José Antonio Pastor Pacheco es el autor del libro oficial de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”, junto a Javier Rojas, recientemente fallecido. Recopila los 110 Campeonatos Nacionales del fútbol costarricense desde 1921 (foto sitio "Buzón de Rodrigo").

Por su dilatada y profusa trayectoria, los Campeonatos de la Primera División en el fútbol costarricense recogen a muchos protagonistas de excepción que bien merecían una memoria documental y gráfica, que reseñara sus principales acontecimientos con apego fiel a la historia.

Ese fue el objetivo que se planteó el emprendedor y experimentado escritor, periodista e historiador José Antonio Pastor Pacheco hace seis años, cuando en el 2012 decidió profundizar en los hechos que rodearon cada una de sus 110 ediciones, para descubrir los orígenes y a sus pioneros –jugadores y dirigentes legendarios que abrieron camino en una época de innovaciones en los años 20 del Siglo XX, para impulsar un deporte naciente que surgía con fuerza– y contar con objetividad su desarrollo y crecimiento hasta nuestros días.

La tarea la desarrolló Pastor con entusiasmo, acuciosidad y paciencia franciscana para hallar todo tipo de detalles que enriquecieran el proyecto con datos interesantes e imágenes significativas, la mayoría inéditas. Para ello entrevistó a unos 60 exjugadores y familiares cercanos a los deportistas, revisó importante documentación que halló en bibliotecas y colecciones privadas, y recopiló más de 500 fotografías de gran valor periodístico.

El producto de este valioso y tesonero esfuerzo se presentó la semana anterior: El libro “Historias de lucha, pasión y goles. Registro estadístico y gráfico de los 110 campeonatos de la Primera División en el fútbol costarricense. Jugadores emblemáticos, marcas colectivas e individuales, grandes goleadores“, en una edición de lujo de “Uruk Editores”.

Con comentarios y anécdotas oportunas del también coautor de la obra, el experimentado periodista Javier Rojas González –una institución del periodismo con 50 años de exitoso recorrido en radioemisoras del país, recientemente fallecido–, esta obra impresa en China, de casi 400 páginas y 308 reseñas de futbolistas y entrenadores destacados de los torneos del balompié mayor, también registra tablas de posiciones, goleadores y los equipos campeones, así como récords colectivos e individuales, junto a los Torneos de Copa, todos estos datos desde 1921.

Constituye, indiscutiblemente, el libro oficial de la Unión de Clubes de la Primera División (UNAFUT), entidad que hace año y medio acogió el proyecto y lo respaldó con ímpetu.

“En la Unafut queremos rendirle un homenaje a todos los involucrados al fútbol nacional, sin ellos esta historia no sería real. Sus logros, conquistas y memorias que conforman un glorioso pasado las vemos impresas en tinta y quedarán en el recuerdo de todos nosotros; aquellos que gritamos, apoyamos y cantamos cada jornada, en los estadios de nuestros clubes predilectos, estamos seguros que el libro será del agrado de todos”, afirmó el presidente de UNAFUT, Julián Solano, durante la entrega de la obra presentada la semana pasada en Multiplaza del Este, Curridabat, San José, como parte de las actividades del 20 aniversario de esta entidad rectora del balompié tico.

EL ORIGEN DEL FÚTBOL COSTARRICENSE

No debemos olvidar que nuestro fútbol nació en el siglo antepasado, proveniente de Inglaterra, donde su práctica se había extendido con prontitud entre los ociosos hijos de los aristócratas, quienes estudiaban en escuelas y universidades de ese país europeo, como en Cambridge y Oxford.

Apenas 13 años después de creada la “Football Association” el 26 de octubre de 1863 en su capital, Londres, donde surgieron el primer reglamento y los pioneros del balompié moderno, con el denominado “juego de la gente” o “la muchedumbre”, un grupo de seis jóvenes costarricenses –hijos de las mejores familias de la alta sociedad tica, dedicados al cultivo y exportación del café hacia la capital inglesa– introdujeron este deporte en el país.

Así Costa Rica se convirtió en una de las primeras naciones en Latinoamérica donde se expandieron con rapidez las reglas del fútbol, casi simultáneo con el resto de Europa y después de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, que ya habían organizado sus primeros equipos en aquellos tiempos.

Los mozalbetes, liderados por el ciudadano herediano Jenaro Morales e integrado por Juan Bautista Quirós Segura –presidente de Costa Rica del 20 de agosto al 2 de setiembre de 1919–, Roberto Montealegre, Luis María Quirós Marín, Ricardo Salazar y Benito Alvarado, realizaron la primera mejenga hace 143 años, el 8 de diciembre de 1876, al costado noroeste de La Sabana, en San José, según el libro inédito “Historia del Fútbol Costarricense”, escrito por un exjugador liberto, dirigente y árbitro, Miguel Ángel Ulloa Zamora, nacido en 1900 y fallecido a los 87 años en 1987.

Desde esa histórica fecha, el fútbol nacional se puso en marcha. Pronto comenzó a practicarse por grupos aislados de adolescentes en el mismo llano de La Sabana, la plaza de la Fábrica Nacional de Licores (hoy parque España), la de San Juan del Murciélago (hoy San Juan de Tibás) y en los muchos lotes baldíos que tenía la capital josefina. Y de San José pasó a Cartago, Heredia, Alajuela y todo el país.

A principios de 1897, nuevas expediciones de ticos regresaron más entusiastas, agresivas y apasionadas de la citada cuna del balompié moderno, Inglaterra, por lo que hicieron rodar el balón de manera más formal y organizada, incluso en La Sabana se fundaron los primeros equipos entre julio y agosto de 1904, primero el Club Sport Josefino y luego el Club Sport Costarricense. De hecho, se dieron los primeros intentos de formar la primera federación del fútbol tico, en 1907, 1908 y 1912, pero fracasaron.

Sin embargo, con el nacimiento oficial de la Liga Nacional de Fútbol (hoy Federación Costarricense de Fútbol), el 13 de junio de 1921, aquella ilusión se formalizó y se produjo desde entonces un intenso recorrido de 110 torneos dentro del fútbol superior, que estuvo lleno de momentos inolvidables, algunos de los cuales pasaron inadvertidos por la opinión pública y las publicaciones de cada época; por lo que José Antonio Pastor y Javier Rojas se propusieron reunirlos en este libro, acompañados por imágenes apreciadas que ilustran los pasajes más relevantes de nuestro fútbol federado.

Pastor agradeció el apoyo recibido por el actual Comité Director de la Unafut, como por exjugadores y familiares de futbolistas de diversas épocas. “Este es un trabajo de más de seis años de investigaciones. No sólo es contar la historia, sino también ilustrarla de la mejor manera posible, por lo que se hizo necesario recorrer el país en procura de fotografías originales”, dijo el autor.

En ese sentido, la guía de Javier Rojas resultó fundamental. “Él aportó el consejo, la anécdota y la identificación de muchos de los protagonistas que presentamos al aficionado”, recalcó Pastor.

LOS SEGMENTOS DEL LIBRO

La nostalgia, los recuerdos y la descripción precisa están presentes en cada relato de esta memoria, que está dividida por decenios. El primer segmento, “La Década de 20”, se titula “Tiempos de la Épica” y profundiza en una época futbolística rudimentaria en la cual los propios jugadores fungían como cronistas y periodistas al firmar sus artículos en periódicos y revistas. Reporta un recuento de los primeros campeonatos en canchas abiertas de San José y las cabeceras de provincia, el primer monarca de 1921, el Herediano, entre siete clubes participantes; los cetros que alcanzaron el Cartaginés y La Libertad, el primer clásico oficial entre el Team y La Libertad, la construcción e inauguración del Estadio Nacional en 1924 y el surgimiento de tres nacientes estrellas, Eladio Rosabal, Rafael Ángel Macho Madrigal y Alejandro Morera, quien brilló en Cuba y España.

“La Década del 30”, con el encabezado “El fútbol es una pasión”, repasa la primera final de la historia entre Herediano y Gimnástica Española (4-2) en 1930, el legendario tetracampeonato del Team entre 1930 y 1933, la llegada e influencia en el país del célebre futbolista español-salvadoreño Ricardo Saprissa a partir de 1932, la exportación de legionarios a España, Cuba, Estados Unidos, México y hasta Francia, así como la realización en 1935 de la primera promoción para evitar el descenso.

Para “La Década del 40”, descrita como “Los años que vivimos en peligro”, el Herediano pierde poderío en la Primera División ante los que resultaron monarcas en el decenio, Alajuelense, Universidad Nacional (hoy Universidad de Costa Rica, UCR), Orión FC y los últimos cetros del Cartaginés y La Libertad; todo se dio en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Un cuarto segmento se incluye con “La Década del 50”, cuando “Nace la leyenda de los Chaparritos de Oro”, resalta los éxitos de la primera gran Selección Nacional de la historia, que fue tercera en 1956 detrás de Brasil y Argentina durante el II Panamericano de Fútbol celebrado en México, dentro de una época en la cual proliferaron las series internacionales de fin y principio de año ante clubes europeos y suramericanos. Aquí se da origen al nuevo clásico nacional entre Saprissa y Alajuelense, cuando los rojinegros obtienen su primer tricampeonato local y los morados emprenden su histórica gira mundial en 1959.

En “La Década del 60”, durante “La época que rubricó Errol Daniels”, el autor resalta a este artillero liguista que impuso una marca impresionante, al ganar en ese decenio cinco de los seis títulos de goleo nacional, sobre todo por las 41 dianas logradas en un solo torneo, el de 1967. Su club, Alajuelense, siguió los pasos del Saprissa e hizo la hombrada de efectuar su gira mundial en 1960. Mientras el país también recibió al Santos de Pelé y al Real Madrid multicampeón europeo, con sus mejores planteles de la historia, se dio la mayor crisis de los certámenes en 1961, cuando en forma insólita hubo dos entidades (Asofútbol y la Fedefútbol) y dos campeones (Herediano y el Carmen de Alajuela, hoy Carmelita); luego el Club Sport Uruguay dio la sorpresa al coronarse campeón nacional en 1963 y centroamericano en 1964, antes de que Saprissa y Alajuelense disputaran su primera final en 1966.

Pastor pondera en “La Década del 70” la que llama son “Las lecciones del fútbol total”, con el juego explosivo y dinámico de la Naranja Mecánica holandesa durante los Mundiales de Alemania 1974 y Argentina 1978, en un período en el cual se inaugura el estadio Ricardo Saprissa Aymá en 1972 y el club tibaseño impone el récord local del hexampeonato en la Primera División (1972-1977) y gana el Torneo de Copa (1973) y los Torneos de la Fraternidad Centroamericana (1972, 1973 y 1978). Una alegría que fue antecedida por el bicampeonato de Alajuelense (1970 y 1971) y luego por el último que alcanzó el Herediano (1978 y 1979).

“La Década del 80”, segmento que lleva el titular “Paulatino cambio hacia el profesionalismo”, el periodista interpreta que desde finales del decenio anterior y durante los siguientes años empieza en el país el fútbol semiprofesional, hecho que se refuerza con el trabajo físico y táctico ante la llegada a los principales clubes de los técnicos procedentes de la antigua Checoslovaquia, Josef Karel, Iván Mraz, Josef Bouska y Jan Postulka. Asimismo, se ratifica el dominio en el campeonato de Alajuelense, Herediano y Saprissa, con el inicio de la rivalidad en las finales entre la Liga y el Team, así como de los florenses con los brumosos. Importante cómo se resalta el título de la Concacaf para Alajuelense en 1986, que le da derecho de disputar la primera Copa Interamericana ante el River Plate argentino, al tiempo que los clubes incursionan en el campo del mercadeo deportivo con la aparición de las mascotas, uniformes más atractivos y el uso frecuente de los signos externos.

Según la sección “La Década del 90”, que incluye el “Antes y después de Italia”, el fútbol tico expone al mundo su dorada generación que debuta en las Copas Mundiales de la FIFA en categoría mayor, ya que brilló en la primera fase del verano italiano y avanzó la segunda ronda de octavos de final. Precisamente, el Campeonato de 1990 se declaró desierto para rendirle tributo a esta gesta mundialista. Una gran época porque el Saprissa y el Cartaginés ganaron el título de clubes de la Concacaf –los morados dos veces en 1993 y 1995, y los blanquiazules en 1994– y obtuvieron el segundo lugar en la Copa Interamericana, mientras que la Liga fue dos veces subcampeón regional en 1992 y 1999; en este último año, se creó la Unafut con el propósito de impulsar nuevas ligas y modalidades para el balompié costarricense.

Para “La Década del 2000”, cuando “Empiezan los torneos cortos”, el Saprissa es declarado el mejor equipo de la Concacaf, obtiene el cetro de clubes de la región en el 2005 y el histórico tercer lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA 2005 en Japón; se pondera al Puntarenas FC, que se corona vencedor de la Copa Uncaf en el 2005-2006. A nivel local, comienzan los torneos cortos durante el Invierno 2007 –que prevalecen en la actualidad–, en un lapso en el cual los rojinegros se apoderan de un tetracampeonato (2000-2003), los morados de un pentacampeonato en el Invierno 2008 y Liberia Mía y Brujas FC dan la campanada en el 2009 con la consecución de sus únicos campeonatos en la Primera División.

El último segmento, La Década del 2010, se titula “El siglo XX alcanza al fútbol” y relata cómo la tecnología se emplea en este deporte en forma continua. Herediano consigue su primer cetro nacional en 19 años y añade cuatro campeonatos más, para un total de cinco en este decenio, el último ganado en el Verano 2017, mientras que Alajuelense se apoderó de cinco títulos bajo el mando del técnico Óscar Ramírez y el Saprissa de otros cinco.

Otro detalle de relevancia que recuerda el autor es que, en el 2011, la Federación Costarricense de Fútbol inaugura su Proyecto Gol con instalaciones deportivas modernas, ubicadas en San Rafael de Alajuela.

Finalmente, la obra resalta la labor de recopilación de periodistas e historiadores deportivos a lo largo de mucho tiempo, además de que dedica un importante espacio a los amantes de las estadísticas del fútbol, la disciplina más practicada en el país y en el ámbito nacional, con 400 millones de personas que lo juegan, más de millón y medio de equipos, 300.000 clubes deportivos y 1.000 millones de aficionados en todo el planeta. Hay un repaso preciso de los 108 campeonatos, sus campeones, récords y la tabla histórica de todos los tiempos, además de una recopilación completa de los 48 Torneos de Copa.

“Es un libro que recoge el esfuerzo de muchos colegas y el anhelo del aficionado por contar con un registro detallado de los torneos de la Primera División. Visualizo a manudos, heredianos y morados discutiendo, con el libro en mano, qué equipo ha sido el mejor en la historia, pero también veo al liberto y orionista recordando glorias pasadas”, comentó el autor.

La lujosa publicación ya está disponible a partir de su lanzamiento en las tiendas de Librería Internacional en el país, con un costo de 23.800 colones.

Este libro “Historias de lucha, pasión y goles”, registro estadístico y gráfico de los 110 campeonatos de la Primera División en el fútbol costarricense”, se une así a la valiosa colección de bibliografía deportiva escrita por su autor, que empezó con “Historia del Deportivo Saprissa” (1988) y continuó con “El Adiós del Maestro: La historia de Fello Meza” (1991), “Ricardo Saprissa: El campeón total, su vida y legado” (2010), “El Libro Morado: 75 años de historia del Deportivo Saprissa” (2010), “50 años de la Copa del Café” (2013), “Liga Deportiva Alajuelense” (2014), “Contra viento y marea: Historia del Club Sport Uruguay 1936-2016” (2015) y “Cuando el mundo conoció al Saprissa” (2018).

Un reconocimiento especial a los periodistas José Antonio Pastor Pacheco y Javier Rojas González, por este nuevo aporte a la historia del fútbol de Costa Rica. Una admirable obra tan esperada por los aficionados del país, que rinde el merecido tributo a los 47 clubes participantes y a sus principales personajes, que disputaron los 110 campeonatos de la Primera División desde el lejano 1921, con el entusiasmo y la pasión que despierta siempre este popular deporte.

Portada del libro oficial de la Unafut, “Historias de lucha, pasión y goles”, editado por Uruk Editores (Cortesía de José Antonio Pastor).

EL LIBRO EN BREVE

  • Nombre: “Historias de lucha, pasión y goles“.
  • Autores: José Antonio Pastor Pacheco y Javier Rojas González.
  • Detalle: Libro oficial de la Unión de Clubes de la Primera División (Unafut) sobre los 110 Campeonatos Nacionales de Fútbol desde 1921.
  • Páginas: 398 (edición de lujo).
  • Ejemplares: 2.000.
  • Editorial: Uruk Editores, que imprimió la obra en China.
  • Distribuye: Tiendas de Librería Internacional.
  • Precio: 23.800 colones.
Contrataportada del libro oficial de la Unafut, “Historias de lucha, pasión y goles”, con la trayectoria de los dos autores de la obra, José Antonio Pastor y Javier Rojas (Cortesía de José Antonio Pastor).

IMÁGENES: libro “Historias de lucha, pasión y goles”

Escena de los años 1920 en las canchas abiertas de La Sabana, en San José, durante los primeros Campeonatos Nacionales del fútbol costarricense, en una acción entre el guardameta Gastón Michaud (izquierda), de la Sociedad Gimnástica Española, y el atacante Rafael Ángel “Macho” Madrigal, del Club Sport La Libertad (Cortesía de José Antonio Pastor).
La página 27 del libro “Historias de lucha pasión y goles”, de la Unafut, reseña el primer Campeonato del fútbol costarricense, ganado por el Club Sport Herediano en 1921 (Cortesía de José Antonio Pastor).
La biografía del goleador liberto Rafael Ángel “Macho” Madrigal, anotador del primer tanto en un Campeonato del fútbol costarricense en 1921, aparece en la página 29 y es una de las más de 300 reseñas de futbolistas y entrenadores, que se publican en el libro “Historias de lucha pasión y goles” (Cortesía de José Antonio Pastor).
El libro “Historias de lucha pasión y goles”, de la Unafut, publica una biografía de Juan Gobán, cuyo nombre lleva el estadio de Limón y fue practicante del fútbol, el cricket, el boxeo y el béisbol (Cortesía de José Antonio Pastor).
La foto oficial de la Liga Deportiva Alajuelense, con su plantel de jugadores y cuerpo técnico que resultó campeón nacional de Primera División en 1992, aparece en la página 262 del libro “Historias de lucha pasión y goles” (Cortesía de José Antonio Pastor).

GALERÍA DE FOTOS: Lanzamiento del libro “Historias de lucha, pasión y goles”

La obra “Historias de lucha pasión y goles”, el libro oficial de UNAFUT sobre los campeonatos nacionales de la Primera División desde 1921, fue presentado el pasado miércoles 5 de diciembre en Multiplaza del Este, en Curridabat, San José, como parte de las actividades del 20 aniversario del organismo rector del fútbol de la Primera División en Costa Rica.

Julián Solano (izquierda), presidente de la Unafut, y el periodista José Antonio Pastor presentan el libro “Historias de lucha pasión y goles”, el pasado 5 de diciembre en Multiplaza del Este, en Curridabat, San José (foto Facebook de la Unafut).
José Antonio Pastor Pacheco, autor del libro “Historias de lucha pasión y goles”, junto a Javier Rojas, durante la presentación de la obra en Multiplaza del Este (foto Facebook de la Unafut).
Julián Solano, jerarca de la Unafut, durante la presentación del libro oficial de la entidad, “Historias de lucha pasión y goles”, en acto celebrado la semana anterior en Multiplaza del Este, en Curridabat, San José (foto Facebook de la Unafut).
Hernán Solano, Ministro de Deportes, en la presentación del libro oficial de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”, en acto realizado la semana pasada en Multiplaza del Este, en Curridabat, San José (foto Facebook de la Unafut).
Exjugadores y técnicos del fútbol costarricenses, entre ellos Rolando Fonseca, Hernán Medford, Víctor Núñez, Odir Jacques y Guillermo “Coco” Hernández, estuvieron presentes en el acto de presentación de la obra “Historias de lucha pasión y goles”, el libro oficial de Unafut (foto Facebook de la Unafut).
Los exjugadores Guillermo “Coco” Hernández (izquierda) y Rolando Fonseca recibieron un homenaje al recibir el libro de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”. A su lado, el presidente de la Unafut, Julián Solano; su periodista José Pablo Molina, y el autor de la obra, José Pastor (foto Facebook de la Unafut).
Los exjugadores Víctor Cordero (izquierda), Marco Antonio Rojas, Víctor “Mambo” Núñez y Javier Delgado recibieron un homenaje al recibir el libro de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”. A su lado, el presidente de la Unafut, Julián Solano; su tesorero, Guillermo Carazo, y el autor de la obra, José Pastor (foto Facebook de la Unafut).
Los exjugadores Odir Jacquez (izquierda) y Hernán Medford recibieron un homenaje al recibir el libro de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”. A su lado, el tesorero de la Unafut, Guillermo Carazo; su presidente, Julián Solano; y el autor de la obra, José Pastor (foto Facebook de la Unafut).
José Antonio Pastor, autor del libro “Historias de lucha pasión y goles”, rinde tributo en su obra a los periodistas e historiadores del fútbol costarricense. De izquierda a derecha: Gerardo Coto, Cristian Sandoval, José Antonio Pastor y Rodrigo Calvo (foto sitio “Buzón de Rodrigo”).
Odir Jacques Ferreira, exjugador y técnico de origen brasileño, naturalizado costarricense, es el dedicado del próximo Torneo de Clausura 2019. Aquí firma autógrafos a los aficionados que adquirieron la obra “Historias de lucha pasión y goles”, el libro oficial de la Unafut (foto Facebook de la Unafut).
Goleadores históricos del fútbol tico, Víctor “Mambo” Núñez (izquierda) y Rolando Fonseca, que aparecen en el libro de la Unafut, “Historias de lucha pasión y goles”; el primero es el máximo anotador en los campeonatos ticos, con 145 tantos, y el segundo, el mejor goleador de los clásicos nacionales, con 19, y de la Tricolor, con 47. Aquí con el periodista Gerardo Coto, de Deportivas del 13″, de Canal 13 (foto Facebook de Gerardo Coto).
Víctor Cordero, exjugador y asistente técnico del Saprissa, firma autógrafos a los aficionados que adquirieron la obra “Historias de lucha pasión y goles”, el libro oficial de la Unafut (foto Facebook de la Unafut).

FUENTES CONSULTADAS: Libro de la Unafut “Historias de lucha, pasión y goles”, de José Antonio Pastor y Javier Rojas, la página oficial de la Unafut y el Facebook de ‘Uruk Editores’.

Artículo anteriorSeguidora más cercana alienta a Femenina en redes sociales
Artículo siguienteLuka Modric: El niño de la guerra conquista el fútbol
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).