El astro de París Saint-Germain, el brasileño Neymar Jr., necesitará como mínimo tres meses de rehabilitación tras la cirugía que se le practicó este sábado 3 de marzo en Belo Horizonte, Brasil. Aquí aparece tirado en el césped tras sufrir la seria lesión en el pie derecho en un partido contra el Olympique de Marsella por la liga francesa el pasado domingo 25 de febrero en París, Francia (foto Thibault Camus, de la agencia AP).

Río de Janeiro (Brasil). Después de arrasar en las eliminatorias sudamericanas y con su estrella convertida por el París Saint-Germain (PSG) en el fichaje más caro de la historia (222 millones de euros o 271 millones de dólares), a Brasil le aguardaba un camino recto hacia la redención en el Mundial de Rusia 2018. Hasta que todo se torció con el pie de Neymar Jr.

Ahora todo el país aguanta la respiración hasta que el delantero sea operado este sábado 3 de marzo de la fractura que sufre en el quinto metatarsiano del pie derecho.

La intervención de Neymar Jr., de 26 años, será en Belo Horizonte (sudeste de Brasil), una próspera ciudad de la región sudeste, donde tiene su base el médico de la Seleçao, Rodrigo Lasmar, quien lo tiene que hacer la cirugía.

Buscando privacidad, Neymar Jr. aterrizó este jueves 1º de marzo en Río de Janeiro, para desplazarse a la residencia que tiene en Mangaratiba, una zona costera con numerosas villas de lujo a unos 100 kilómetros de Río, informó el diario Globo Esporte.

Luego desembarcó directamente el viernes 2 en el helipuerto del hospital Mater Dei de Belo, en Belo Horizonte, que preparó un ala exclusiva para él, según apunta la prensa local, plagada de conjeturas sobre los movimientos del ídolo.

Aunque desde que aterrizó el jueves anterior temprano en Río, los brasileños tuvieron que conformarse con las pocas imágenes captadas por los sorprendidos pasajeros que viajaron con él desde París, y vieron cómo desembarcaba en silla de ruedas, protegido por una gorra y unas gafas negras.

Desde allí, Ney tomó su jet privado rumbo a su lujosa villa en el litoral de Río de Janeiro.

Y mientras el popular y cotizado crack brasileño descansa, en el centro hospitalario no hubo tiempo que perder. Todo estuvo listo para la intervención quirúrgica que se realizó con éxito este sábado 3 de marzo, incluyendo el ala reservada para el jugador y sus acompañantes, así como la estricta política de privacidad que debieron seguir los empleados para evitar la filtración de imágenes, de acuerdo a lo que acotó Globo Esporte.

CALCULADORA ANTE LA CERCANÍA DEL MUNDIAL

Lo que pase de ahora en adelante hasta el Mundial ruso es otra de las incógnitas de esta semana que comenzó con una caída inicialmente insignificante de Neymar Jr. y acabó con todo un país echando cuentas.

“No es una simple fisura del dedito del pie, es una fractura de un hueso importante (el quinto metatarsiano) en mitad del pie (…) El periodo (de recuperación) será alrededor de dos meses y medio y tres meses”, explicó el doctor Rodrigo Lasmar al llegar a Río de Janeiro, disparando las matemáticas.

En el peor de los casos, Neymar Jr. podría estar listo apenas dos semanas antes del debut de Brasil ante Suiza el 17 de junio en Rostov. El Scracht du Oro también se enfrentará en el grupo E a Costa Rica, el 22 de junio en San Petersburgo; y cerrará la primera fase contra Serbia, el 27 de junio en Moscú.

Sin embargo, el preparador físico de la selección buscó calmar los nervios en su país, prometiendo que el deportista de 26 años estará listo para su primer partido contra Suiza el 17 de junio. “Estoy seguro de que estará listo”, subrayó Fabio Mahseredjian a TV Globo. “Puedo afirmar que hay tiempo suficiente para que esté listo para el primer partido en la Copa del Mundo”.

La lesión significa que Neymar se perderá los encuentros amistosos de Brasil a finales de este mes contra el anfitrión del Mundial, Rusia, y el actual campeón, Alemania.

“Neymar estará en el Mundial con muy pocos partidos o sesiones de entrenamiento en su haber, básicamente como si fuera el comienzo de la temporada”, explicó Mahseredjian.

“La cirugía significará un desacondicionamiento físico, habrá perdido algunos de los efectos fisiológicos que ganó durante la temporada con el PSG”, indicó el especialista del equipo auriverde.

“No tengo ningún problema en decir que esto incluso podría ser bueno para nosotros porque no habrá disputado muchos juegos”, agregó el preparador físico. “Fisiológicamente, es probable que estará en muy buena forma y también psicológicamente”.

Los cálculos del PSG hacía horas que se habían arruinado, en cuanto se supo que el jugador más caro del mundo por el que pagó 222 millones de euros en agosto anterior había optado por una cirugía que le obligará a perderse el partido más importante de la temporada, el del martes 6 de marzo contra el Real Madrid por la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa (los merengues están en ventaja por 3-1).

Atrás quedaban los desmentidos del técnico del PSG, el español Unai Emery, y la prudencia inicial del club: Neymar Jr. volvió a Brasil para operarse, apostando toda la temporada al Mundial con el que la Seleçao sueña cerrarse las heridas de hace cuatro años.

TERREMOTO AL ESTILO BRASILEÑO

Pero el camino hacia el Mundial de Rusia 2018 no será fácil. Con el reloj en contra, al astro brasileño le espera una larga recuperación de la que aún no se conocen detalles.

Su inesperada baja causó también un terremoto en la planificación del director técnico de la Canarinha, Tite, quien veía los citados fogueos contra rusos y alemanes este mes de marzo como piezas clave en su preparación. Afectado por una ola de bajas, el seleccionador tuvo que aplazar diez días la convocatoria prevista para este viernes 2 de marzo, la última antes de la lista definitiva que se dará el 14 de mayo venidero.

Parte del destino del artífice de la aplaudida resurrección de la  Verdeamarelha estuvo también en manos del citado doctor Rodrigo Lasmar, este sábado 3 de marzo en Belo Horizonte, aunque también haya quien ya ve a su equipo suficientemente sólido, más allá de las figuras.

La Seleçao “no tiene ningún Pelé“, afirmó el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva durante una entrevista concedida a agencias internacionales apostadas en Río, en la que también se refirió al tema del momento en este país que vive el fútbol como nadie.

“Brasil va a llegar de forma competitiva, tiene un buen técnico, Tite es muy equilibrado y si algo no falta a nuestros jugadores es experiencia internacional porque todos juegan afuera”, valoró.

También la historia está del lado de los optimistas, que recuerdan los angustiosos meses que precedieron al Mundial del 2002 en Corea del Sur y Japón, con los astros Ronaldo y Rivaldo recuperándose de sendas lesiones.

Aquejado de varios problemas, O Fenómeno apenas jugó diez partidos aquella temporada y acabó siendo máximo artillero de la quinta copa mundial, con ocho dianas, que fue el último trofeo universal que levantó Brasil.

“Imagina que ocurre lo mismo con Neymar Jr. y llega descansado para disputar los partidos en los campos rusos, libre del desgaste impuesto por la Liga de Campeones de Europa, diferentemente de lo que puede ocurrir con Messi, Cristiano Ronaldo y De Bruyne”, escribió el respetado periodista Juca Kfouri, en el diario La Folha de Sao Paulo.

NEYMAR: “TENEMOS UN MUNDIAL POR GANAR”

Por otra parte, el doctor Rodrigo Lasmar, de 46 años, es quien tiene que operar a Neymar Jr. y ya guarda un vínculo de larga data con la selección brasileña.

Antes de él mismo convertirse en médico, cuando era adolescente acompañó a su padre en el Mundial de México 1986. Neylor Lasmar fue doctor de la Canarinha en los años 80.

El primer Mundial de Lasmar hijo como cirujano ortopédico fue en el 2002, comandado por el Dr. Runco.

Un debut mundialista colmado de éxito: en Corea del Sur y Japón, Brasil conquistó su quinto y último título.

Aunque los recuerdos de la última copa, disputada en Brasil, sean más amargos: Neymar Jr. se lesionó la columna durante un juego ante Colombia en los cuartos de final y sin su delantero estrella, la selección local fue humillada con un 7-1 ante Alemania en semifinales.

Para Ney, que pretende volver a brillar en el Mundial de Rusia, la operación puede permitirle una recuperación más certera.

En el país del fútbol, al final, eso es lo único que quieren los brasileños: conquistar el sexto título con Neymar Jr. en la delantera. “Tenemos un Mundial por ganar”, es el pensamiento que ilusiona al exjugador del Santos y del FC Barcelona.

ROMPECABEZAS PARA EL TÉCNICO TITE

A la espera de los resultados de la operación y su rehabilitación, los mensajes de apoyo inundaron las redes sociales, incluyendo un tuit del rey Pelé, de quien Neymar Jr. es considerado su heredero.

“Todo Brasil espera que te recuperes de esta lesión tan rápido como la última vez. Tenemos una Copa del Mundo que vencer, así que mejórate pronto!”, escribió ‘O Rei’ Pelé en su cuenta oficial de Twitter.

Neymar Jr. también recibió en Instagram el cariñoso mensaje de su novia, la estrella de telenovelas Bruna Marquezine, que vive en Brasil: “Te quiero, te echo de menos”.

Mientras, el exatacante Ronaldo opinó desde la experiencia, ya que él mismo regresó justo a tiempo de una larga lesión para disputar y ganar el Mundial Corea y Japón 2002 en el que Brasil conquistó su quinta estrella con ocho goles de O Fenómeno.

“Es una pena que haya ocurrido ahora (…) Ninguna recuperación es fácil, pero estoy seguro de que va a emplearse al máximo. No es una lesión grave, no hay peligro de que no juegue la Copa del Mundo”, valoró el exjugador a TV Globo.

Para Carlos Eduardo Mansur, periodista del diario O Globo, la lesión de Neymar Jr. “no es una tragedia porque hay tiempo para recuperarse y posibilidad para descansar. Pero para Tite, los amistosos de marzo eran fundamentales”.

Debido a las incertidumbres sobre las bajas de Neymar Jr. y otros jugadores, el técnico de la Canarinha decidió retrasar diez días el anuncio de la lista de quienes enfrentarán a Rusia y Alemania en los amistosos de final del próximo mes.

La última vez que Brasil se vio contra la selección germana al mando del director técnico Joachim Low, Neymar Jr. estaba también lesionado. Fue durante la semifinal del Mundial Brasil 2014, cuando la Seleçao sufrió la peor debacle de su historia, el terrible 7-1 que le costó la eliminación y la vergüenza en casa.

Ahora, Brasil sueña con repetir la historia.

GALERÍA DE FOTOS: Tras su grave lesión, Neymar se lanza a una recuperación contrarreloj para llegar al Mundial de Rusia 2018.

El astro brasileño Neymar Jr. se lamenta luego de lastimarse seriamente en su pie derecho un partido del PSG en la Liga 1 de Francia contra el Olympique de Marsella, que se disputó el pasado domingo 25 de febrero en el estadio Parque de los Príncipes, en París, Francia (foto AFP).
El delantero brasileño del PSG, Neymar Jr., yace en el suelo tras lesionarse del pie derecho durante un partido contra Marsella en el Parque de los Príncipes, el pasado domingo 25 de febrero de 2018 en París (foto AFP).
El defensa del PSG, el brasileño Thiago Silva, habla con su compatriota y compañero de equipo, el delantero Neymar Jr., quien yace en el suelo luego de lesionarse durante un partido contra el Marsella en el Parque de los Príncipes, el 25 de febrero del 2018 anterior en París, Francia (foto AFP).
El jugador del PSG, Neymar Jr (en el suelo), se lamenta de su lesión mientras es atendido por paramédicos tras un sufrir una fractura en el pie derecho durante el partido de la Liga 1 de Francia, disputado contra el Olympique de Marsella el pasado domingo 25 de febrero, en París, Francia (foto agencia EFE).
El delantero del París Saint-Germain, Neymar Jr., es evacuado en camilla por los paramédicos tras lesionarse en un partido de la liga francesa de fútbol contra el visitante Olympique de Marsella, el 25 de febrero de 2018 anterior en París, Francia (foto AFP).
Así lucía de protegido el lesionado pie derecho del atacante brasileño Neymar Jr., del París Saint-Germain Neymar, antes de viajar de París hacia Río de Janeiro (foto de su cuenta de Instagram).
Neymar Jr. llega en silla de ruedas a Río de Janeiro, Brasil, en un avión proveniente de París el 1º de marzo del 2018, previo a una operación por una fractura en el pie, que se le practicó este sábado 3 de marzo en Belo Horizonte (foto AFP).
La fotografía en silla de ruedas de Neymar Jr., en pose romántica con su novia brasileña, Bruna Marquezine, que compartió este viernes 2 de marzo en su cuenta de Instagram, previo a la operación a que fue sometido este sábado 3 en Belo Horizonte, Brasil (foto sitio “La Nación”, de Argentina).

Neymar Jr. vuelve a perderse una cita con la historia

París (Francia). El brasileño Neymar Jr. no estará en el resto de la temporada francesa ni en el decisivo partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa (UEFA) contra el Real Madrid, el próximo martes 6 de marzo en París, una nueva cita perdida con la historia del jugador que ya debió perderse por lesión el tramo final del Mundial de 2014 que se disputaba en su país.

En aquel entonces fue la rotura de una vértebra en el duelo de cuartos de final contra Colombia (2-1) y la conocida Canarinha lo sintió tanto que cayó con estrépitos marcadores de goleada ante Alemania (1-7) y luego contra Holanda por el tercer puesto (0-3).

En esta ocasión ha sido una fisura en el quinto metatarsiano de su pie derecho que, tras una larga dilación, le llevará este sábado 3 de marzo a un quirófano de Belo Horizonte, Brasil, y le mantendrá unos tres meses ausente de los terrenos de juego.

Tras el 3-1 de la ida en el Santiago Bernabeu de Madrid, Neymar Jr. no podrá contribuir del París Saint-Germain (PSG) a la remontada que precisa su equipo en el Parque de los Príncipes para seguir adelante en la prestigiosa cita continental y salvar una temporada en la que todo el objetivo del club está puesto en Europa.

Ni recuperar el campeonato doméstico, tras haberlo cedido el año pasado al Mónaco, ni las dos Copas locales servirán para justificar la multimillonaria inversión del propietario catarí, que gastó 400 millones de euros en fichajes, 222 de ellos en únicamente Neymar Jr., para conquistar la Liga de Campeones de la UEFA.

Además de perderse lo que resta de la temporada francesa y europea con el PSG, el astro brasileño Neymar Jr. llegará a la selección de su país con muy poco fútbol al Mundial de Rusia 2018 debido a un largo período de rehabilitación de tres meses (foto AFP).

El brasileño no acudirá a la cita decisiva, el desenlace de una eliminatoria presentada desde que les emparejó el sorteo como una final antes de la final.

Para el PSG era la oportunidad de destronar al campeón y mostrar al continente que su descarada apuesta, que incluso puso en peligro su equilibrio financiero y le puso bajo la lupa de la UEFA, le convertía en un claro candidato al título.

El camino queda comprometido por la mala segunda mitad del Bernabeu, cuando los blancos les remontaron el gol inicial de Adrian Rabiot, y por la ausencia de su máxima estrella.

La baja de Neymar tendrá consecuencias en el plano psicológico y en el deportivo. El brasileño es el jugador más decisivo de su equipo, con 19 goles y 13 asistencias en sus 20 partidos de liga y seis tantos y cuatro pases decisivos en siete duelos europeos.

Sin completar un gran partido en Madrid, fue el más desequilibrante de su equipo, el único que demostró que puede elevar el nivel del PSG.

La lesión más dolorosa de la carrera futbolística de Neymar Jr., que casi le complica su futuro, se dio en los cuartos de final del Mundial Brasil 2014, cuando debió salir del torneo al ser agredido de un rodillazo por el lateral colombiano Camilo Zúñiga. Aquí lo atienden el cafetero James Rodríguez y el lateral brasileño Marcelo, el 4 de julio del 2014 en el estadio Castelao, de Fortaleza, Brasil (foto Eitan Abramovich, de AFP).

Mentalmente, el equipo francés se ve privado del futbolista que fichó para entrar en una nueva dimensión. Considerado el heredero natural de la era dominada por el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, el PSG se hacía con un futbolista entre los tres mejores del planeta.

Desde su llegada a las orillas del Sena, Neymar no ha dudado en comportarse como un líder, dentro y fuera del césped. Mostró sus galones frente al uruguayo Edinson Cavani para determinar la identidad de los lanzadores de penaltis y de sus votas salieron los mejores minutos del equipo de Unai Emery.

El PSG comenzó a moverse al ritmo del brasileño, de sus estados de ánimo, de cada vibración de su aura. Sus cabreos, sus llantos en la zona mixta, sus fiestas de cumpleaños y sus mensajes en las redes sociales marcaron la vida del PSG, eclipsado tras su estrella.

Con el respaldo de la directiva, Neymar se logró adaptar al PSG antes de que una lesión le obligara a dejarle huérfano en el momento más decisivo.

A sus 26 años, el prodigio del fútbol ve pasar de nuevo una oportunidad de crear su leyenda. Su juventud le auguran otras en el futuro, aunque esa paciencia contraste con la prisa de los propietarios cataríes del PSG por crecer en Europa.

FUENTES CONSULTADAS: Páginas oficiales del París Saint-Germain, Neymay Jr., Selección de Brasil, FIFA, Yahoo Deportes, Agencias EFE, AP y AFP, YouTube.

Artículo anteriorGoleadores liguistas en Primera División
Artículo siguienteEl fútbol nacional deja mucho que desear