El líder sudafricano, Nelson Mandela, saluda a los seleccionados de Costa Rica, Try Bennett (izquierda), Danny Fonseca y Alonso Solís. El amistoso lo ganó Sudáfrica por 2-1 por la Copa "Nelson Mandela Challenge", el 11 de octubre del 2003, en Potchefstroom, Sudáfrica (foto de Alexander Joe, de AFP/Archivo de Rodrigo Calvo).

La Selección Mayor de Costa Rica solo registra un encuentro internacional de clase A en territorio de África.

Este hecho histórico sucedió hace 20 años, el 11 de octubre del 2003, en un encuentro amistoso por la Copa “Nelson Mandela Challenge” ante su similar de Sudáfrica -con la presencia de su máximo líder político, Nelson Mandela-, que la Tricolor perdió por 2-1 en el estadio Olen Park, de Potchefstroom, en Johannesburgo, Sudáfrica.

Entonces, el equipo nacional absoluto del país era guiado por un director técnico estadounidense, Steve Sampson, y anotó su único tanto mediante un autogol del zaguero local, Aaron Mokoena, al desviar un remate del delantero y relevo Jorge Alonso Solís, al minuto 79.

Pero la diferencia a favor de los Bafana Bafana (“Los Muchachos“) la sellaron los atacantes locales Siyabonga Nomvethe, al 75’, y Patrick Mayo, al 87’.

Costa Rica se preparaba para jugar contra Cuba la primera ronda de la eliminatoria de la Concacaf, rumbo al Mundial de Alemania 2006; mientras que el anfitrión tuvo este fogueo con miras a la fase previa del Continente Negro hacia esa Copa Mundial de la FIFA.

Este certamen Challenge es anual y se juega a un solo partido de fútbol entre Sudáfrica y un equipo visitante invitado, por celebrarse en ciudades de Sudáfrica. El desafío se fundó en 1994 como una forma de recaudar dinero para el Fondo para la Infancia Nelson Mandela.

En esa época, Costa Rica había sumado partidos de preparación que ganó en aquel tiempo entre marzo y setiembre del 2003, al doblegar a Paraguay (2-1), Chile (1-0) y China (2-0), y perder con Chile (0-1) y Austria (0-2). Por su parte, Sudáfrica se enfrentó a selecciones europeas y sudamericanas entre mayo del 2002 y mayo del 2003, cuando superó a Turquía (2-0) y Eslovenia (1-0), igualó con Paraguay (2-2), y perdió frente a España (2-3) e Inglaterra (1-2).

El equipo nacional de Costa Rica, con sus jugadores y delegados, posó con el legendario Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica (centro), antes de enfrentarse a Sudáfrica en el partido amistoso por la Copa “Nelson Mandela Challenge”, el 11 de octubre del 2003 en Potchefstroom, Sudáfrica. Arriba -de izquierda a derecha-: Rolando Fonseca, Mauricio Wright, Adrián de Lemos, Álvaro Saborío, José Luis Rodríguez -delegado-, Nelson Mandela, Simone Andrea Bishap -Vicecónsul de Costa Rica en Sudáfrica-, Júnior Díaz, Pablo Chinchilla y Óscar Mario Herrera -delegado-. Abajo: Walter Centeno, Steven Bryce, José Luis López, Reynaldo Parks y Alexánder Castro (foto de Alexander Joe, de AFP/Archivo de Rodrigo Calvo).

Homenaje al legendario Nelson Mandela

Antes del encuentro amistoso, la delegación costarricense posó para una postal histórica con el mítico Nelson Mandela, Premio Nobel de la Paz 1993, a quien los jugadores, cuerpo técnico y delegados ticos saludaron con admiración y respeto en el centro del terreno de juego. El expresidente sudafricano en el periodo de 1994 a 1999 es el personaje al que se le dedica el amistoso intercontinental y realiza el saque de honor de este juego de preparación en el 2003.

Madiba o Tata (padre), llamado el Padre de la Nación sudafricana, fue un abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo sudafricano que presidió el gobierno de su país por cinco años. Fue el primer mandatario de raza negra que encabezó el poder ejecutivo, y el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país.

Mandela, nacido el 18 de julio de 1918, es mundialmente alabado como uno de los personajes más importantes de la cultura afro en el mundo y se le reconoce por su gran lucha contra el apartheid, el sistema político de su país que consistía en separar a la población por motivos raciales y que aplicaba una discriminación total hacia los negros, que eran la mayoría de sus habitantes. El dominio le pertenecía a una mayoría blanca que controlaba las tierras, la riqueza y el gobierno, una estructura social discriminatoria que más adelante se codificaría en la plataforma legal del país bajo el nombre de apartheid.

Pero mucho antes de llegar al poder había experimentado lo peor en la denominada Unión Sudafricana, que era un evidente dominio del Imperio británico. Nelson fue arrestado en 1962 y acusado de conspiración para derrocar al gobierno, por lo que fue sentenciado a prisión perpetua. Campañas internacionales exigieron su liberación y fue excarcelado en 1990, cuando ya llevaba preso un largo periodo de 27 años, y lo hizo con un mensaje de reconciliación y unidad como única vía para reconstruir a Sudáfrica.

Precisamente, su gobierno recurrió a la violencia para tratar de desmontar la brutal estructura social y política, de supremacía blanca heredada del apartheid, con el fin de conducirla hacia el combate del racismo institucionalizado, la pobreza, la desigualdad social, así como la promoción de la reconciliación social y del gobierno mayoritario.

Como nacionalista africano y marxista, presidió el Congreso Nacional Africano (CNA) entre 1991 y 1997, y a nivel internacional fue secretario general del Movimiento de Países No Alineados entre 1998 y 2002.

Al retirarse de la política se dedicó a hacer obras de calidad y a luchar contra el sida a través de la Fundación Mandela. Falleció a los 95 años de edad, el 5 de diciembre de 2013, por una infección respiratoria. Su pensamiento y su lucha siguen inspirando a muchas personas en todo el mundo. Demostró con su vida que lo aparentemente imposible es posible.

Nelson Mandela inspiró a seleccionados del 2003

El partido de hace dos décadas, el 11 de octubre del 2003, fue un día especial para quienes integraban la Selección Nacional de Fútbol, porque el fogueo de preparación es recordado con un gran cariño por los jugadores costarricenses, a pesar de la derrota sufrida por 2-1 en Potchefstroom, Sudáfrica.

Así lo estableció un amplio reportaje del diario La Teja, publicado el 31 de agosto del 2020 por la periodista Karen Fernández, con motivo del Día del Negro y de la Cultura Afrocostarricense. Los futbolistas entrevistados, Álvaro Saborío, Junior Díaz, Steven Bryce, Reynaldo Parks y Try Bennett, así como el asistente técnico de ese entonces, Carlos Watson, tuvieron el importante honor de conocer de cerca al primer mandatario negro de Sudáfrica en aquel día inolvidable.

Junior Díaz, el exdefensor y uno de los encargados de categorías menores de la Liga Deportiva Alajuelense, recordó a Nelson Mandela como una persona que emitía una muy buena vibra, que transmitía paz y tranquilidad. “Nos dio la mano a todos, uno por uno, como dándonos la bienvenida y, la verdad, ha sido una de las mejores experiencias en mi vida. Yo parecía un chiquillo cuando conoce a su ídolo”, rememoró en La Teja.

Díaz, hoy de 40 años, añadió que fue una sorpresa y un momento muy especial el poder conocer a un líder mundial de su talla, alguien que luchó contra el racismo, la pobreza y la desigualdad social. “Pude tomarme una foto con él y es un recuerdo para toda la vida. Aún la gente me dice que esa foto vale oro, que no tiene precio y que cualquiera en el mundo se la desea. Mi familia no lo creía cuando se las enseñé, estaban emocionados y contentos por la oportunidad que tuve gracias al fútbol”, recordó Junior.

Júnior describió al gran Mandela como alguien muy humano y por eso fue un orgullo para él estrecharle la mano. “Todos los afrocostarricenses sabíamos quién era él y hasta rajábamos con la foto. Solo algunos compañeros no tenían mucha noción de quién era, pero al explicarles se sorprendieron”, detalló el exlateral izquierdo, quien fue legionarios en Europa, al militar en clubes de Polonia, Bélgica y Alemania.

Por su parte, Carlos Watson era el auxiliar técnico del norteamericano Steve Sampson en aquella selección y aún recuerda la ansiedad que sintió en cuanto supo que conocería a su ídolo. Desde que le hicieron el anuncio se emocionó muchísimo y comenzó a buscar quién le tomara la foto para el recuerdo, pero por más que hizo, se quedó sin la imagen.

“Cuando Mandela llegó y se bajó del helicóptero nos dieron indicaciones de que solo podíamos extenderle la mano para saludarlo, pero yo me dije ‘bueno, me encarcelan pero yo lo voy a abrazar, no me importa’. Cuando ya lo tenía cerca casi logré abrazarlo, pero me separaron los guardaespaldas”, recordó Watson, hoy con 71 años, en el mismo reportaje de La Teja.

“Le dije que lo quería mucho, él me pidió que le saludara a Oscar Arias y me dio las gracias. El fútbol me permitió muchas cosas, pero diría que esa oportunidad fue lo más grande que me ha dado pese a que he ido a Campeonatos Mundiales menores y que gané campeonatos nacionales con tres equipos grandes. Fue lo máximo y no todos pueden decir que lo conocieron”, contó el exdirector deportivo de las Selecciones Nacionales de la Fedefútbol.

El exlateral saprissista Try Bennett, hoy con 48 años, tiene grabado un detalle: Mandela no habló, solo asentía con la cabeza y se le veía muy emocionado por el cariño que le estaba mostrando su pueblo.

“El estadio estaba lleno y la gente comenzó a corear su nombre en señal de la admiración que sentían por él. Fue una experiencia lindísima”, contó Try. Y añadió que hubo muchas personas que se vieron beneficiadas por la lucha que el líder sudafricano dio a lo largo de su vida, no solo la población negra.

El mediocampista costarricense José Luis “Puppy” López patea el balón ante el ariete sudafricano Teboho Mokoena (derecha), durante el partido por la Copa “Nelson Mandela Challenge”, el 11 de octubre del 2003 en Potchefstroom, Sudáfrica. Al fondo, el volante Wálter “Paté” Centeno (foto de Themba Hadebe, de AP/Archivo de Rodrigo Calvo).

“Yo le di las gracias por todo y le dije que estaba muy orgulloso, y él solo asentía con la cabeza, como agradeciendo. Fue algo muy lindo, esa foto la tengo guardada. Aún hay cosas que mejorar, pero como persona negra he podido disfrutar muchas cosas que en gran parte se las debemos a él”, dijo Bennett a La Teja.

Otro detalle que no olvidó el exmorado es que el viaje hasta Sudáfrica duró 28 horas y la pobreza que observó al salir de Johannesburgo, la capital del país.

Entre tanto, Steven Bryce declaró haberse sentido muy honrado por la oportunidad de estar frente a Mandela y le dijo, en inglés, que Dios lo siguiera bendiciendo.

“Conocer a una persona que ha sufrido tanto y que después haya tenido la fortaleza para levantarse y hacer un cambio en la sociedad fue un orgullo”, dijo el exvolante de 46 años y actual representante de la Asociación de Jugadores Profesionales de Costa Rica (Asojupro).

Bryce reconoció que le habría gustado sentarse a conversar con él, pero no estaba entre las posibilidades del momento. Con todo, agradeció el poder saludarlo y que los viera jugar fútbol defendiendo los colores de un país tan distante.

Por su lado, el exdefensor limonense Reynaldo Parks, hoy de 48 años, explicó en el periódico La Teja que aquel partido en Sudáfrica significó mucho para él porque resultó ser el último que jugó con la Sele. ¡Vaya despedida! Nada menos que conociendo a Madiba.

“Fue una gran impresión (conocer a Nelson Mandela) por la admiración y el respeto que le tengo, por lo que significa para nosotros los afrodescendientes”, agregó Parks.

Reynaldo rememoró que todos en el equipo nacional estaban muy asombrados por el respeto tan grande que le demostró la selección sudafricana de los Bafana Bafana.

Entretanto, el delantero Álvaro Saborío, hoy con el equipo de San Carlos a los 41 años, integraba aquella Tricolor del 2003 y recordó que para él fue impresionante estar frente a Nelson Mandela.

“Fue algo muy impactante conocer a una persona que ha hecho tanto por la humanidad y por la raza. Uno es futbolista y todo, pero darle la mano a una persona tan influyente claro que es motivante. Yo ya había leído su libro (El largo camino hacia la libertad) en ese entonces y me parece que nos llena de inspiración a todos nosotros”, revivió en La Teja el hijo del técnico Álvaro Grant McDonald y mundialista de Alemania 2006.

Historial de Costa Rica ante combinados de África

Como detalle histórico, seleccionados del fútbol costarricense realizaron dos fogueos más en suelo africano, como el que se dio hace dos décadas contra Sudáfrica al caer 2-1 en Potchefstroom, aunque no fueron oficiales de la categoría A, sino en divisiones inferiores. Un encuentro se presentó en el 2000, con la Sub-23 de Costa Rica, y los ticos lo empataron por 0-0 ante Marruecos, en la ciudad de Fez.

Entre tanto, la Mayor cayó por 1-2 contra la Sub-23 de Marruecos, en un amistoso celebrado el 11 de febrero del 2004, en la ciudad marroquí de Marrakech. El recuento incluyó a la Sub-17 y Sub-20, que disputaron Mundiales menores en Egipto y Nigeria, que combinaron resultados positivos y negativos acumulados por los equipos nacionales.

En categoría infantil Sub-17, Costa Rica sufrió dos reveses contra países africanos en choques jugados en el Continente Negro, ambos en las Copas Mundiales de la FIFA. Primero cayó por 0-2 contra Ghana, en la cita universal de Egipto 1997, y después perdió por goleada de 1-4 frente a Burkina Faso, en el Mundial de Nigeria 2009.

La Selección costarricense también registró tres enfrentamientos en África en la división juvenil Sub-20, en los que cosechó un triunfo, un empate y una derrota. Primero igualó 1-1 contra el anfitrión Nigeria, en el partido inaugural del Mundial de 1999 en Lagos, capital nigeriana. En esa misma copa de Nigeria 1999 perdió 0-2 ante Ghana, en la segunda ronda de octavos de final. Su gran victoria en esta categoría Sub-20 en África la consiguió por 2-0 frente al local Egipto, en El Cairo, durante la segunda fase de octavos de final del Mundial de Egipto 2009.

Históricamente al fútbol de selecciones nacionales de Costa Rica le ha sido difícil superar a los representativos de África en distintas categorías, tanto en la rama masculina como en la femenina.

El balance de los seleccionados ticos ante los combinados africanos, en los que estuvieron presentes personajes de renombre, como el ya fallecido líder sudafricano, Nelson Mandela –realiza el saque de honor del juego como el dedicado en el 2003–, y el exgoleador camerunés Samuel Eto’o –debuta con su país en un amistoso en suelo tico, en 1997–, es negativo en certámenes oficiales de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), así como en partidos amistosos de preparación, según un estudio realizado por el sitio web Buzón de Rodrigo.

De los 36 encuentros celebrados desde hace más de tres décadas, cuando se dio el primer duelo intercontinental ante Egipto (revés tico por 4-1) durante los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, los combinados de África ganaron 19 veces contra solo nueve triunfos de las selecciones costarricenses; además se produjeron, únicamente, ocho resultados empatados.

La última victoria de Costa Rica sobre un representante del Continente Negro se produjo recientemente ante Nigeria, el pasado 9 de noviembre del 2022, en el partido amistoso celebrado ante 35.000 espectadores en el Estadio Nacional de Costa Rica, en San José. Se disputó en categoría mayor, como juego internacional de clase A así reconocido por la FIFA, luego del árbitro mexicano Fernando Hernández, y que sirvió de despedida de la Tricolor al Mundial de Catar 2022.

Gracias a los goles de los defensores Óscar Duarte en el minuto 7 y Kendall Waston en el 73′, la Tricolor triunfó 2-0 ante las Super Águilas nigerianas y se anexó apenas su segunda victoria contra seleccionados africanos en 25 años. La anterior victoria tica se produjo en 1997 al golear 5-0 a Camerún en fogueo realizado en el estadio Ricardo Saprissa, en San Juan de Tibás, San José.

En total, Costa Rica suma cuatro reveses en seis duelos internacionales de clase A contra los equipos de África, que fueron ante Marruecos (0-1 en el 2002), Sudáfrica (1-2 en el 2003 y 0-1 en el 2015) y Túñez (0-1 en el 2018).

En general, en los 36 juegos en distintas categorías masculinas y femeninas, hubo 38 goles de los futbolistas costarricenses y 47 de los africanos. En el 2015, Sudáfrica le cortó esa vez un invicto a la Sele de 14 partidos sin derrotas en el nuevo Estadio Nacional, desde que cayó 0-2 con México durante el Premundial de Brasil 2014.

Aquí se registraron los partidos en las categorías Sub-17 (13 juegos), Sub-20 (11), Olímpico (3) y Mayor (6), además de choques no oficiales contra representativos de África en Sub-23 (3).

Costa Rica jugó apenas contra 15 de los 54 países miembros asociados a la Confederación Africana de Fútbol; es decir, con sólo el 26%.

Nigeria es la nación africana con las que más veces se enfrentó la Sele, en seis oportunidades cada uno. Le sigue el combinado de Marruecos, en cinco ocasiones.

Después sigue Ghana en cuatro ocasiones; Sudáfrica, Egipto y Camerún, tres veces cada país; Burkina Faso, Guinea y Zambia, en dos oportunidades cada uno; Malí, Togo, Etiopía, Gabón, Gambia y Túnez, con solo un partido cada seleccionado.

Partido del recuerdo

Selección de Sudáfrica 2
Selección de Costa Rica 1

Fecha: Sábado 11 de octubre del 2003.

Estadio: Olen Park, de Potchefstroom, Sudáfrica.

Goles: 1-0 (75′): Siyabonga Nomvethe (Sudáfrica). 1-1 (79′): Autogol del zaguero sudafricano Aaron Mokoena (Costa Rica). 2-1 (87′): Patrick Mayo (Sudáfrica).

Alineaciones:

Sudáfrica: André Arendse; Tony David Coyle (Jimmy Tau, a los 84′), Aaron Mokoena, Mbulelo Mabizela y David Kannemeyer; Japhet Zwane (Stanton Fredericks, a los 43′), Patrick Mayo y John Moshoeu; Teboho Mokoena (Josta Dladla, a los 81′), Jabu Mahlangu Pule y Siyabonga Nomvethe. Director técnico: Ephraim Mashaba -sudafricano-. Promedio de edad: 27,7 años.

Costa Rica: Adrián De Lemos; Alexander Castro, Reynaldo Parks, Mauricio Wright, Pablo Chinchilla y Júnior Díaz; José Luis Puppy López, Steven Bryce (Try Bennett, a los 84′) y Wálter Paté Centeno; Rolando Fonseca (Jorge Alonso Solís, a los 58′) y Álvaro Saborío (David Diach, a los 67′). Director técnico: Steve Sampson -estadounidense-. Promedio de edad: 25 años.

Árbitro central: Tendai Bwanya (Zimbabwe).

Asistencia: 30.000 espectadores.

Dedicado del encuentro: Nelson Mandela, Premio Nobel de la Paz 1993 y expresidente sudafricano en el mandato gubernamental entre 1994 y 1999.

Motivo: Partido amistoso intercontinental, en categoría de clase A, preparatorio para las eliminatorias regionales hacia el Mundial de Alemania 2006, en el cual se disputó la edición 2003 de la copa anual “Nelson Mandela Challenge”.

El lateral izquierdo de Costa Rica, Júnior Diaz (centro), lucha por el balón contra los defensores sudafricanos Teboho Mokoena (izquierda) y Tony Coyle (derecha), disputado hace 20 años durante el partido anual por la Copa Nelson Mandela Challenge, el 11 de octubre del 2003 en Potchefstroom, Sudáfrica (foto de Alexander Joe, de AFP/Archivo de Rodrigo Calvo).

Resultados de la Tricolor ante los africanos en categoría mayor

1997: Costa Rica 5 – Camerún 0, amistoso en San José.

2002: Costa Rica 0 – Marruecos 1, amistoso en San José.

2003: Sudáfrica 2 – Costa Rica 1, amistoso en Potchefstroom, Sudáfrica.

2015: Costa Rica 0 – Sudáfrica 1, amistoso en San José.

2018: Túnez 1 – Costa Rica 0, amistoso en Niza, Francia.

2022: Costa Rica 2 – Nigeria 0, amistoso en San José.

Resumen: Seis encuentros disputados; dos victorias, cero empates y cuatro reveses, con ocho goles anotados y cinco recibidos.

FUENTES CONSULTADAS: Diarios “La Nación” y “La Teja” (Costa Rica); “BBC Mundo” (Inglaterra), “CNN en Español” (Estados Unidos) y “National Geographic” (Estados Unidos). Archivo de la página digital “Buzón de Rodrigo” y Wikipedia. Los sitios web https://www.livefutbol.com y https://www.footballdatabase.eu. Fotografías: Diarios “La Nación” y “La Teja” (Costa Rica), la página web de la FIFA, las agencias AFP y AP, archivo de Rodrigo Calvo.

Previous articleEl debut de Keylor Navas con la Selección de Costa Rica en el 2008
Next articleLos 16 técnicos de la Selección Femenina de Costa Rica
Tiene 42 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).