Triste recuerdo de hace 41 años sobre la tragedia del Municipal San José (hoy conocido como Barrio México), ocurrida el 30 de enero de 1982, cuando el bus que transportaba al equipo se accidentó en las montañas de Heredia, luego de un entrenamiento de sus equipos de la Primera División y la categoría de promesas. Ese día, fallecieron cinco personas y hubo 28 heridos (foto archivo del diario "La Nación").

Hace 41 años, el sábado 30 de enero de 1982, el fútbol de Costa Rica se enlutó con la fatalidad del Municipal San José, que hoy se llama Barrio México y anteriormente Nicolás Marín y Deportivo México. Ese día se produjo el accidente de tránsito del equipo josefino en las montañas de Heredia, donde fallecieron cinco personas y hubo 28 heridos.

El amargo recuerdo, el momento más triste de aquella época en el país, tuvo lugar con sus formaciones de la Primera División y la categoría de promesas, luego de un entrenamiento de pretemporada a cargo del entrenador Didier Zorro Castro Ramírez, realizado entre las 8 y las 11 a. m. en el Monte de la Cruz, jurisdicción herediana.

“Tragedia” títuló el diario La Nación, en la primera página de la edición dominical del 31 de enero de 1982. Una fotografía muestra, en esa ocasión, el estado de deterioro del autobús, que quedó bastante dañado después del fuerte impacto. En la descripción de la imagen periodística se indica que miembros de la Cruz Roja fueron los encargados de trasladar a las víctimas a los hospitales México, en La Uruca, San José, y San Vicente de Paul, de Heredia.

“Un bus volcó y se estrelló, con saldo de cinco muertos y 28 heridos, la mayoría integrantes del equipo de fútbol Municipal San José”, agregó el matutino.

Apenas un año antes, el mencionado cuadro capitalino –dirigido entonces por otro técnico, José Joaquín Pachico García– había ganado el título de la Segunda División del certamen de 1980, que se presentó el 31 de enero de 1981 en el estadio Rosabal Cordero, de Heredia, donde ganó el ascenso al Deportivo Yuba Paniagua, de San Rafael de Heredia.

Para la campaña de 1981, los josefinos vuelven a participar en la división de honor de nuestro fútbol, aunque su retorno no fue tan protagónico como en campeonatos pasados. Ocupó el sétimo lugar entre los diez participantes de un certamen, que fue obtenido por el Club Sport Herediano.

Barrio México 1981
Plantel del Municipal San José durante la temporada de 1981, cuando ocupó el sétimo lugar entre 10 equipos en la Primera División, luego de que había ascendido un año antes, al ganar el título de la segunda categoría en la final de 1980 contra el Yuba Paniagua. Su técnico era José Joaquín “Pachico” García (primero, de derecha a izquierda, en la fila de arriba). Meses después sufre su mayor tragedia, en un accidente de tránsito el 30 de enero de 1982, ocurrido en las montañas de Heredia, donde fallecen, entre otros, el volante Johnny Fischer Salgado (tercero, arriba, de izquierda a derecha) y el defensor central Miguel Arias Soto (quinto, arriba, de izquierda a derecha).

Poco meses más tarde, mientras se preparaba para el siguiente torneo mayor de 1982, se da la fatalidad de los 38 ocupantes del autobús, que se queda sin frenos y colisionó contra una gran piedra, frente a la entrada principal del Castillo Country Club, en San Rafael de Heredia.

En el propio lugar de los hechos fallecen cinco personas, entre ellos tres futbolistas, el mediocampista Johnny Fisher Salgado, el defensor central Miguel Arias Soto y Randall Gómez Quesada; así como el preparador físico del cuadro de promesas, Guillermo Orozco Sandí, y el conductor del bus, Elías Córdoba Murillo.

“La noticia del desastre y el deceso de mi hijo (Johnny Fischer Salgado) fue algo doloroso. Ese sábado me encontraba en labores de proselitismo, recolectaba dádivas, que serían destinadas a la construcción de la casa cural de la ciudadela de Pavas. Desconocía el viaje a ese lugar (Monte de la Cruz). Por lo tanto, jamás sospeché que mi hijo fuese una de las víctimas del desastre. Mi hijo ganó su última medalla al ganar la maratón de los festejos populares de San José. Nosotros sabemos que, como atleta, debió poner a prueba sus pulmones en esa competencia, que ayudaron a darle tanto prestigio en el fútbol nacional”, expresó en esa época su madre, Priscilla Salgado, en una entrevista con La Nación, divulgada a principios de marzo de 1982.

Las honras fúnebres se realizaron al día siguiente del percance, el domingo 31 de enero del 82 en la iglesia Santísima Trinidad de Barrio México, San José, con presencia de futbolistas de todas las divisiones inscritas en la Fedefútbol, exjugadores de la máxima categoría, dirigentes de la Federación y de los clubes de la liga superior.

La ceremonia fue oficiada por el cura párraco del barrio josefino, Wilfredo Blanco. “La juventud costarricense debe poner atención al ejemplo que ellos dieron en vida, al dedicarse enteramente a la práctica del deporte, y el señor Córdoba a su trabajo, todos con honradez”, consignó el periodista Luis E. Barahona, de La Nación. Y detalló que el cuerpo de Fischer reposa en el cementerio de Pavas, San José; el de Arias en el Cementerio General, de San José; el de Orozco en el Cementerio Obrero, de San José; Gómez en el de Guápiles, Limón; y el chofer del bus en el de Desamparados, San José.

Accidente Barrio México
Infografía: Diario “La Teja”.

Empezar tarde el Campeonato de 1982

Ante esta adversidad del conjunto mexicanista, la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) decidió que no empezara de inmediato el Campeonato Nacional de ese año, que tuvo su primera fecha el domingo 21 de febrero de 1982. La razón es que muchos de sus integrantes estaban todavía incapacitados, con heridas en proceso de curación, y con la mitad del plantel hospitalizado por varias semanas, entre ellos su director técnico, Didier Zorro Castro, quien temporalmente fue sustituido por Luis Chang, su asistente técnico y encargado de las ligas menores del club, tanto para afrontar las prácticas como para actuar en los partidos amistosos de preparación.

Uno de los fogueos que celebró fue de carácter internacional ante el Sport Boys de Perú, con el propósito de recaudar fondos por la tragedia del 30 de enero de 1982. El juego se realizó el miércoles 24 de febrero de 1982, ganaron el equipo inca por 0-2 contra un disminuido equipo josefino, que aun tenía a varios jugadores recuperándose del accidente, por lo que tuvo que recurrir a exjugadores y miembros de su cuadro de reservas. En el equipo peruano participaron los seleccionados Juan José Muñante, Miguel Seminario, Ernesto Labarthe y Julio César Antón, los dos últimos anotaron los goles del triunfo.

Ante esta situación, el organismo rector del balompié nacional le permitió al Municipal San José comenzar el certamen mayor un mes y una semana después de su inauguración, hecho que se presentó hasta el domingo 28 de marzo del 82, cuando en el estadio Eladio Rosabal Cordero, de Heredia, debutaron como locales con una derrota por 0-1 contra la Asociación Deportiva Limonense, puntero entonces del torneo con 10 puntos al ganar los cinco juegos celebrados.

También el equipo canela, con el ánimo, espíritu de superación y mística al tope para cumplir un buen papel en el campeonato, tuvo la posibilidad de reforzarse con nuevas figuras de otros conjuntos de la máxima categoría, con la intención de llenar las vacantes de sus compañeros fallecidos. Fue así como, procedentes del cuadro guadalupano de San Miguel, se incorporaron el lateral derecho Juan Carlos Masís, el volante ofensivo Ronny Rodríguez y el atacante Juan Antonio Morales.

“Pese al percance que sufrió el equipo, nos estamos preparando para dar la lucha en el próximo Campeonato de la Primera División. Tenemos muchos elementos y muy buenos, pero sobre todo con el mayor espíritu de colaboración, conscientes de que la situación afronta una grave crisis y que ésta se puede resolver con un poco de esfuerzo y comprensión. Queremos formar un cuadro base para que, en la primera vuelta, tener un equipo que no haga el ridículo y más bien pueda sorprender”, declaró entonces, en una entrevista con La Nación el 3 de marzo de ese año, un veterano guardameta y exseleccionado nacional, Juan Gutiérrez, quien casualmente se había iniciado en las ligas menores mexicanistas, salió de un largo retiro de cuatro años y se integró esa vez no solo a ocupar la portería, sino la preparación de sus colegas y como asistente técnico.

“No podemos tener unos 30 o 40 jugadores, pues no contamos con los recursos necesarios para mantener una planilla de esa índole. Con lo que tenemos podremos hacerle frente a la presente temporada. Ya en el camino se acomodorán las piezas y el Municipal San José volver a ser el equipo aguerrido, luchador, de temporadas anteriores”, añadió Gutiérrez al matutino.

A pesar de todo lo anterior y las dificultades de perder en un accidente a miembros de su planilla estelar, el equipo canela hizo un aceptable torneo en 1982, muy meritorio y edificante, finalizando en el sexto lugar entre 10 clubes, que fue ganado por el Deportivo Saprissa. Al finalquedó fuera de la pentagonal final al obtener 33 puntos, solo seis de diferencia con respecto al quinto puesto, que obtuvo el Municipal Puntarenas con 39.

En resumen, el Municipal San José disputó 36 encuentros en cuatro vueltas de la fase de clasificación, entre el 28 de marzo y el de 1982. De esos 36 juegos ganó 12, empató nueve y perdió 15, con 34 goles a favor y 44 en contra.

Su mejor anotador en la temporada de 1982 fue el mediocampista de ataque, Ronny Rodríguez, con 10 tantos; seguido por José Manuel Chinimba Rojas, con 7; Juan Antonio Morales y Giovanny Chaves, con 3 cada uno, William Fischer y José Luis Guillén, con 2 cada uno; mientras que Jorge Mayorga, Manuel Zúñiga, Warner Ruiz, Sivianni Rodríguez, Luis Orozco, Alexis Alfaro y Miguel García, consiguieron una diana cada uno.

Los reencuentros entre los sobrevivientes

Cuarenta y un años más tarde de la tragedia del club josefino, los más de 25 personas que sobrevivieron aún se mantienen en contacto. De hecho tienen un equipo de veteranos de Barrio México para jugar partidos amistosos. También tratan de reunirse los que puedan cada 30 de enero, para llorar a sus compañeros fallecidos y recordar el duro pasaje en que sus vidas estuvieron en peligro. Uno de esos encuentros lo propició el diario La Teja, en un amplio reportaje publicado en el aniversario 36 del percance, el 10 de marzo del 2019.

“Ese día volvimos a nacer todos, por eso hay un sentimiento de hermanos muy profundo. Jamás vamos a olvidar aquel sábado de 1982 porque lo vivimos, lo sufrimos, lo lloramos y lo recordaremos por el resto de nuestras vidas”. Es parte del resumen que hicieron cuatro de los sobrevivientes de esta tragedia en autobús que le arrugó el corazón al deporte costarricense y al país entero, porque en un segundo se llevó cinco vidas, escribió esa vez su periodista Eduardo Vega.

Aún con las cicatrices en sus cuerpos, La Teja convocó la tarde del 7 de marzo del 2019 en la soda Mi Barrio –en el puro centro de Barrio México, San José– al exdefensor Róger Salas Caravaca, el exguardameta Marco Tulio Vargas Castro, el exlateral izquierdo Miguel García Badilla y el excuarto defensa Enrique Saborío Granados para que revivieran la tragedia.

“Todos quedamos sicológicamente afectados de una u otra forma, tuvimos que recuperarnos a la brava, antes no había eso de sicólogos en los equipos de fútbol. Nos costaba dormir, pensábamos a cada rato en el accidente. Gracias a Dios poco a poco lo fuimos superando”, aseguró Enrique Saborío a La Teja.

“No fue fácil superar el accidente, pero ahí hemos ido poco a poco… y todo sucedió porque como la batería del bus estaba mala, entonces había que arrancarlo impulsado, si esa batería hubiese estado buena, nada habría pasado”, explicó Miguel García en el mismo artículo.

“La fecha del 30 de enero nos unió como hermanos para siempre”, reconoció, por su lado, Róger Salas, quien es comerciante y administra la citada soda. Entretanto, Marco Tulio Vargas se graduó de contador luego del fatal suceso, Enrique Saborío es ingeniero industrial y Miguel García es, desde hace más de tres décadas, operador de equipo pesado en la Municipalidad de San José.

Sin duda, este fatal accidente del Municipal San José (hoy Barrio México) marcó para siempre al equipo josefino y es recordado como uno de los episodios más tristes de la historia del fútbol costarricense. Sucedió hace 41 años.

Imágenes del trágico recuerdo mexicanista en 1982


Municipal San José
Cuatro sobrevivientes de la tragedia del Municipal San José, en 1982. De izquierda a derecha: Marco Tulio Vargas, Róger Salas, Miguel García y Enrique Saborío, quienes se reunieron en Barrio México, San José, en marzo del 2019 para un reportaje con el periódico “La Teja” (foto archivo de “La Teja”).

El Municipal San José en 1982

Torneo: Campeonato Nacional 1982 de la Primera División del fútbol de Costa Rica.
Campeón: Deportivo Saprissa, con su cetro número 16 de los 36 que posee desde 1935.
Serie final por el título: Municipal Puntarenas 0-Deportivo Saprissa 0, en Puntarenas; Deportivo Saprissa 1-Municipal Puntarenas 0 (gol de Alexandre Borges Guimaraes, al minuto 46), en San Juan de Tibás, San José. Marcador global: 1-0, a favor de los morados.
Participantes del torneo de la Primera División: 10 clubes; son, en su orden, el Deportivo Saprissa (50 puntos), la Liga Deportiva Alajuelense (48), el Club Sport Herediano (40), la Asociación Deportiva Limonense (40), el Municipal Puntarenas (39), el Municipal San José (33), la Asociación Deportiva Sagrada Familia (32), la Asociación Deportiva San Carlos FC (29), la Asociación Deportiva Ramonense (26) y el Club Sport Cartaginés (descendido, con solo 23 unidades).
Posiciones finales en la Pentagonal Final: Municipal Puntarenas, con 10 puntos; Liga Deportiva Alajuelense, con 9; Club Sport Herediano y Deportivo Saprissa, con 8 cada uno; Asociación Deportiva Limonense, con 5.
Goleador del certamen: Guillermo Nica Guardia (Saprissa), con 20 tantos.
Campeón de la Segunda División: Carmen Fútbol Club (Alajuela).

Detalles del Municipal San José en 1982:
Posición final:
Sexta entre 10 clubes; cosechó 33 puntos de 72 posibles (rendimiento del 46%), producto de 12 triunfos, nueve empates y 15 derrotas en 36 juegos realizados, con 34 goles a favor y 44 en contra.
Sedes en la temporada: Eladio Rosabal Cordero (Heredia) y Estadio Nacional (San José).
Jugadores utilizados: 29.
Porteros (4): Juan Gutiérrez, Marco Tulio Vargas, Didier Gutiérrez y Édgar Monge.
Defensas (9): Alexis Alfaro, Juan Carlos Masís, Enrique Saborío, Geovanny Chaves, José Luis Guillén, Miguel García, Manuel Zúñiga, Ruddy Chaves y Sergio Somarribas.
Volantes (9): José Manuel Chinimba Rojas, Fabián David Picado, Ronny Rodríguez, Alexánder Somarribas, Luis Orozco, Jorge A. Quesada, Ronald Ureña, Norman García y Henry Sandí.
Delanteros (7): Juan Antonio Morales, William Fischer Salgado, Sivianni Rodríguez, Jorge Mayorga, Warner Ruiz, Guillermo Pita Solano y José Alberto Padilla.
No jugó en ese certamen: Róger Salas (sobreviviente de la tragedia mexicanista de 1982).
Goleadores del equipo: 34 goles anotados. Ronny Rodríguez, con 10 tantos; José Manuel Chinimba Rojas, con 7; Juan Antonio Morales y Giovanny Chaves, con 3 cada uno; William Fischer Salgado y José Luis Guillén, con 2 cada uno; Jorge Mayorga, Manuel Zúñiga, Warner Ruiz, Sivianni Rodríguez, Luis Orozco, Alexis Alfaro y Miguel García, con 1 gol cada uno.
Director técnico: Didier Zorro Castro Ramírez.
Asistente técnico: Luis Chang.
Fallecidos en accidente de autobús (30 de enero de 1982): Los futbolistas Johnny Fischer Salgado, Miguel Arias Soto y Randall Gómez Quesada; Guillermo Orozco Sandí, preparador físico del equipo de promesas; y el chofer del autobús, Elías Córdoba Murillo.

Municipal San José
El Municipal San José obtuvo el sexto lugar en el Campeonato Nacional de 1982. Arriba (de izquierda a derecha): Marco Tulio Vargas, Alexis Alfaro, José Luis Guillén, Ronny Rodríguez, Geovanny Chaves y José Manuel “Chinimba” Rojas. Abajo: Juan Carlos Masís, Miguel García, Sivianni Rodríguez, Manuel Zúñiga y Juan Morales.

FUENTES CONSULTADAS: Archivos de los diarios “La Nación” y “La Teja”, así como del estadígrafo Gustavo Retana Chavarría y el sitio web “Buzón de Rodrigo. Fotografías e infografía: Diarios “La Nación” y “La Teja”. Video: “Informe 11” (Repretel Canal 11) y Programa “Hazañas del Deporte” (Repretel Canal 6).

Artículo anteriorLa hazaña histórica del hexacampeonato del Saprissa se cumplió hace 45 años
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!