Álvaro Rojas Espinoza en el 2015, cuando tenía 96 años. Nacido el mismo año de fundación de la Liga Deportiva Alajuelense, el ateniense falleció esta semana a los 100 años de edad. Era el exseleccionado nacional y exjugador liguista más longevo del país (foto Marianela Madrigal/archivo de Rodrigo Calvo).

PREGUNTA:

José Antonio Pastor Pacheco (Curridabat, San José).

Me gustaría conocer la trayectoria deportiva del exfutbolista rojinegro Álvaro Rojas Espinoza, quien falleció esta semana a los 100 años y tenía la misma edad de la Liga Deportiva Alajuelense.

Artículo aparecido en la sección “Buzón de Rodrigo” sobre la carrera del exdelantero liguista Álvaro Rojas Espinoza en el fútbol nacional. Se publicó este sábado 24 de agosto del 2019 en la sección de deportes del “Diario Extra”, gracias al patrocinio del Grupo ICE (http://www.diarioextra.com/Noticia/detalle/396923/alvaro-rojas-vibro-con-centenario-manudo).

RESPUESTA:

Álvaro Rojas Espinoza era un apasionado del fútbol, un deporte del que no dejaba de aprender ni descubrir su magia –como asiduo televidente y oyente de los temas deportivos en los medios de comunicación social– y que le cambió su existencia desde que empezó a jugarlo en forma oficial a la corta edad de 15 años, en su natal Atenas, de Alajuela.

Nacido hace 100 años, el 12 de agosto de 1919, en el mismo año de fundación de su querida Liga Deportiva Alajuelense, don Álvaro siempre mostró con orgullo los logros de su trayectoria deportiva como jugador y dirigente (fue vicepresidente del club manudo y cuatro veces jerarca de la Federación Costarricense de Fútbol, Fedefútbol), así como los que alcanzó a nivel profesional que lo llevaron incluso a ser presidente municipal, diputado, Viceministro y Ministro de Agricultura.

A nivel deportivo, militó al principio en varios equipos provinciales y federados de Atenas y Alajuela, para luego pasar durante una década a Alajuelense y la Selección Mayor de Costa Rica, entre 1935 y 1945. En esa ocasión, se retiró del fútbol a la corta edad de 25 años, para dedicarse por entero a su profesión y otra pasión, la de ingeniero agrónomo, y a formalizar un hogar con Ligia Jenkins Zamora. Con ella estuvo casado por más de seis décadas hasta el 2009, año del fallecimiento de su esposa; fueron los padres de cuatro hijos (tres hombres y una mujer) y tuvieron 12 nietos y nueve bisnietos.

Sin duda, un gran personaje del balompié tico, entusiasta y seguidor empedernido de este deporte y del equipo Alajuelense, una excelente persona, siempre atento y amable, con una gran sabiduría y que dejó un gran legado, como lo hizo su hermano, Jorge Lalo Rojas, exjugador y constituyente, ya fallecido en esta misma década a los 93 años.

Álvaro Rojas hace cuatro años, en el 2015, cuando repasaba fotografías de su carrera en el fútbol, con la Liga y la Selección Nacional de Costa Rica, durante la entrevista con el sitio "Buzón de Rodrigo" que concedió en su casa en el Residencial Alto de las Palomas, en Santa Ana, San José (foto Marianela Madrigal/archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas hace cuatro años, en el 2015, cuando repasaba fotografías de su carrera en el fútbol, con la Liga y la Selección Nacional de Costa Rica, durante la entrevista con el sitio “Buzón de Rodrigo” que concedió en su casa en el Residencial Alto de las Palomas, en Santa Ana, San José (foto Marianela Madrigal/archivo de Rodrigo Calvo).

Hace dos años, el 13 de agosto del 2017 –un día después de su cumpleaños 98–, Álvaro Rojas se hizo acompañar de miembros de su numerosa familia, entre sus hijos, nietos y bisnietos, para un merecido homenaje que le realizó la Liga Deportiva Alajuelense antes de un clásico provincial contra el Club Sport Herediano (su equipo perdió 0-1), por la cuarta fecha del Torneo de Apertura 2017. El ateniense lució con buena salud, hizo el saque de honor con un toque fino y preciso, y se mostró muy emocionado de poder deleitarse a par de directivos, jugadores y seguidores rojinegros.

Su gran ilusión, precisamente, era vivir en el último mes y en forma intensa el reciente Centenario de creación de su amada Liga Deportiva Alajuelense, que se cumplió el pasado 18 de junio, aunque los festejos se organizaron oficialmente para el 22 de junio. Y el sueño se le cumplió en vida. “Mi papá estuvo pendiente de todo lo relacionado con el Centenario. La celebración no la podía seguir en el propio estadio Alejandro Morera, por su edad y estado de salud, y la vio completa por la tele… La disfrutó mucho. A pesar de que ya estaba enfermito, estaba consciente y lúcido hasta un día antes de morir”, describió su hijo, Jorge Manuel Rojas, dos días después del fallecimiento de su padre, ocurrido el martes 20 de agosto anterior en su casa, en Residencial Alto de las Palomas, en Santa Ana, San José.

Su sobrino, Federico Rojas –hijo del exfutbolista manudo Jorge Lalo Rojas–, también describió que Álvaro Rojas vibró de emoción por la fiesta del Centenario de los alajuelenses. “Se que estaba muy emocionado… Mis primos me decían que él soñaba con llegar a los 100 años y celebrar el centenario de la Liga Deportiva Alajuelense. Gracias a Dios, lo logró y deja un legado histórico (…). Ya no queda gente así. Ya él descansa en paz”, dijo el exdirigente manudo y director ejecutivo del Comité Organizador del Mundial de la FIFA Sub-17 Femenino del 2014 que se realizó en el país.

Y agregó: “Tío Álvaro fue un gran ser humano, pero sobre todo una persona culta con gran sensibilidad. Creció en la Atenas de los años ’20 y ’30, sencilla pero genuina y cálida. Por sus múltiples facetas de Ministro de Agricultura y otros puestos gubernamentales, le tocó viajar mucho por el mundo donde curtió aún más su conocimiento en proyectos importantes para el país, incluyendo lograr el apoyo del gobierno británico para abrir la Escuela Centroamericana de ganadería, hoy parte de la Universidad Técnica Nacional (UTN) de Costa Rica…”.

Álvaro Rojas a los 98 años, cuando con buena técnica hizo el saque de honor durante el homenaje de la Liga Deportiva Alajuelense el 13 de agosto del 2017, junto a su hijo Marco Antonio Rojas Jenkins. Atrás, sus nietas Susana Rojas Salazar y Carolina Rojas Vargas (foto Prensa de L. D. Alajuelense).
Álvaro Rojas a los 98 años, cuando con buena técnica hizo el saque de honor durante el homenaje de la Liga Deportiva Alajuelense el 13 de agosto del 2017, junto a su hijo Marco Antonio Rojas Jenkins. Atrás, sus nietas Susana Rojas Salazar y Carolina Rojas Vargas (foto Prensa de L. D. Alajuelense).

“Todo ese bagaje cultural, unido a su don de gentes, serenidad y amor por su familia y su natal Atenas, hizo que tío Álvaro fuera una persona muy querida y con amigos en todo lugar. Se nos va un roble, una persona con muchos legados a su Atenas, a su querida Liga y sobre todo a su país. Que de Dios goce”, puntualizó Federico Rojas al sitio webBuzón de Rodrigo“.

Por su parte, la Liga Deportiva Alajuelense se unió al luto nacional, por la desaparición física de don Álvaro, y publicó una breve esquela en sus cuentas de redes sociales, en Facebook y Twitter. “Exjugador, exdirigente, pero sobre todo un apasionado liguista, cuyo sueño cumplido fue celebrar sus 100 años de vida junto al equipo de sus amores. Descansó en paz. Mucha fortaleza a sus familiares”, escribió la institución manuda y acompañó el pésame con una reciente entrevista sobre su vida que le hizo para la Liga el periodista Esteban Aronne, en la primera quincena de mayo anterior.

Ante una profusa concurrencia de atenienses y familiares, los funerales se celebraron el pasado 21 de agosto en la Iglesia de Atenas, Alajuela; en la ceremonia religiosa hubo ausencia de dirigentes de la Liga y la Fedefútbol, organismo que por cierto ni una esquela puso en sus redes sociales, pese a que don Álvaro fue dos veces seleccionado nacional, en los años 40, y en cuatro ocasiones presidió el organismo rector del balompié tico.

Ahora sus restos reposan en el cementerio municipal de Atenas. “Padre ejemplar, esposo fiel, abuelo sabio, amigo bueno, ciudadano de honor, futbolista de pasión, hoy regresa a la casa Celestial, pero su luz perdurará en cada vida alumbrada por su amor. Amante inclaudicable de la vida, fue complacido en su anhelo de llegar a los 100 años y celebrarlos con los 100 de la Liga”, escribieron los familiares al comunicar su partida.

Muy emocionado se mostró Álvaro Rojas con el tributo de la Liga Deportiva Alajuelense, previo a un clásico provincial con Herediano por el Torneo de Apertura 2017. A su lado, sus nietas Susana (izquierda) y Alejandra Rojas Salazar (derecha), el 13 de agosto de ese año en el estadio Alejandro Morera, de Alajuela (foto Prensa de L. D. Alajuelense).
Muy emocionado se mostró Álvaro Rojas con el tributo de la Liga Deportiva Alajuelense, previo a un clásico provincial con Herediano por el Torneo de Apertura 2017. A su lado, sus nietas Susana (izquierda) y Alejandra Rojas Salazar (derecha), el 13 de agosto de ese año en el estadio Alejandro Morera, de Alajuela (foto Prensa de L. D. Alajuelense).

EL LEGADO HISTÓRICO DE UN CENTENARIO ATENIENSE

Este apasionado seguidor rojinegro, ateniense de nacimiento, se enorgullecía ante familiares que lo visitaban y periodistas que lo entrevistaban de que estaba con buena salud y tenía la misma edad de la Liga Deportiva Alajuelense, con la clara meta de alcanzar los 100 años en este 2019, para festejarlo como súper manudo que es, junto a sus seres queridos. Dicha meta de llegar a un siglo de existencia la cumplió el 12 de agosto, una semana antes de fallecer en su casa de habitación.

Ahora, en vísperas del siguiente fogueo de la Sele, con un amistoso ante Uruguay programado para el viernes 6 de setiembre en el Estadio Nacional, el nombre de Álvaro Rojas Espinoza salió una vez más a la luz pública, porque quien murió era, aparte de exdirigente y exjerarca federativo, el exjugador de Alajuelense y el exseleccionado más longevo de nuestro balompié.

Al fallecer don Álvaro, la condición del más veterano de la Tricolor la disfruta hoy Alberto Gallego Armijo, josefino de casi 93 años (los cumple el 27 de setiembre próximo) y exgoleador del Cartaginés, la Universidad de Costa Rica y la Selección Nacional. A Armijo le siguen, en su orden como los de mayor edad en la Sele, el exatacante Miguel Ángel Chumpi Zeledón (92 años), el exportero Carlos Alvarado (91 años) y el exlateral izquierdo Alex Sánchez (89 años).

De esta manera, de los primeros combinados del país, integrados en 1921, 1930, 1935, 1938, 1941, 1942 y 1943 para cumplir compromisos internacionales de carácter oficial o amistoso, ya no quedan sobrevivientes. “Me siento muy bien de salud… Estoy muy ‘chirote’. Yo soy el más viejo de la Selección y la Liga, ya todos mis compañeros están muertos”, dijo Rojas en el 2015.

La directiva de la Liga Deportiva Alajuelense le entregó esta placa conmemorativa a Álvaro Rojas Espinoza, quien un día antes cumplió 98 años. Lo acompañaron su bisnieta Mariana Molina Rojas (izquierda), su nieta Carolina Rojas Vargas y sus bisnietas María José Ulloa Rojas y Sofía Vargas Beverlin, en ese orden, en este homenaje del 13 de agosto del 2017, antes del clásico provincial con Herediano que los visitantes ganaron 1-0, en el estadio Alejandro Morera de Alajuela (foto Prensa de L. D. Alajuelense).

Hace 77 años, don Álvaro integró sus dos únicas Selecciones Nacionales de Costa Rica, primero al disputar seis partidos en una gira amistosa a Guatemala en 1942, con el propósito de atender una invitación diplomática de un dictador chapín de la época, el general Jorge Ubico; y el otro llamado se produjo en 1943 para el fallido Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol en El Salvador, donde la Nacional no retuvo el título de 1941 y se conformó con en tercer lugar.

En total, el impetuoso delantero, que se caracterizó por ser un jugador versátil pero incómodo, que iba por todos los balones y solía sacar de quicio a los zagueros con la pelota en los pies, registró con la Tricolor un total de cuatro goles en seis encuentros internacionales de clase A.

Por su parte, con su amada Liga Deportiva Alajuelense, conquistó tres títulos del Campeonato de la Primera División, en 1939, 1941 (invicto) y 1945, y se adjudicó las Copas Borsalino en 1942 y Gran Bretaña en 1944.

Con su acostumbrado sombrero, siempre estuvo rodeado del cariño y la admiración de su numerosa familia. Se entretenía mucho en su oficina, rodeado de libros, fotografías y documentos históricos, pegado a la radio y a la televisión; le encantaba ver fútbol local e internacional, observar telenovelas colombianas y escuchar música americana melodiosa.

No solo la Liga Deportiva Alajuelense llegó a un siglo de existencia este año, el 18 de junio anterior. El exjugador rojinegro Álvaro Rojas Espinoza cumplió un deseo el 12 de agosto y también llegó a la edad centenaria. Una semana después, el 20 de agosto, falleció en su residencia en el Alto de las Palomas, de Santa Ana, San José (foto Francisco González/sitio 'web' de la Liga Deportiva Alajuelense).
No solo la Liga Deportiva Alajuelense llegó a un siglo de existencia este año, el 18 de junio anterior. El exjugador rojinegro Álvaro Rojas Espinoza cumplió un deseo el 12 de agosto y también llegó a la edad centenaria. Una semana después, el 20 de agosto, falleció en su residencia en el Alto de las Palomas, de Santa Ana, San José (foto Francisco González/sitio ‘web’ de la Liga Deportiva Alajuelense).

“El fútbol actual es más táctico, el de antes era más libre”, resumió en el 2015 el entonces jugador mayor de los seleccionados y tío del exguardameta Alejandro González Rojas –gran figura liguista en los años 80–, al tiempo que recordaba que nunca entrenó en su época de juventud, pues pasaba todo el día en la universidad, estudiando en la Facultad de Agronomía.

Hace cuatro años se declaró admirador fiel del balompié del FC Barcelona, de la magia futbolística de los argentinos Diego Armando Maradona y Lionel Messi; así como de jugadores locales que jugaron en su época, como Alejandro Morera, Enrique Quique Solera, Guillermo Memo Coto, Arturo Alfaro, Eladio Rosabal, Rafael Ángel Macho Madrigal y Jesús Chiseta Rojas; y de los años venideros, citó a Marvin Rodríguez, Álvaro Murillo, Paulo César Wanchope (“ha sido un crack”, resaltó) y Wilmer el Pato López.

Alejado de los vicios y las fiestas nocturnas, reveló en esta entrevista que sus secretos para vivir con salud durante tanto tiempo eran dormir bien, ser cuidadoso con la alimentación (comida liviana con mucha fruta y verdura) y muy religioso (“estoy cerquita de Dios”, decía constantemente), y hacer ejercicios continuos cuando caminaba 400 metros al día.

“Me gustaría llegar a los 100 años para tener la misma edad de la Liga Deportiva Alajuelense durante su celebración centenaria”, fue la declaración reiterada que, en el 2015, emitió el entonces “Matusalén” de la Tricolor, como el seleccionado y liguista con más años de historia. Cuatro años después, Álvaro Rojas Espinoza ya descansa en paz.

ENTREVISTA A ÁLVARO ROJAS ESPINOZA (2015)

El siguiente es un extracto de una amplia entrevista de casi 40 minutos que Álvaro Rojas Espinoza concedió hace cuatro años, en el 2015, al sitio web “Buzón de Rodrigo” (antes se llamó ‘Crónica.cr’), en la cual repasó su extensa vida en el fútbol, como jugador y dirigente, contó sabrosas anécdotas y resaltó los secretos de su larga vida centenaria.

TRAYECTORIA DE DON ÁLVARO

Nombre: Álvaro Rojas Espinoza.

Nacimiento: 12 de agosto de 1919, en Atenas, provincia de Alajuela.

Fallecimiento: 20 de agosto del 2019, a la edad de 100 años y ocho días, en El Alto de las Palomas, de Santa Ana, San José.

Familia: Estuvo casado 64 años con Ligia Jenkins Zamora, de 1945 al 2009, año de fallecimiento de su esposa. La pareja tuvo cuatro hijos: Álvaro, Jorge Manuel, María (falleció en el 2014) y Marco Antonio; 12 nietos: Adriana, Álvaro, Alejandra, Susana, Pablo, Paula, Esteban, Daniel, Carolina, Marco Antonio, Eugenia y Andrés; y nueve bisnietos: María José, Mariana, José Fernando, Santiago, Fabiola, Matías, Sofía, Nicolás y Tomás.

Profesión: Ingeniero agrónomo.

Deporte: Fútbol.

El ingeniero agrónomo Álvaro Rojas Espinoza, en su faceta profesional, fue presidente municipal de su natal Atenas, diputado de la Asamblea Legislativa, Viceministro y Ministro de Agricultura. Destacó, además, por ser un activo promotor en la construcción de instalaciones deportivas (foto archivo de Rodrigo Calvo).
El ingeniero agrónomo Álvaro Rojas Espinoza, en su faceta profesional, fue presidente municipal de su natal Atenas, diputado de la Asamblea Legislativa, Viceministro y Ministro de Agricultura. Destacó, además, por ser un activo promotor en la construcción de instalaciones deportivas (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Clubes: En su juventud jugó de delantero en equipos de fútbol aficionado como el “Macho” Rodríguez (1928), San Luis Gonzaga (1931). Sociedad Gimnástica Ateniense (1934), Juvenil San Bosco de Alajuela (1934), Infantil y Juvenil de “Chiseta” Hernández de Alajuela (1934-1935) y Atenas FC (1937-1952). Y a nivel federado, con el Alajuela Junior (1935) y la Liga Deportiva Alajuelense (1936-1945), en la Tercera, la Segunda y la Primera Divisiones.

Selecciones: Dos convocatorias, primero en 1942 para una serie amistosa en Guatemala, y después en 1943 con motivo del II Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol, en San Salvador El Salvador. Con la Tricolor sumó cuatro goles en seis juegos internacionales de clase A.

Logros: A nivel académico fue campeón nacional con la Escuela José Carlos Umaña, el Instituto de Alajuela y la Universidad (con la Facultad de Agronomía y el Campeonato Universitario). Y a nivel federado fue monarca de la Primera División con los manudos en 1939, 1941 (invicto) y 1945, y ganó las Copas Borsalino en 1942 y Gran Bretaña en 1944.

Otros cargos: Vicepresidente de Alajuelense, cuatro veces presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), en 1957, 1963-1964, 1969 y 1973; presidente municipal de Atenas (1944), diputado de la Asamblea Legislativa (1949-1953), Viceministro y Ministro de Agricultura (1970-1974). Se distinguió por ser un activo promotor en la construcción de instalaciones deportivas.

*Colaboraron en esta información sus hijos Jorge Manuel y Marco Antonio Rojas Espinoza, su sobrino Federico Rojas, Marianela Madrigal y el periodista José Antonio Pastor.

Álvaro Rojas (tercero, de izquierda a derecha) fue cuatro veces presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), entre los años 50, 60 y 70 del siglo pasado. Aquí el 21 de marzo de 1970, como jerarca federativo. Junto a él, excompañeros de la Liga: José Luis ‘Chime’ Rojas, Alejandro Morera, Arturo Alfaro, Enrique ‘Quique’ Solera y Salvador Soto ‘Indio Buroy’ (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas (tercero, de izquierda a derecha) fue cuatro veces presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), entre los años 50, 60 y 70 del siglo pasado. Aquí el 21 de marzo de 1970, como jerarca federativo. Junto a él, excompañeros de la Liga: José Luis ‘Chime’ Rojas, Alejandro Morera, Arturo Alfaro, Enrique ‘Quique’ Solera y Salvador Soto ‘Indio Buroy’ (foto archivo de Rodrigo Calvo).

ÁLVARO ROJAS EN IMÁGENES

PASAJES CON LA LIGA DEPORTIVA ALAJUELENSE

Álvaro Rojas fue 10 años futbolista federado, de 1935 a 1945, y fue tres veces campeón con Alajuelense, en 1939, 1941 y 1945 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas fue 10 años futbolista federado, de 1935 a 1945, y fue tres veces campeón con Alajuelense, en 1939, 1941 y 1945 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas tenía 14 años, en 1934, cuando integró el infantil de Chiseta Hernández, en la Plaza Iglesias de Alajuela. Él es el cuarto en la fila de abajo, de izquierda a derecha. La estrella alajuelense Alejandro Morera Soto, aparece en la fila de arriba, tercero de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas tenía 14 años, en 1934, cuando integró el infantil de Chiseta Hernández, en la Plaza Iglesias de Alajuela. Él es el cuarto en la fila de abajo, de izquierda a derecha. La estrella alajuelense Alejandro Morera Soto, aparece en la fila de arriba, tercero de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Con Álvaro Rojas en el plantel principal, esta fue la Liga Deportiva Alajuelense que hace 80 años realizó una gira a El Salvador luego de que ganara el Campeonato Nacional de la Primera División en 1939. Arriba (de izquierda a derecha): Dr. Álvaro Montero, Guillermo "Memo" Coto, José Luis "Chime" Rojas, Edwin López, Juan "Tica" Chavarría, Ricardo Barquero, Luis Ángel Salas, "Agapito" González, Carlos Arroyo, "Piquín" Jiménez (masajista), Enrique Riba (directivo) y Enrique Solera. Abajo: Guillermo Flores, Tomás Alfaro, Manuel "Melis" Montoya, Álvaro Rojas, Alejandro Moreral, Víctor Monge, Salvador Soto "Indio Buroy", Jorge "Lalo" Rojas y Fritz A. Leer (contratista) (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Con Álvaro Rojas en el plantel principal, esta fue la Liga Deportiva Alajuelense que hace 80 años realizó una gira a El Salvador luego de que ganara el Campeonato Nacional de la Primera División en 1939. Arriba (de izquierda a derecha): Dr. Álvaro Montero, Guillermo “Memo” Coto, José Luis “Chime” Rojas, Edwin López, Juan “Tica” Chavarría, Ricardo Barquero, Luis Ángel Salas, “Agapito” González, Carlos Arroyo, “Piquín” Jiménez (masajista), Enrique Riba (directivo) y Enrique Solera. Abajo: Guillermo Flores, Tomás Alfaro, Manuel “Melis” Montoya, Álvaro Rojas, Alejandro Morera, Víctor Julio “Ñato” Monge, Salvador Soto “Indio Buroy”, Jorge “Lalo” Rojas y Fritz A. Leer (contratista) (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La Liga Deportiva Alajuelense conquistó el Campeonato Nacional de la Primera División en 1939 y lo concretó con esta delantera. De izquierda a derecha: Álvaro Rojas, Alejandro Morera, Víctor Julio "Ñato" Monge, Salvador Soto "Indio Buroy" y Jorge "Lalo" Rojas (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La Liga Deportiva Alajuelense conquistó el Campeonato Nacional de la Primera División en 1939 y lo concretó con esta delantera. De izquierda a derecha: Álvaro Rojas, Alejandro Morera, Víctor Julio “Ñato” Monge, Salvador Soto “Indio Buroy” y Jorge “Lalo” Rojas (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Después de conquistar el título nacional de 1939, Álvaro Rojas y sus compañeros de la Liga Deportiva Alajuelense viajaron a San Salvador, El Salvador. Allí perdieron 2-3 y ganaron 1-0 al seleccionado de aquel país, entre febrero y marzo de 1940 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Después de conquistar el título nacional de 1939, Álvaro Rojas y sus compañeros de la Liga Deportiva Alajuelense viajaron a San Salvador, El Salvador. Allí perdieron 2-3 y ganaron 1-0 al seleccionado de aquel país, entre febrero y marzo de 1940 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Este equipo de la Liga Deportiva Alajuelense conquistó en 1941 el trofeo de la Copa Borsalino, luego de doblegar 2-0 al Club Sport La Libertad en la final disputado en el Estadio Nacional de La Sabana, San José. En esta imagen, el ariete Álvaro Rojas aparece en la fila de abajo; es el cuarto, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Este equipo de la Liga Deportiva Alajuelense conquistó en 1941 el trofeo de la Copa Borsalino, luego de doblegar 2-0 al Club Sport La Libertad en la final disputado en el Estadio Nacional de La Sabana, San José. En esta imagen, el ariete Álvaro Rojas aparece en la fila de abajo; es el cuarto, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Tres grandes futbolistas de la Liga Deportiva Alajuelense que dictaron cátedra en el torneo de 1941, que los manudos se adjudicaron en forma invicta. El portero Luis Ángel Salas (centro) aparece junto a los hermanos Álvaro (izquierda) y Jorge "Lalo" Rojas Espinoza (derecha) (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Tres grandes futbolistas de la Liga Deportiva Alajuelense que dictaron cátedra en el torneo de 1941, que los manudos se adjudicaron en forma invicta. El portero Luis Ángel Salas (centro) aparece junto a los hermanos Álvaro (izquierda) y Jorge “Lalo” Rojas Espinoza (derecha) (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Sin conocer la derrota en sus presentaciones, Alajuelense campeónizó en forma invicta en el Campeonato de la Primera División de 1941; Álvaro Rojas fue titular en este equipo. De pie: Alejandro Morera (entrenador), Melico Valverde, Tomás Alfaro, Rogelio Fernández, Rodrigo "Chino" Moreno, Jorge "Lalo" Rojas, , Luis Ángel Salas, Carlos Arroyo, Claudio "Chopita" Padilla, Héctor Cordero y Francisco Ortiz. Abajo: Ramón Arroyo, José Luis "Chime" Rojas, Salvador Soto "Indio Buroy", José Riggioni, Álvaro Rojas y Mario Riggioni (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Sin conocer la derrota en sus presentaciones, Alajuelense campeónizó en forma invicta en el Campeonato de la Primera División de 1941; Álvaro Rojas fue titular en este equipo. De pie: Alejandro Morera (entrenador), Melico Valverde, Tomás Alfaro, Rogelio Fernández, Rodrigo “Chino” Moreno, Jorge “Lalo” Rojas, , Luis Ángel Salas, Carlos Arroyo, Claudio “Chopita” Padilla, Héctor Cordero y Francisco Ortiz. Abajo: Ramón Arroyo, José Luis “Chime” Rojas, Salvador Soto “Indio Buroy”, José Riggioni, Álvaro Rojas y Mario Riggioni (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas Espinoza observa el balón, en un partido de la Liga Deportiva Alajuelense en el Estadio Nacional, de La Sabana, San José, correspondiente al campeonato de 1941 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas Espinoza observa el balón, en un partido de la Liga Deportiva Alajuelense en el Estadio Nacional, de La Sabana, San José, correspondiente al campeonato de 1941 (foto archivo de Rodrigo Calvo).

PASAJES CON LA SELECCIÓN MAYOR DE COSTA RICA

La primera Selección de Costa Rica que integró Álvaro Rojas Espinoza, para una gira amistosa a Guatemala, en noviembre de 1942. El equipo era dirigido por el legendario Alejandro Morera Soto (último en la fila de abajo, a la izquierda); Álvaro Rojas aparece de sexto, abajo, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La primera Selección de Costa Rica que integró Álvaro Rojas Espinoza, para una gira amistosa a Guatemala, en noviembre de 1942. El equipo era dirigido por el legendario Alejandro Morera Soto (último en la fila de abajo, a la izquierda); Álvaro Rojas aparece de sexto, abajo, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas (centro, señalado aquí con dos X), sus compañeros de la Selección de Costa Rica y su técnico Alejandro Morera (izquierda), posan antes de uno de los seis juegos amistosos cumplidos en noviembre de 1942 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Álvaro Rojas (centro, señalado aquí con dos X), sus compañeros de la Selección de Costa Rica y su técnico Alejandro Morera (izquierda), posan antes de uno de los seis juegos amistosos cumplidos en noviembre de 1942 (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La Selección de Costa Rica, con Álvaro Rojas, cumplió seis partidos amistosos en Guatemala, durante una gira que se hizo en noviembre de 1942. Allí cosechó cuatro triunfos, un empate y una derrota, con 13 goles a favor y 10 en contra. Sus rivales fueron Tipografía Nacional, Municipal, Victoria y un Combinado Tipografía-Municipal (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La Selección de Costa Rica, con Álvaro Rojas, cumplió seis partidos amistosos en Guatemala, durante una gira que se hizo en noviembre de 1942. Allí cosechó cuatro triunfos, un empate y una derrota, con 13 goles a favor y 10 en contra. Sus rivales fueron Tipografía Nacional, Municipal, Victoria y un Combinado Tipografía-Municipal (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Jugadores, cuerpo técnico y delegados de la Selección de Costa Rica durante la gira amistosa a Guatemala, en noviembre de 1942, que fue promovida por el dictador chapín, Jorge Ubico. Álvaro Rojas aparece sexto en la fila de abajo, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Jugadores, cuerpo técnico y delegados de la Selección de Costa Rica durante la gira amistosa a Guatemala, en noviembre de 1942, que fue promovida por el dictador chapín, Jorge Ubico. Álvaro Rojas aparece sexto en la fila de abajo, de izquierda a derecha (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Imagen de la gira de la Selección de Costa Rica, con Álvaro Rojas, para disputar seis amistosos en Guatemala, que se jugaron en noviembre de 1942. Allí se midió a los equipos Tipografía Nacional, Municipal, Victoria y un combinado Tipografía-Municipal (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Imagen de la gira de la Selección de Costa Rica, con Álvaro Rojas, para disputar seis amistosos en Guatemala, que se jugaron en noviembre de 1942. Allí se midió a los equipos Tipografía Nacional, Municipal, Victoria y un combinado Tipografía-Municipal (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Fotografía de la gira de la Selección de Costa Rica, con la presencia de Álvaro Rojas, para jugar seis partidos por Guatemala, en noviembre de 1942. Ahí registró cuatro victorias, un empate y un revés, con 13 tantos anotados y 10 recibidos (foto archivo de Rodrigo Calvo).
Fotografía de la gira de la Selección de Costa Rica, con la presencia de Álvaro Rojas, para jugar seis partidos por Guatemala, en noviembre de 1942. Ahí registró cuatro victorias, un empate y un revés, con 13 tantos anotados y 10 recibidos (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La segunda Selección de Costa Rica en la carrera de Álvaro Rojas Espinoza, que en 1943 ocupó el tercer puesto en el II Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol, en San Salvador, El Salvador. Arriba: Fernando "Lolito" Ruiz, Alberto Granados, Tomás Alfaro, César "Zurdo" Hernández, Rafael Ángel Cardona, 'Pachita' Tenant (madrina), Jorge Umaña, Jorge 'Lalo' Rojas, Eduardo Cabalceta, Francisco 'Paco' Zeledón, José Luis 'Chime' Rojas y Aníbal 'Ñeco' Varela. En el medio: los federativos E. Montealegre, W. Rodríguez, M. A. Herrero y E. Riba. Abajo: Alejandro Morera (técnico), Mario Riggioni, Álvaro Rojas, Eugenio Pignataro, Mario Ruiz, Héctor Cordero y William Cordero (foto archivo de Rodrigo Calvo).
La segunda Selección de Costa Rica en la carrera de Álvaro Rojas Espinoza, que en 1943 ocupó el tercer puesto en el II Campeonato Centroamericano y del Caribe de Fútbol, en San Salvador, El Salvador. Arriba: Fernando “Lolito” Ruiz, Alberto Granados, Tomás Alfaro, César “Zurdo” Hernández, Rafael Ángel Cardona, ‘Pachita’ Tenant (madrina), Jorge Umaña, Jorge ‘Lalo’ Rojas, Eduardo Cabalceta, Francisco ‘Paco’ Zeledón, José Luis ‘Chime’ Rojas y Aníbal ‘Ñeco’ Varela. En el medio: los federativos E. Montealegre, W. Rodríguez, M. A. Herrero y E. Riba. Abajo: Alejandro Morera (técnico), Mario Riggioni, Álvaro Rojas, Eugenio Pignataro, Mario Ruiz, Héctor Cordero y William Cordero (foto archivo de Rodrigo Calvo).

*FUENTES CONSULTADAS: Archivo del sitio web “Buzón de Rodrigo”. El grueso del reportaje que aparece en esta página digital corresponde a una entrevista del 2015 con Álvaro Rojas Espinoza, quien entonces suministró valiosa información y fotografías de su carrera deportiva.

¡HAGA SU CONSULTA!

Escriba sus preguntas sobre deportes al periodista Rodrigo Calvo Castro; enviarlas a los correos electrónicos Rodrigo@buzonderodrigo.com y rodrigoc.buzon@gmail.com.

Artículo anteriorFemenina se mantuvo en el podio del ciclo olímpico hacia Tokio 2020
Artículo siguienteUna corajuda Femenina, la revelación y la más ofensiva en Lima 2019
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).

3 COMENTARIOS

    • Muchas gracias, Orlando, por seguirnos en Cronica.cr. Siempre a la orden. Saludos, Rodrigo Calvo

Los comentarios están cerrados.