Buzón de Rodrigo

Cartaginés se consagra rey de la Concacaf en 1995

Cartaginés campeón de Concacaf

Un momento histórico del Club Sport Cartaginés hace 28 años, el 6 de febrero de 1995, al lograr el título de la Copa de la Concacaf 1994. Arriba (de izquierda a derecha): Rafael Palma, Juan Alvarado, Marvin Solórzano, Norman Gómez, César Chacón, Alexánder Madrigal y Érick Rodríguez. Abajo: Bernal Mullins, Óscar Thamar, Cristian Mena, Marco Tulio Hidalgo y Alejandro Loría (foto Prensa de la Concacaf).

PREGUNTA:
Me gustaría conocer detalles de la máxima hazaña deportiva del Club Sport Cartaginés en toda su historia a nivel internacional, luego de que el pasado mes de febrero del 2023 se cumplieron 28 años de cuando se adjudicó el máximo trofeo de la región: la Copa de Campeones y Subcampeones de la Concacaf.
Daniel Peña Alvarado (Barrio Luján, San José).

Denominado como la Fuerza Azul de Costa Rica, el Club Sport Cartaginés escribió el capítulo más brillante y memorable de su trayectoria deportiva a nivel internacional cuando el 5 de febrero de 1995, hace 28 años, conquistara el título regional más importante a nivel de clubes: la Copa de Campeones y Subcampeones de la Concacaf, correspondiente a la temporada de 1994.

Fundado el 1º de julio de 1906 en la ciudad de Cartago, el denominado club brumoso acabó en ese momento con 55 años de frustraciones en que no conseguía adjudicarse algún campeonato importante, luego de que la temporada de 1940 había alcanzado su tercer trofeo en el certamen nacional de la Primera División en el balompié costarricense. Su cuarto cetro nacional finalmente lo alcanzó en el Torneo de Clausura 2022, en la final que se adjudicó ante la Liga Deportiva Alajuelense, luego de más de ocho décadas de larga sequía sin títulos en la máxima categoría tica.

“Nosotros, en el equipo, teníamos muy claro que debíamos luchar en el aspecto sicológico. Se decía que el Cartaginés no era campeón de Costa Rica, pero nunca se dijo que no podía ser campeón a nivel internacional. Así que siempre trabajamos con esa mentalidad”, resaltó Marco Tulio Hidalgo, héroe blanquiazul, al marcar el gol de la victoria que les proporcionó  la gloria en la Concacaf.

La anterior ocasión en que había alzado un trofeo fue en el lejano campeonato costarricense de Primera División en 1940 (también ganó los de 1923 y 1936), hace 82 años, porque el torneo concluyó el 12 de enero de 1941, cuando el equipo azul venciera 4-3 al Herediano. Pese a ser uno de los equipos tradicionales y más destacados del balompié costarricense, a los brumosos les había faltado dar el salto en el ámbito internacional.

Este fue el titular en el suplemento deportivo el diario “Al Día”, el 6 de febrero de 1995, para reseñar el histórico título del Cartaginés en la Concacaf (archivo de Rodrigo Calvo).

Así que, dirigido por el técnico brasileño Flavio Ortega (naturalizado hondureño y ya fallecido a los 61 años, en febrero del 2007), dejó atrás los fantasmas del pasado y superó el subcampeonato del desaparecido Torneo Centroamericano de la Fraternidad, que había logrado en 1978.

Ese paso trascendental en su dilatada trayectoria futbolística lo capitalizó con uno de los mejores conjuntos que ha tenido el cuadro de la Vieja Metrópoli durante los últimos tiempos, luego de que ganara sin apelaciones, con mucha entrega y disciplina táctica, frente al poderoso Atlante de México, al que doblegarlo por 3-2 en la final de la Concacaf.

Fue un duelo dramático, casi para el infarto, en el estadio Spartan, en San José, California, Estados Unidos, ante una modesta asistencia de apenas 6.276 espectadores, con mayoría de seguidores aztecas.

“Recuerdo que teníamos un equipo bastante solvente en la parte física, pero también muy fuerte en lo táctico. Don Flavio (Ortega) era un técnico muy disciplinado y estricto, que jugaba con un líbero, dos marcadores centrales, dos laterales ofensivos, uno o dos contenciones, dos medias puntas y un punta”, sentenció Marco Tulio en una entrevista con el diario La Nación, publicada el 10 de febrero del 2012.

Los cartagineses se pusieron sorpresivamente en ventaja de 2-0 durante la primera parte, gracias a los dos rápidos goles en contragolpe del puntero Heriberto Chimmy Quirós, que los culminó en sendas anotaciones en los minutos 19 y 33.

El Cartaginés campeón de la Concacaf

En el bando brumoso destacaban algunos como el guardameta Marvin Solórzano, los defensores Alexander Machón Madrigal, Dáger Villalobos y Martín Estrada; los volantes y delanteros Marco Tulio Hidalgo, Humberto Beto Brenes, Bernal Mullins, Norman Pin Gómez, el citado Heriberto Chimmy Quirós, el brasileño Luiz Claudio Dos Santos y el hondureño Ciro Paulino Castillo.

“Éramos un grupo muy unido, completo línea por línea, y teníamos muy claro que lo más importante era ser campeones. Había que trabajar día y noche para lograr ese objetivo, con la convicción de que teníamos equipo para lograrlo. El Atlante nos menospreciaba, pero se iba a llevar una sorpresa”, recordó Marco Tulio Hidalgo, nativo de San Ignacio de Acosta, San José.

Su rival, los Potros de Hierro del Atlante, no lo podían creer. Ya habían logrado la corona regional en 1983 y eran los favoritos al cetro de la Concacaf, pues contaban en sus filas con jugadores, hoy metidos a entrenadores, como Hugo Sánchez, Rubén Omar Romano, Miguel Herrera y José Guadalupe Cruz, así como el actual dirigente Luis Miguel Salvador.

Su director técnico era, nada más y nada menos, que el cotizado estratega argentino Ricardo Antonio La Volpe, campeón mundial en 1978 con su país y exentrenador de las selecciones nacionales de México y Costa Rica.

Su estrella en la delantera era, sin discusión, Hugo Sánchez, con su pasado glorioso y goleador con el Real Madrid español. Pero en esa final jugó parado, sin dinámica ni peligrosidad, al ser anulado por una rígida marcación en zona, liderada en la zaga por Dáger Villalobos.

“Era emocionante enfrentar a Hugo (Sánchez), al que seguía y admiraba por sus goles de chilena, pues era toda una figura que venía del Real Madrid, con sus cinco títulos de goleo en España. Su presencia nos confundió un poco, pero dichosamente es un poco arrogante y habló más de nosotros; Dáger dijo que había que pararlo y los sorprendimos”, resaltó Hidalgo.

Al no dar la talla durante la final regional, Hugol fue sustituido por Jorge Salas a los 46 minutos, para darle más movilidad al ataque del Atlante. Esta sustitución fue buena y oportuna. Los mexicanos lanzaron una agresiva ofensiva en la complementaria y lograron igualar 2-2 en la pizarra electrónica. José Enrique García anotó el gol del descuento al minuto 50 y Gastón Obledo empató el marcador al 55’.

Toda la felicidad brumosa del primer tiempo se fue abajo en pocos minutos. La presión de los azulgranas aztecas fue tan grande que, en 20 minutos, no pudieron salir de su sector de retaguardia. Pero el Cartaginés nunca perdió la cabeza ni sus argumentos colectivos, en especial cuando el entrenador Flavio Ortega ordenó el ingreso del atacante Norman Pin Gómez a los 61 minutos.

Galería de la Final Concacaf 1994: Cartaginés 3 – Atlante 2 (5-2-1995)

Un penal le dio título a Cartaginés

Siete minutos más tarde, a los 68’, Pin Gómez le dio un respiro al club blanquiazul y provocó el penal decisivo con una falta de penal que le cometió la defensa atlantista en el área.

El encargado de cobrarlo fue el defensor Marco Tulio Hidalgo, quien con mucha calma y categoría, dejó impávido al arquero mexicano Félix Fernández y anotó el definitivo 3-2, para que la Fuerza Azul diera la campanada y quedara campeón en la Concacaf de 1994.

“Yo era quien tiraba los penales en el equipo. Pero era difícil cobrarlo en una final. Nadie quiere tirarlos. Me decidí… Al colocar el balón me dije: ‘en Costa Rica, los porteros me conocen, pero el del Atlante no me conocía’. Le hice un amague a la izquierda, le pegué con precisión y fuerza, por alto, al lado izquierdo de él y lo dejé parado”, rememoró un emocionado Marco Tulio Hidalgo. 

Una vez concluido el encuentro, la Concacaf entregó el trofeo y las medallas a los vencedores en una ceremonia emotiva en la cancha del estadio Spartan. “Fue algo increíble, algo muy lindo que celebramos ilusionados con la barra de los costarricenses que estaban en la gradería”, expresó el hoy entrenador de futbol y profesor de educación física de secundaria del Ministerio de Educación costarricense.

La alineación del Cartaginés ante el Atlante, en la final de la Concacaf 1994, el 5 de febrero de 1995 en el estadio Spartan, de San José, California, Estados Unidos. De izquierda a derecha: Marvin Solórzano –tapado–, Dáger Villalobos, Ciro Paulino Castillo, Martín Estrada, Heriberto Quirós, Bernal Mullins, Luiz Claudio Dos Santos, Alexánder Madrigal, Marco Tulio Hidalgo, Humberto Brenes y Juan Alvarado (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Uno de los más felices fue el guardameta Marvin Solórzano, quien entonces, a los 26 años, recibió el galardón como el futbolista más valioso de la fase final del certamen, tras una consulta con la prensa especializada acreditada en la sede californiana.

Solórzano, nativo de Quepos, en la provincia costarricense de Puntarenas, mostró en aquella oportunidad aplomo, serenidad y relejos felinos, para realizar paradas sensacionales en los encuentros de semifinales y la final regional, en especial contra el Union Sportive Robert de Martinica, al detener un tiro de penal, que brindó a los brumosos el pase a la final de la Concacaf.

La ciudad de Cartago, situada a 24 kilómetros al este de la capital, San José, “estalló” en una inolvidable fiesta apenas se conoció el resultado en Estados Unidos de su principal club deportivo, con actos en la provincia que se extendieron hasta la madrugada del día siguiente a la final.

Lo anterior se juntó con el regreso triunfal del plantel del Club Sport Cartaginés, en un vuelo procedente de San Francisco, California, que arribó al país en la mañana del lunes 6 de febrero de 1995. Hubo un desfile espectacular desde el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en Alajuela, hasta la ciudad de Cartago, la antigua capital costarricense. 

La afición cartaginesa se tiró a la calle para recibir a sus héroes deportivos y hubo una celebración religiosa en honor a los futbolistas, delegados y cuerpo técnico, en la iglesia de la Virgen de los Ángeles, Patrona de Costa Rica, ubicada en la ciudad de Cartago.

“La afición de Cartago es muy noble y agradecida. Desde Taras de Cartago hasta la Basílica de los Ángeles, era un lleno total al paso del autobús. Para mí fue una gran experiencia y un premio de Dios al esfuerzo, sacrificio y entrega por el Cartaginés. Siempre estaré en la historia de ese lindo equipo que llevo en el corazón”, dijo con orgullo Hidalgo, exjugador con 16 años de carrera y retirado en 1998.

La emoción también embargó a todo el pueblo costarricense, ya que era el primer cetro internacional de una institución histórica y el tercero del país centroamericano en esa época, luego de las copas regionales ganadas por Alajuelense en 1986 y el Saprissa en 1993 (los alajuelenses también ganaron del mismo modo el cetro en el 2004 y los saprissistas en los torneos de 1995 y el 2005).

En su ruta al título, el Cartaginés eliminó durante la primera ronda al Comunicaciones de Guatemala, entre enero y febrero de 1994, con el que perdió 0-2 en el primer cotejo y al que le ganó el segundo por 4-0.

Jugadores, cuerpo técnico y delegados del Cartaginés en su hora más gloriosa, al consagrarse el 5 de febrero de 1995 monarcas de la Concacaf en el estadio Spartan, de San José, California, Estados Unidos (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Después, en marzo de 1994, correspondiente a la segunda ronda, los ticos superaron al Petrotela de Honduras en la tanda de penales, 3-2, luego de que ganaron 1-0 en la primera presentación en casa y cayeron 1-2 en San Pedro Sula. 

En la semifinal del 3 de febrero de 1995, jugada también en San José, California, triunfaron 5-4 en la serie de penales al Union Sportive Robert de Martinica luego de igualar sin tantos en 120 minutos de acción. 

En resumen, el Club Sport Cartaginés disputó seis encuentros, de los cuales ganó tres, empató uno y perdió dos, con nueve goles a favor y seis en contra. Al alcanzar 10 de los 18 puntos en disputa, consiguió un rendimiento del 56 por ciento.

Sus principales goleadores en la exitosa campaña fueron Bernal Mullins, Francisco Acuña, Cristian Mena y Heriberto Quirós, con dos tantos cada uno, y Marco Tulio Hidalgo, que finalizó con uno, el más importante de su carrera y de la historia del Cartaginés de Costa Rica.

Con el histórico triunfo, el Cartaginés obtuvo derecho a disputar la Copa Interamericana ante el famoso Vélez Sarsfield de Argentina, monarca de la Copa Libertadores de América, serie decisiva que perdió en febrero de 1996 por 0-0 en Cartago y 0-2 en Buenos Aires.

Marco Tulio Hidalgo: “Gol al Atlante fue el premio más grande que tuve”

Este fue el penal decisivo anotado hace 28 años por Marco Tulio Hidalgo, el 5 de febrero de 1995, para poner el resultado 3-2 a favor del Cartaginés sobre el Atlante. Una anotación histórica que concedió a los brumosos el máximo título interclubes de la Concacaf (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Entrevista a Marco Tulio Hidalgo, exjugador del Club Sport Cartaginés, con cinco preguntas que fueron publicadas en el diario ‘La Nación’, el 10 de febrero del 2012.

–¿Cómo era el Cartaginés en 1995?

–Muy unido y completo. Se sabía que lo más importante era ser campeones. Había que trabajar día y noche, con la convicción de que había equipo para lograrlo. El Atlante nos menospreciaba y se llevó una sorpresa.
–¿Qué filosofía seguía Flavio Ortega al dirigir?
–Fue un técnico extraordinario, trabajador, disciplinado y estricto. Nos exigía, pero nos valoraba como personas. Éramos solventes y muy fuertes en lo físico y táctico.
–¿Cómo se planeó?
–Sorprendimos. Estábamos bien parados, con un buen sistema defensivo y contragolpe. Los goles de Chimy Quirós fueron muy rápidos y no los dejamos reaccionar.
–¿Cómo frenaron al astro Hugo Sánchez?
–Era emocionante enfrentarlo. Su presencia nos confundió un poco, pero es un poco arrogante y habló mal de nosotros. Dáger dijo que había que pararlo y se hizo.
–¿Qué pasó luego?
–El Atlante entró con otra mentalidad. Con el 2-2 estabilizamos el juego. La entrada de (Norman) Pin Gómez fue clave y vino el penal. Cuando anoté el 3-2, amarramos el partido. Fue increíble y el premio más grande que tuve. Siempre voy a estar ahí en la historia del equipo. Y el recibimiento de la afición en Cartago fue algo impresionante.

Marco Tulio Hidalgo, segundo de izquierda a derecha en cuclillas, en el 2016. Tras su retiro volvió a jugar al fútbol con el equipo del Barrio Abarca de Acosta, San José (foto archivo de “El Jornal”).

Plantel del Cartaginés – Copa de Campeones 1994 de la Concacaf

El Club Sport Cartaginés, campeón de la Concacaf 1994. Arriba (de izquierda a derecha): Martín Estrada, Luiz Claudio Dos Santos, Ciro Paulino Castillo, Juan Luis Parra, Flavio Ortega –director técnico–, Dáger Villalobos, Alejandro Loría, Alexánder Madrigal y Cristian Mena. En el medio: Norman Gómez, Francisco Acuña, César Chacón, Marvin Solórzano, Francisco Rojas, Rolando Marchena y Enrique Smith. Abajo: Érick Rodríguez, Alexánder Gómez, Heriberto “Chimmy” Quirós, Marco Tulio Hidalgo, Humberto Brenes, Bernal Mullins, Carlos Mario Hidalgo y Juan Alvarado (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Resultados de la temporada 1994-1995

Primera ronda:

Segunda ronda:

Semifinales:

Final:

Los zagueros brumosos Alexánder Madrigal (izquierda), Martín Estrada y Dáger Villalobos, así como el portero Marvin Solórzano (Nº 18), le cierran el espacio al goleador mexicano Hugo Sánchez, del Atlante, el 5 de febrero de 1995 (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Partidos del recuerdo

Club Sport Cartaginés (Costa Rica) 0 (5)
Union Sportive Robert (Martinica) 0 (4)

Fecha: Viernes 3 de febrero de 1995.
Estadio: Spartan, de San José, California, Estados Unidos.
Motivo: Juego de semifinales de la Copa de Campeones de la Concacaf 1994.

Alineaciones:
Club Sport Cartaginés (Costa Rica):
Marvin Solórzano; Alexánder Gómez (Humberto Beto Brenes, a los 60′), Martín Estrada, Dáger Villalobos, Alexánder Machón Madrigal y Juan Alvarado; Alejandro Loría, Marco Tulio Hidalgo (Bernal Mullins, a los 70′), Heriberto Chimmy Quirós, Ciro Paulino Castillo y Norman Pin Gómez. Director técnico: Flávio Ortega (brasileño).
Union Sportive Robert (Martinica): Gilbert Coco; Limer, Ménil Boungo, Gianny François-Eugéne, W. Muday, Angebert Bellemare, Jacques, Teddy François-Eugéne, Roger Brulu (Fabricio Joblon, a los 79′), Nikita Capgras (Gerry Masio, a los 75′) y Jean Pierre Josmar. Director técnico: Raymond Destin (francés).

Goles: No hubo en 90 minutos.
Tiempos Extras: No se realizaron.
Definición por penales: Cartaginés se impuso 5-4 en los lanzamientos de penal y avanzó a la final de la Copa de Campeones de la Concacaf 1994.
Serie de penales: 0-0: Angebert Bellemare (falló, al estrellar el balón en el poste). 1-0: Juan Alvarado (gol). 1-1: Ménil Boungo (gol). 2-1: Heriberto Chimmy Quirós (gol). 2-2: Gilbert Coco (gol). 3-2: Humberto Beto Brenes (gol). 3-3: Jean Pierre Josmar (gol). 3-3: Bernal Mullins (falló; Gilbert Coco le paró el cobro). 4-3: Fabricio Joblon (gol). 4-4: Norman Pin Gómez (gol). 4-4: Gerry Masio (lo remató desviado). 4-4: Alexánder Madrigal (falló; Gilbert Coco le detuvo el cobro). 4-4: Teddy François-Eugéne (falló; Marvin Solórzano le paró el cobro). 5-4: Alejandro Loría (gol).

Árbitros: Tim Weyland (Estados Unidos), central; Levon Balanyanay (Estados Unidos) y David Levine (Estados Unidos), guardalíneas; Frank Ortiz (Estados Unidos), cuarto árbitro.

El histórico equipo del Club Sport Cartaginés que fue campeón de clubes de la Concacaf en 1994, tras la final disputada el 5 de febrero de 1995. Arriba (de izquierda a derecha): Marvin Solórzano, Ciro Paulino Castillo, Dáger Villalobos, Humberto Brenes, Alexánder Madrigal y Martín Estrada. Abajo: Luiz Claudio Dos Santos, Bernal Mullins, Marco Tulio Hidalgo, Juan Alvarado y Heriberto Quirós (foto archivo de Rodrigo Calvo).

Club Sport Cartaginés (Costa Rica) 3
Atlante FC (México) 2

Fecha: Domingo 5 de febrero de 1995.
Estadio: Spartan, en San José, California, Estados Unidos.
Motivo: Final de 1994 por la Copa de Campeones y Subcampeones de la CONCACAF.

Alineaciones:
Club Sport Cartaginés:
Marvin Solórzano; Marco Tulio Hidalgo, Martín Estrada, Dáger Villalobos, Alexánder Machón Madrigal, Juan Alvarado, Luiz Claudio dos Santos, Humberto Beto Brenes, Heriberto Chimmy Quirós, Bernald Mullins (Alejandro Loría, al 77′) y Ciro Paulino Castillo (Norman Pin Gómez, al 61′). Director técnico: Flavio Ortega (brasileño).

Atlante Fútbol Club: Félix Fernández; Miguel Herrera, Wilson Edelber Graniolatti, José Guadalupe Cruz (Carlos Alberto Elizalde, al 77′), Mario García, Roberto Andrade, Rubén Omar Romano, José Enrique García, Gastón Obledo, Luis Miguel Salvador y Hugo Sánchez (Jorge Salas, al 46′). Director técnico: Ricardo La Volpe (argentino).

Goles: 1-0: Heriberto Chimmy Quirós (Cartaginés), a los 19′, con pase del hondureño Ciro Paulino Castillo. 2-0: Heriberto Chimmy Quirós (Cartaginés), a los 33′, asistido por el brasileño Luiz Claudio Dos Santos. 2-1: José Enrique García (Atlante), a los 50′, en acción personal, tras eludir a tres adversarios. 2-2: Gastón Obledo (Atlante), a los 55′, con asistencia de Rubén Omar Romano. 3-2: Marco Tulio Hidalgo (Cartaginés), de penal, a los 68′, luego de la falta de José Guadalupe Cruz a Norman Pin Gómez en el área.

Árbitros: Brian L. Hall (Estados Unidos), central; con Levon Balanyanay (Estados Unidos) y David Levine (Estados Unidos), guardalíneas.
Amonestados: Hugo Sánchez (6′), Bernal Mullins (54′), Rubén Omar Romano (56′), Alexánder Madrigal (66′) y Marvin Solórzano (81′).
Expulsados: Miguel Herrera (Atlante) y Heriberto Quirós (Cartaginés), a los 35 minutos, por agresión mutua.

Asistencia: 6.276 aficionados.

El equipo Atlante FC de México que, dirigido hace 28 años por director técnico argentino Ricardo LaVolpe, perdió 3-2 con el Cartaginés la final de la Copa de Campeones de la Concacaf 1994-1995. Arriba (de izquierda a derecha): José Guadalupe Cruz, Luis Miguel Salvador, Félix Fernández, José Enrique García, Rubén Omar Romano y Wilson Edelber Graniolatti. Abajo: Mario García, Gastón Obledo, Hugo Sánchez, Miguel Herrera y Roberto Andrade (foto archivo de Rodrigo Calvo).

FUENTES CONSULTADAS: Diarios “La Nación” y “Al Día”, páginas oficiales de la Concacaf y el Club Sport Cartaginés; archivo del sitio web “Buzón de Rodrigo”. Youtube: Club Sport Cartaginés, Extradeportes del Canal 42 y el programa “Hazañas del Deporte”, de Repretel Canal 6. Fotografías: Prensa de la Concacaf y archivo de Rodrigo Calvo.

Exit mobile version