Luis Paulino Siles (derecha) en su partido de debut en las Copas Mundiales de 1982, en España. Aquí sigue la acción entre el escocés Steve Archibald (izquierda) y el brasileño Falcao, en Sevilla (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Luis Paulino Siles Calderón, un ingeniero civil, piloto de aviación, periodista y abogado de profesión, escribió hace 38 años su nombre en la máxima fiesta del balompié universal durante la cita de “España 1982”, como el primer árbitro costarricense en dirigir partidos en un Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Sin duda, un personaje histórico de nuestro principal deporte al que la Unión de Clubes del Fútbol de la Primera División (Unafut) le rindió hace casi tres años un justo tributo: dedicarle el Torneo de Apertura 2017, que concluyó el 23 de diciembre de ese año con el desenlace de la final entre el Club Sport Herediano y Pérez Zeledón, nuevo monarca en ese entonces del futbol costarricense, tras ganar la serie 1-0 en casa y 0-0 de visitante.

El reconocimiento llega en buena hora para un árbitro que abrió camino y que quedará inmortalizado por ser el primer costarricense en haber sido réferi en un juego de un Campeonato Mundial y que sigue siendo recordado por su estilo de dirigir, en donde imponía respeto, con señorío y con la lectura apropiada del juego“, escribió en el 2017 el periodista Gerardo Coto Cover, historiador y estadígrafo de la Unafut, en el sitio oficial de esta organización.

A Siles se le considera como pionero del arbitraje tico a nivel mundial, ya que fue el primero en llegar a los torneos mundiales, abriendo camino para que posteriormente llegaran a la Copas Mundiales a nivel mayor los silbateros Berny Ulloa, Rodrigo Badilla y William Mattus, además de otros más que tuvieron la oportunidad de participar en mundiales de la FIFA en categoría juvenil e infantil“, agregó el reportero.

Tenía 40 años de edad cuando debutó en las Copas del Mundo como silbatero central el 18 de junio de 1982 en el estadio Benito Villamarín, de Sevilla, España donde salió airoso al impartir justicia en el intenso duelo entre Brasil y Escocia. Fue ganado 4-1 por los suramericanos, con los golazos de Zico, Óscar, Eder y Falcao, a los 33, 48, 63 y 87 minutos, respectivamente; el escocés Narey abrió el marcador en el minuto 18, en un duelo que registró una asistencia de 47.379 espectadores.

Siles tuvo la ocasión de ser el central en otro compromiso, esta vez de la segunda fase, entre Polonia y Bélgica, el 28 de junio del 82 ante 65.000 aficionados reunidos en el majestuoso estadio Nou Camp, de Barcelona. Los polacos lo resolvieron 3-0 con tres tantos de su estrella, Zbigniew Boniek, a los 4′, 26′ y 53′.

También fue el cuarto árbitro del juego inaugural Argentina-Bélgica (0-1), en Barcelona, y línea en el duelo Honduras-Yugoslavia (0-1). “Costa Rica no envió ningún equipo al Mundial de España 1982, pero sí un gran árbitro”, opinó el entonces presidente de la FIFA, el brasileño Joao Havelange.

A su regreso al país, Siles valoró ante los periodistas que lo abordaron: “Ante la actividad permanente de los colegiados europeos, los árbitros de la Concacaf aportamos un trabajo imparcial, honesto y una digna representación regional”.

La Unafut decidió dedicarle el Torneo de Apertura 2017 a Luis Paulino Siles, en reconocimiento a la trayectoria en el arbitraje y por ser el primer silbatero tico en un Mundial de la FIFA (Facebook de la Unafut).

Por su buena, correcta y acertada actuación”, según la prensa de España, Siles fue designado para dirigir la final de la Copa Intercontinental de 1982, que el Peñarol de Uruguay ganó 2-0 al Aston Villa de Inglaterra, en Tokio, Japón. Las anotaciones fueron del mejor jugador del partido, el brasileño Jair Gonçalves Prates, a los 27′; y del charrúa Walkir Silva, a los 68′.

También participó en los torneos del fútbol en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

Oficialmente, Luis Paulo Siles empezó en el arbitraje en 1960 y tenía 20 años y seis meses cuando dirigió su primer partido en la Primera División entre Saprissa y Orión, el 12 de junio de 1962.

A los 24 años, el josefino recibió el gafete de la FIFA en 1966, pero fue hasta el 1º de enero de 1970 cuando hizo su debut internacional en el referato. Después dirigió en eliminatorias mundialistas, los Juegos Olímpicos y las Copas Mundiales. Se retiró a los 44 años en 1985, tras dirigir el Clásico del fútbol nacional entre Saprissa y Alajuelense.

“Ser árbitro en un Campeonato Mundial es lo más importante para el hombre que se viste de negro y suena un pito en una cancha de fútbol, porque se ha alcanzado el grado máximo a que pueda aspirar. Pero quizás lo más importante que eso es saber dirigir un partido, ojalá sin cometer errores. No existen amigos dentro de la cancha. Me limito a cumplir con el reglamento y siempre procuro guardar la integridad de los jugadores y aplicar las reglas al pie de la letra. Para ser buen árbitro se requiere concentración, personalidad, conocimiento del reglamento, estudiar mucho, trabajar muchas horas y adquirir experiencia, porque eso dará mucha madurez”, dijo Siles en una entrevista con la desaparecida revista deportiva Triunfo, publicada el 27 de octubre de 1985, cuando aún permanecía activo y estaba a punto de anunciar su retiro del arbitraje.

“No existen amigos dentro de la cancha. Me limito a cumplir con el reglamento y siempre procuro guardar la integridad de los jugadores y aplicar las reglas al pie de la letra. Hay que saber dirigir un partido, ojalá sin cometer errores. Para ser buen árbitro se requiere concentración, personalidad, conocimiento del reglamento, estudiar mucho, trabajar muchas horas y adquirir experiencia, porque eso dará mucha madurez”.

LUIS PAULINO SILES, en 1985 

HOMENAJE DE LA UNAFUT Y LA FEDEFÚTBOL

A criterio de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Luis Paulino Siles dejó una “huella” imborrable en el arbitraje de Costa Rica luego de que, por 25 años, impartió justicia en los terrenos de juego, en el ámbito nacional e internacional.

En agosto del 2017, el dedicado del Torneo de Apertura 2017 recibió un homenaje de la Comisión de Arbitraje, entidad adscrita a la Fedefútbol, “en reconocimiento a su trayectoria y aporte al referato“, explicó la organización en su sitio oficial.

La entidad recalcó que Siles es “dueño de una amplia experiencia y mayor conocimiento“, además de que estuvo en varias ocasiones al frente de la Comisión de Arbitraje, en una labor continua durante dos décadas en la que dejó su sello entre los silbateros de distintas generaciones.

No puedo negar que es un honor haber sido tomado en cuenta por la Unafut para que este torneo lleve mi nombre. Que el fútbol costarricense reconozca mi trabajo y aporte que durante muchos años le di al fútbol nacional es altamente gratificante”, expresó el polifacético personaje en el 2017, en una entrevista para el sitio oficial de la Fedefútbol en Internet.

Para la entidad rectora del balompié nacional, Luis Paulino Siles alcanzó la cima tras ser nombrado como árbitro en el Mundial de la FIFA de España 1982, cita en la que dirigió como juez central los duelos entre Brasil ante Escocia (4-1) y Polonia contra Bélgica (3-0).

Según consideró Luis Paulino, el mejor año en su carrera deportiva se cerró ese mismo año con la designación para dirigir el partido final de la edición de 1982 entre el Peñarol de Uruguay, monarca de la Copa Libertadores de América, y el Aston Villa de Inglaterra, en representación de la UEFA, por el título de la desaparecida Copa Intercontinental, torneo que ya es reconocido por la FIFA como parte de sus Mundiales de Clubes. Esa vez, los charrúa se impusieron 2-0 en el Estadio Olímpico de Tokio, Japón.

Don Luis Paulino, como siempre lo dije, fue un adelantado a sus tiempos, porque las modificaciones que se han venido dando en el arbitraje ya él lo había visto desde antes. Casualmente, toda esa inteligencia que él manejó, tanto intelectual como emocional es la que tratamos de transmitirle a esta nueva generación de árbitros, porque don Luis Paulino Siles es un modelo a seguir como dirigente y exárbitro”, declaró, por su parte, el exjerarca de la Comisión de Arbitraje en el 2017, Ricardo Cerdas.

Siles cerró su aporte al arbitraje nacional en el 2005, tras ser nombrado en tres ocasiones (1985, 2002 y 2005) como el presidente de la Comisión de Arbitraje de la Fedefútbol.

Cuando se escucha y se ve toda la historia de don Luis Paulino, me doy cuenta que estamos frente a una persona que dejó una huella muy grande en el arbitraje nacional. Tal y como se lo dije a los árbitros, esta vez lo reitero: el mejor homenaje que puede tener don Luis Paulino se lo pueden dar los mismos árbitros, haciendo un muy buen torneo”, manifestó hace casi tres años, el 14 de agosto del 2017, el jerarca de la Fedefútbol, Rodolfo Villalobos.

Como parte del reconocimiento en el cual se le dedicó con su nombre el Torneo de Apertura 2017, Luis Paulino Siles estuvo presente durante la primera jornada del certamen, el 30 de julio del 2017, cuando se le dedicó el partido entre Grecia y Alajuelense, que los manudos se adjudicaron por 3-0 en el Estadio Nacional. “La camisa que me puse ese día es la original que usé en España 1982 y que al día de hoy todavía me queda“, aclaró Siles.

Y Luis Paulino también asistió como invitado especial a la premiación de la Unafut programada para la fecha de cierre en la final del campeonato, que fue ganada en forma sorpresiva por Pérez Zeledón ante el favorito Herediano, la noche del 23 de diciembre del 2017, en el estadio Eladio Rosabal Cordero, de Heredia.

Luis Paulino Siles fue el dedicado del juego inaugural – Torneo de Apertura 2017

Homenaje al exárbitro mundialista Luis Paulino Siles al dedicársele el Torneo de Apertura 2017. El 30 de julio de ese año hizo el saque de honor antes del juego inaugural entre Grecia y Alajuelense, en el Estadio Nacional. Aquí saluda a los jugadores de Grecia (foto José Pablo Molina, prensa de la Unafut).
El exárbitro mundialista Luis Paulino Siles fue el dedicado del partido de la primera fecha del Apertura 2017 entre Grecia y Alajuelense, el 30 de julio del ese año en el Estadio Nacional. Aquí saluda al rojinegro Allen Guevara (foto José Pablo Molina, prensa de la Unafut).
El exárbitro internacional Luis Paulino Siles, dedicado del Torneo de Apertura 2017, fue saludado por el entonces técnico de Alajuelense, el español Benito Floro, el 30 de julio de ese año en el Estadio Nacional, previo al duelo de los manudos frente a Grecia (foto José Pablo Molina, prensa de la Unafut).

Luis Paulino Siles en datos

Nombre: Luis Paulino Siles Calderón.

Edad: 78 años. Nació en San José el 13 de diciembre de 1941.

Profesiones: Ingeniero civil, abogado, periodista y piloto de aviación. También es profesor universitario.

Deporte: Fútbol como árbitro central y guardalíneas.

Torneos a nivel mundial: Eliminatorias de la Concacaf hacia la Copa del Mundo, los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984, la Copa Mundial de España 1982 y la Copa Intercontinental de 1982 en Tokio, Japón.

Principales partidos internacionales clase A que dirigió: México 8-Antillas Holandesas 0 (Premundial Alemania 1974), Canadá 2-Surinam 1 (Premundial Argentina 1978), Venezuela 2-Zambia 1 (Juegos Olímpicos Moscú 1980), Canadá 1-México 1 (Premundial España 1982), Honduras 2-Cuba 0 (Premundial España 1982), Honduras 0-El Salvador 0 (Premundial España 1982), Brasil 4-Escocia 1 (Mundial España 1982), Polonia 3-Bélgica (Mundial España 1982), Peñarol 2-Aston Villa 0 (Copa Intercontinental 1982), Chile 1-Catar 0 (Juegos Olímpicos Los Ángeles 1984), Brasil 1-Canada 1 (5-3 penales; Juegos Olímpicos Los Ángeles 1984), Guatemala 1-Canadá 1 (Premundial de México 1986).

Otros puestos: Ocupó varios cargos en el arbitraje dentro de la Federación Costarricense de Fútbol, a partir de 1985. Fue miembro del Comité Nacional de Árbitros. Designado presidente de la Comisión de Arbitraje en 1985, el 2002 y el 2005.

Idiomas: Habla español, francés, portugués e inglés.

Juego dirigido en el Mundial España 1982: Brasil 4 – Escocia 1

Juego dirigido en Mundial España 1982: Polonia 3 – Bélgica 0

Final dirigida de Copa Intercontinental 1982: Peñarol 2 -Aston Villa 0

El árbitro costarricense, Luis Paulino Siles, se prepara para dirigir la final de la Copa Intercontinental de 1982, mientras se saludan los capitanes del Aston Villa, Dennis Mortimer (izquierda), y el de Peñarol, Walter Olivera. Sucedió el 12 de diciembre de 1982 ante 63.000 personas en el Estadio Olímpico de Tokio, Japón. Los charrúas se dejaron el título al vencer 2-0 (foto archivo de Rodrigo Calvo).

FUENTES CONSULTADAS: Páginas oficiales de la Unafut (http://unafut.com/web/), la FIFA (http://es.fifa.com/), World Referee (http://worldreferee.com/); edición 129 de la revista deportiva “Triunfo”, del 27 de octubre de 1985; Tomo 4 de la colección “Los Mundiales de Fútbol” (2010), YouTube, Wikipedia y archivo del periodista Rodrigo Calvo (sitio “Buzón de Rodrigo”).                                 

Artículo anteriorAlexandre Borges Guimarães se reencontró con su natal Brasil en Italia 90
Artículo siguienteRóger Flores: “Cuando Medford hizo el gol, estábamos borrachos de alegría”
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).