempo: 2-0).

Fecha: Sábado 11 de noviembre del 2017.

Hora: 9:30 p. m., local (2:30 p. m., de Costa Rica).

Estadio: La Rosaleda, de Málaga, España.

Goles: 1-0 (6′): Jordi Alba (España), con pase de David Silva. 2-0 (23′): Álvaro Morata (España), al aprovechar un error de Danny Carvajal, luego del centro de Andrés Iniesta. 3-0 (51′): David Silva (España), tras el doble error del central Francisco Calvo, presionado por Iago Aspas –el gol Nº 700 en la historia de España–. 4-0 (55′): David Silva (España), en acción personal tras arrebatarle el balón a Bryan Oviedo, en una mala salida del tico por el sector izquierdo. 5-0 (73′): Andrés Iniesta (España), en acción personal, luego de recibir un servicio de Marc Bartra.

Árbitros: Anastasios Sidiropoulos (Grecia), central; Polychronis Kostaras (Grecia) y Lazaros Dimitriadis (Grecia), asistentes; David Fernández Borbalán (España), cuarto árbitro.

Alineaciones:

España: Kepa Arrizabalaga; Álvaro Odriozola, Gerard Piqué (Marc Bartra, a los 46′), Sergio Ramos (capitán) (Ignacio Nacho Fernández, a los 46′) y Jordi Alba; Sergio Busquets (Saúl Níguez, a los 46′), Thiago Alcántara, Andrés Iniesta (Luis Alberto Romero, a los 74′) y David Silva; Francisco Isco Alarcón (Marco Asensio, a los 65′) y Álvaro Morata (Iago Aspas, a los 46′). Director técnico: Julen Lopetegui (español).

Costa Rica: Danny Carvajal; Cristian Gamboa, Kendall Waston (Kenner Gutiérrez, a los 63′), Óscar Duarte (Giancarlo Pipo González, a los 56′), Francisco Calvo y Bryan Oviedo (Ronald Matarrita, a los 66′); Celso Borges (capitán), Yeltsin Tejeda, Johan Venegas (Osvaldo Rodríguez, a los 75′) y Christian Bolaños (Rodney Wallace, a los 60′); Marco Ureña (José Guillermo Ortiz, a los 56′). Director técnico: Óscar Ramírez (costarricense).

Amonestados: Kendall Waston (62′), por Costa Rica; y Thiago Alcántara (67′), por España.

Jugador del partido: David Silva (España).

Condiciones: Juego nocturno celebrado bajo una temperatura de 14 grados Celsius, una humedad del 74% y una velocidad del viento de 5 kilómetros por hora.

Detalle: Se guardó un minuto de silencio en homenaje a dos exfutbolistas internacionales, los españoles Manuel Manolo Sanchís y Feliciano Rivilla, y por el humorista malagueño Chiquito de la Calzada, recientemente fallecidos.

Asistencia: 30.000 espectadores.

Motivo: Partido amistoso internacional, preparatorio para ambos seleccionados de cara al próximo Mundial de Fútbol “Rusia 2018”.


Texto escrito por: Miguel Muñoz, desde Albacete (España). Colaboró en esta información el periodista Rodrigo Calvo, desde San José, Costa Rica.
Fotografías: Jesús Moreno, Gabriel Vargas (‘Tico Deporte.com’) y archivo de ‘Cronica.cr’.
Versión original en Revista “Líbero” (España): https://revistalibero.com/blogs/contenidos/costa-rica-pura-vida-albacetena

FUENTES CONSULTADAS: Revista “Líbero” (España) y las páginas de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Albacete Balompié y la Real Federación Española de Fútbol; Yahoo Deportes, Amelia Rueda.com, las agencias EFE y AFP, y YouTube.

Artículo anteriorWanchope se enorgullece del presidente George Weah
Artículo siguienteKleber Ponce hizo historia en el Municipal Puntarenas
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).