Juan Cayasso no es un personaje bien recordado en Escocia, porque fue el autor del gol hace 30 en Italia '90 de su derrota más humillante en la historia de los Mundiales de Fútbol. Aquí, el volante ofensivo tico intenta sobrepasar la marca del escocés David McPherson, el 11 de junio de 1990 en Génova, Italia (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Lo sucedido hace tres décadas con la victoria histórica de Costa Rica por 1-0 en su debut en las Copas Mundiales de Fútbol todavía no le cae muy bien a los escoceses, que siguen con “sangre en el ojo” por lo que su prensa deportiva califica como“humillante” la derrota sufrida ante los ticos en Italia 90, la peor de sus ocho participaciones en las citas mundialistas.

Esa afrenta universal al honor deportivo de Escocia –uno de los primeros países del mundo que acogió el balompié moderno en el siglo antepasado– ni la olvidan ni la perdonan sus apasionados aficionados, mientras que en Costa Rica se recuerda con alegría y admiración a los muchachos del técnico serbio Velibor Bora Milutinovic, que se convirtieron en héroes muy queridos y admirados por la población, además de convertirse en una de las revelaciones de aquella copa al avanzar sorpresivamente a la segunda fase de octavos de final, en su primera participación en un Mundial de la FIFA.

Esos recuerdos de Italia 90, que se presentaron hace 30 años, el 11 de junio de 1990 en el estadio Luigi Ferraris de Génova, Italia, se revivieron hace apenas dos años antes del amistoso que volvió a enfrentar a ticos y escoceses antes del Mundial de Rusia 2018, que finalizó también por 1-0 a favor de la Tricolor con gol de Marco Ureña al minuto 14, en su visita del viernes 23 de marzo del 2018 al viejo estadio Hampden Park de Glasgow, que esa vez estuvo medio vacío con solo 20.488 boletos vendidos.

Y días antes del compromiso, la prensa de Escocia recordó con desagrado a seleccionados costarricenses del ’90 como Óscar Ramírez, Juan Cayasso y Luis Gabelo Conejo, que no les traen muy buenos recuerdos cuando reviven lo que para ellos significa tristeza y decepción, al tiempo que los ticos siempre anhelan recordar con alegría y nostalgia aquellos días de “la gran fiesta” (el nombre del libro escrito esa vez por Alexandre Borges Guimaraes), durante los inolvidables pasajes del Mundial de Italia.

La imagen de Juan Cayasso anotando el gol a Escocia, que significó el del triunfo de Costa Rica por 1-0 en el Mundial de Italia 1990, fue replicada por los diarios escoceses hace dos años antes del amistoso disputado en Glasgow, previo a Rusia 2018 (foto AP).

LOS MALOS RECUERDOS DE ESCOCIA…

Previamente al fogueo del 2018, la prensa escocesa abordó al entonces seleccionador y exjugador de Escocia, Alexander McLeish, más conocido en este deporte como Alex McLeish. Como defensor central se había medido a la Sele en el Verano italiano de 1990, cuando sufrió la humillación de un revés histórico que se concretó cuando Juan Arnoldo Cayasso llenó de gloria a la Nacional al minuto 49’, con el único gol que le dio la victoria a los ticos en una brillante acción colectiva, de la que su rival en el banquillo, Óscar Macho Ramírez, también tuvo una acertada participación.

En aquel entonces, McLeish prometió frente a Costa Rica hacer retroceder las malas remembranzas y sacar adelante a su país de las cenizas “después de dos décadas de caer en llamas” en el escenario internacional durante su segundo mandato en el banquillo de su país, según describió The Daily Record, un periódico sensacionalista con sede en Glasgow, Escocia.

Precisamente, un duro titular y análisis de The Daily Record, del 12 de junio de 1990, le fue recordado a McLeish por el mismo rotativo, cuando definió la derrota con Costa Rica como la peor sufrida por Escocia en su historia. “¿Recuerda cómo tituló ‘The Daily Record’ en su portada: ‘¡Paren el mundo… nos queremos bajar!’ En ese momento, no pensé que fuera divertido que lo dijeran así, pero ahora lo veo con humor”, expresó el técnico en el 2018.

El duelo Costa Rica-Escocia en el Mundial Italia 1990 fue intenso en Génova, el 11 de junio. Juan Cayasso, verdugo de los europeos, pelea el balón con el defensor escocés Alex McLeish, que 28 años después se enfrenta a los ticos en Glasgow (foto revista “France Football”).

La publicación británica del ’90 describió el sentir de los escoceses por perder por la mínima contra los costarricenses: “Desastre en Génova. Humillación sufrida a manos de Costa Rica. Avergonzados y masacrados por los panaderos y fabricantes de candelas de una república bananera. Francamente, apestamos… Escocia fue la carcajada mundial, después de ser humillada por un equipo de desconocidos y semiprofesionales, que tienen que complementar el futbol con otras ocupaciones para ganarse la vida”.

Por ese tipo de comentarios, el exinternacional siempre ha deseado eliminar “la arrogancia” contra la Tricolor y los fantasmas de todos esos años acumulados de dolor y angustia, desde 1990, por caer ante un país debutante en los Mundiales. Casualmente, era la primera ocasión que la Mayor de Escocia se enfrentaba a la de Costa Rica desde los días apenados en los que Alex McLeish se vistió con una rara camiseta blanca, matizada con rayas amarillas y azul oscuro, y se estrelló con un vergonzoso revés 1-0 frente a los ticos en las finales de Italia 90.

Nacido en Glasgow, McLeish es el tercer jugador con más apariciones internacionales, 77 en total, con el equipo mayor escocés, detrás de Kenny Dalglish (102 juegos clase A) y James Jim Leighton (91). Su primer mandato en el banquillo de Escocia se dio en el 2007 y quedó fuera de la Eurocopa 2008, a raíz de una desgarradora derrota 2-1 en Italia y a pesar de conseguir una de las mayores victorias de su equipo nacional: 1-0 contra Francia en el Parque de los Príncipes, de París.

Tras permanecer dos temporadas inactivas en el balompié y tras dirigir hasta el 2016 a clubes de Inglaterra, Bélgica y Egipto, McLeish fue reelegido como entrenador de Escocia el 16 de febrero de 2018, con un contrato de dos años, y su primer desafío fue el citado amistoso en casa contra Costa Rica, el 23 de marzo de ese año. Y fue recurrente entre el periodismo escocés que reviviera su frustado pasado ante los ticos en el ’90.

El técnico de Escocia, Alex McLeish, lucía optimista hace dos años antes del amistoso contra Costa Rica, el 23 de marzo del 2018 en Glasgow. La sonrisa se le borró dos horas después al caer por la mínima ante la Tricolor (foto de la Asociación Escocesa de Fútbol).

“Fue difícil (perder el primer partido con Costa Rica). Estábamos un poco ansiosos y tensos. Se esperaba que Escocia ganara el juego. La lógica aplicada a nuestros jugadores nos decía: ‘Estamos destinados a ganar aquí, en Italia, y deberíamos dar una gran espectáculo’. Pero el portero de ellos (Luis Gabelo Conejo) estuvo muy acertado en el bombardeo aéreo que hicimos. Me parece que salió del arco y se llevó 17 de 20 intentos”, declaró el seleccionador escocés, según el sitio web de Daily Récord (www.dailyrecord.co.uk).

“Fue un día atípico. El entrenador de Costa Rica en ese momento (Velibor Bora Milutinovic) supo usar bien a nuestra prensa, al decir que nosotros éramos los favoritos. Y nos derrotaron, desafortunadamente. Pero, reflexionando después de tantos, tomaríamos ahora un resultado negativo como ese (ante Costa Rica) solo si se diera en un torneo importante y no en un partido. Obviamente, ese es nuestro objetivo y debemos trabajar duro para hacerlo”, agregó McLeish al mismo periódico. Un día después, Alex volvió a sufrir una nuevo descalabro ante los ticos, 1-0, en el amistoso del 2018.

El estratega había entrenado a Motherwell Football Club, Hibernian Football Club y Rangers Football Club en Escocia; la selección escocesa y el club inglés Birmingham City Football Club, antes de fichar por el Aston Villa el 17 de junio del 2011. En su época de futbolista, ganó trofeos escoceses y europeos durante 493 partidos de liga con el Aberdeen Football Club.

Actualmente, Alex McLeish está libre a sus 61 años, sin equipo, tras dejar la dirección técnica de la Selección de Escocia, con la que ganó su grupo en la Liga de las Naciones de la UEFA 2018-2019, pero fue despedido del cargo el 18 de abril del 2019 tras una derrota por 3-0 ante Kazajistán.

Alex McLeish, seleccionador de Escocia, el 23 de marzo del 2018 en su natal, Glasgow, sufre un nuevo revés contra Costa Rica por 1-0, en un amistoso antes del Mundial de Rusia. También había caído por el mismo marcador ante los ticos, en el Mundial de Italia 1990 (foto de la Asociación Escocesa de Fútbol).

…Y LOS BUENOS RECUERDOS DE COSTA RICA

El doble duelo a nivel mayor de Costa Rica con Escocia, favorable a los ticos por 1-0 en el Mundial Italia 1990 en Génova y en el fogueo del 2018 en Glasgow, tuvo un personaje victorioso: Oscar Macho Ramírez Hernández. El exvolante había formado de aquella histórica gesta en el Verano italiano, al ser titular los 90 minutos frente a su colega de Escocia, el entonces zaguero Alex McLeish. Y lo volvió a hacer hace dos años ante la Escocia de McLeish.

Sin duda, lo sucedido hace tres decadas es historia, pero de la buena y de la que siempre se hablará. Aquella vez, Costa Rica logró lo impensado en Italia 90: Se clasificó a la segunda ronda con victorias sobre Escocia oir 1-0 y Suecia de 2-1, y una derrota mínima frente a la poderosa Brasil por 1-0. En la segunda fase, los ticos cayeron 4-1 ante Checoslovaquia, pero la hazaña ya estaba hecha para los libros de la historia del fútbol costarricense.

“Recuerdo que en el gol contra Escocia tuve mucha injerencia con un juego distractor y dándole secuencia a la jugada hasta terminar con (Juan) Cayasso anotando el tanto de la victoria. Fue muy importante, porque era el primer gol en un Mundial para Costa Rica”, revivió Ramírez en el 2018.

Esa vez, el Macho Ramírez catalogó el partido del ’90 como muy fuerte. “Tuve la dicha de debutar con la Selección en un Mundial y jugar ese partido. Fue un partido muy duro e intenso. Era un partido muy importante, Bora (Milutinovic) nos había dicho que teníamos que hacerlo bien para tener posibilidades en el grupo”, indicó el estratega antes de viajar a Glasgow.

Para el extécnico de Costa Rica el duelo ante Escocia de hace tres décadas fue clave para su clasificación a los octavos de final y aquel torneo registró “un antes y un después” en el balompié tico. “Italia 90 marcó nuestra etapa profesional en el fútbol, cuando comenzaron los jugadores de Costa Rica a salir al exterior, progresando tanto en lo económico como en lo deportivo, por lo que ese Mundial fue una gran motivación”, contó Ramírez a la prensa.

Óscar Ramírez ante Escocia (1-0), el 11 de junio de 1990 en el Mundial de Italia, le hace el túnel a Richard Gough, al finalizar el primer tiempo en Génova; al fondo observa José Carlos Chaves. Un triunfo que enloqueció a los ticos hace 30 años (foto archivo de Rodrigo Calvo).

“Fue un juego muy importante en la historia del fútbol costarricense, por supuesto, siendo el primer partido que tuvimos en la Copa del Mundo”, fue la confesión posterior del exestratega de Alajuelense, al ser entrevistado a través de un intérprete en la rueda de prensa realizada antes del fogueo con Escocia en Glasgow, cuando faltaban exactamente 100 días para debutar en el Mundial de Rusia.

“Hicimos un muy buen trabajo preparando al equipo para Italia 90. Una país como Costa Rica que nunca antes había estado en un Mundial, ganar ese juego fue una gran sorpresa. Y fue un importante punto de partida para nuestra nación. Desde 1990 ha habido un gran desarrollo del fútbol costarricense y, por supuesto, nuestra referencia más reciente es lo que hicimos en Brasil en 2014” (cuando llegaron a cuartos de final antes de perder en penales ante Holanda), revivió Óscar en la página digital de Daily Récord.

“Por supuesto, hay algunas expectativas de que ganemos este juego en Glasgow. Pero tenemos que comprometernos con eso y mostrar algunas cosas que haremos en la Copa del Mundo”, reveló Ramírez horas antes de triunfar nuevamente 1-0 contra Escocia, ahora en el banquillo.

También confesó esa vez que no recordaba haber enfrentado en el ’90 a su colega de Escocia, Alex McLeish, que vería de nuevo el video contra Escocia para acordarse antes de tener un encuentro con este estratega.

Cuando se reunió nuevamente con McLeish en Glasgow, Macho Ramírez explicó para el diario BBC, de Londres, Inglaterra: “Es la segunda vez que esto me sucede. Mi primer partido como entrenador del equipo nacional fue contra Brasil, dirigido por Dunga, contra quien jugué también en Italia ’90 (ambos juegos los perdió 1-0, en 1990 y el 2015). No recordaba bien a Alex (McLeish) jugando ese día en el campo, así que volví y vi el video. Recuerdo mucho de mi juego en un juego que resultó muy intenso. Es bueno para mí ver a exjugadores de este juego”.

Óscar Ramírez en marzo del 2018, en Glasgow, previo al amistoso que ganó por 1-0 como entrenador de Costa Rica al medirse a Escocia. Así que superó a los europeos como jugador en 1990 y luego como técnico hace dos años (foto “The Daily Récord”, de Escocia”).

Como jugador de la Sele, Óscar Ramírez participó en Italia 1990, disputando los cuatro partidos en tierras italianas, y completó entre 1985 y 1997 un total de cuatro fases de las eliminatorias mundialistas de la Concacaf para las citas de México 1986, Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998.

En los banquillos, el Macho registró un paso exitoso por la Liga Deportiva Alajuelense, con la que ganó cinco títulos nacionales –el último en diciembre del 2013–, y desde el 18 de agosto del 2015 estuvo casi cuatro años al frente del equipo nacional, al que condujo hasta las semifinales del 2017 en la Copa de Oro de la Concacaf, la clasificó al Mundial de Rusia 2018 y la dirigió en la Copa América Centenario en el 2016, la Copa Centroamericana del 2017 y el Mundial de Rusia 2018.

En el último Mundial, no le fue bien al equipo de Óscar Ramírez y fracasó por completo, al ocupar el cuarto y último sitio del grupo E, con solo un punto ganado, y finalizar en la casilla 29 entre 32 países, la segunda más baja de las cinco copas a las que asistió Costa Rica desde 1990. En Rusia cayó sucesivamente ante Serbia (0-1) y Brasil (0-2), y solo igualó con Suiza (2-2). El 4 de julio del 2018 se hizo oficial su salida definitiva de la selección tica, debido a que la Fedefútbol decidió no renovarle el contrato.

Hoy, a los 55 años, se mantiene alejado en forma indefinida de los banquillos del fútbol, en especial de mantener cualquier contacto con la opinión pública, luego de que fue objeto de constantes ataques ofensivos y críticas destructivas hacia su persona de parte de los fanáticos y un sector de la prensa deportiva. Ahora divide la vida entre su casa en San Antonio de Belén, Heredia, y su finca en Hojancha, Guanacaste.

Allí, Óscar Ramírez Hernández se dedica sin obstáculos a la agricultura, principalmente al cultivo de naranjas, limones y sandías, y es un próspero empresario al producir naranjas a gran escala. Sin embargo, su agente, Juan Vicente Carvajal, no descarta que a corto plazo vuelve a dirigir a un equipo fútbol, en el país o en el extranjero, donde ya le llegaron algunas ofertas.

Óscar Ramírez en abril del 2019, en su finca de Hojancha, Guanacaste, retirado temporalmente de los banquillos de fútbol luego de dirigir a Costa Rica en el Mundial de Rusia 2018. Allí, entre semana, se dedica a la agricultura y como empresario a la producción de naranjas (Captura de imagen de un video enviado por Óscar Ramírez).

FUENTES CONSULTADAS: Los sitios de “La Nación”, “Diario Extra”, “ESPN Costa Rica” y “AM Prensa.com” (Costa Rica); la “BBC” (Inglaterra), el “Daily Récord” y “The Scottish Sun” (Escocia), así como la Fedefútbol y el archivo del sitio “Buzón de Rodrigo”. Fotos: Fedefútbol, la Asociación Escocesa de Fútbol, revista “France Football” y el archivo sitio digital “Buzón de Rodrigo”.

Artículo anteriorAndrey Amador dio un paso histórico de Movistar a Ineos
Artículo siguienteLa U sumó un nuevo descenso a su expediente
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).