Optimized Sabo2
Optimized Sabo2

Alabado por unos y criticado por otros, Álvaro Alberto Saborío Chacón lleva un registro respetable de casi 15 años en Selecciones Nacionales, en la categoría olímpica, mayor y Sub-20, 108 juegos con la Tricolor y un recuento que lo ubica como el tercer mejor goleador de la historia del “equipo de todos”, detrás de los líderes en este departamento, Rolando Fonseca y Paulo César Wanchope.

Sin ir muy lejos, hace tres años, Sabo fue el goleador de Costa Rica en la eliminatoria al Mundial de Brasil 2014, con ocho tantos, y se perfilaba como uno de los líderes del equipo en la máxima cita del fútbol. Allí la Sele fue la sensación del torneo y terminó invicta en el octavo lugar entre 32 países participantes.

Pero el sancarleño no pudo asistir por una lesión que lo sacó de la cita mundialista –fractura en el dedo pequeño del pie derecho–. Sus frecuentes lesiones en la rodilla derecha, que lo perjudicaron en las siguientes concentraciones para juegos amistosos o torneos oficiales, lo sacaron del protagonismo en la Sele, donde no dejó huella, perdió la titularidad y, de paso, bajó su aporte goleador.

El implacable atacante es un jugador que ha sido alabado por sus seguidores y criticado por sus detractores, con altas y bajas en la Nacional, capítulos de idilio con la afición y momentos en los que el divorcio fue total. Episodios en los que incluso meditó el retiro.

Ante estas circunstancias, después del pobre papel de Costa Rica en la reciente Copa América Centenario, celebrado en julio en Estados Unidos y donde no superó ni la primera fase, Saborío le comunicó al seleccionador, Óscar Ramírez, su decisión de hacer una pausa para que no se le llamara a los juegos eliminatorios al Mundial de Rusia 2018 ante Haití, este viernes 2 de setiembre en Puerto Príncipe, y Panamá, el martes 6 de setiembre en San José.

“Tuvimos una reunión con él (Saborío) y me manifestó que ya no quiere seguir en la Selección. Desgraciadamente, Álvaro siente que cada vez que viene se le presenta una lesión. Si vemos los microciclos, siempre tuvo recaídas. Él quiere estar al 1.000% y, por eso, me dijo que siente el peso de las lesiones. En cualquier momento, lo podría volver a llamar, hable con él y lo necesite para equis cosa; y tal vez podría tratar de convencerlo. Pero, por ahora, tengo la gente necesaria. Lo sustituí con Yendrick Ruiz”, informó Ramírez en la rueda de prensa de la semana anterior.

“Igual pasó con Lionel Messi en la Copa América Centenario y ahora ya volvió a la Selección argentina. A veces hay estados de ánimo de la persona que hay que respetar… A todos nos ha pasado en la vida al tomar una decisión: las razonamos un poco más y nos devolvemos de la decisión inicial. Quedamos que, por el momento, que le diera un impasse y lo miramos más adelante. Yo le dije que ‘está bien’, que no tenía ningún reparo. Si la cabecita de él está en esa posición, no lo vamos a forzar”, agregó Óscar.

GOLES CON LA ‘TRICOLOR’

Sobre el tema, Saborío no sabe aún si su alejamiento del equipo nacional es definitivo o regresará durante la hexagonal final de la Concacaf, si Costa Rica amarra la clasificación en los siguientes compromisos ante haitianos y panameños. “Vamos a ver qué pasa en el futuro”, subrayó el mismo futbolista en una entrevista que concedió la semana pasada al sitio Cronica.cr.

Ante la salida del atacante del D. C. United, de 34 años, el estratega de la Tricolor recordó que no solo Álvaro aporta liderazgo al plantel tico, pues dijo que ese rol también lo asumieron el capitán Bryan Ruiz, Celso Borges, Giancarlo Pipo González, Johnny Acosta, Kendall Waston y Marco Ureña.

“Hay un grupo en la Selección que también maneja este tema. Saborío es un líder, pero no es de muchas palabras, sino de esos que dan el ejemplo porque son luchadores, no se dejan y tienen gol en la cancha. Tal vez por eso voy a resentir su ausencia, pero hay otros muchachos que lo están asumiendo durante esta eliminatoria”, explicó el Machillo Ramírez.

Uno de los seleccionados, Kendall Waston, defensor del Vancouver Whitecaps (Canadá), describió que, aunque ya no tiene la efectividad en el gol como en las eliminatorias anteriores, el aporte de Saborío en el cuadro patrio es clave, dentro y fuera de la cancha. “Nunca se cansa de luchar, ni de ayudar para levantarle el ánimo a los compañeros que están decaídos”, resaltó Waston.

Por el momento, la camiseta número 9 de Álvaro Saborío tendrá una tregua en el primer equipo del país, mientras se define si regresa o no a la Selección de Costa Rica para la hexagonal final de la Concacaf. La semana pasada, el ariete del D. C. United (EE. UU.) decidió renunciar a la convocatoria para los partidos eliminatorios al Mundial de Rusia 2018 frente a Haití en Puerto Príncipe y Panamá en San José (foto Fedefútbol).

UN GOLEADOR QUE ES PILAR DE LA SELECCIÓN

No olvidar que el hijo del exjugador, Álvaro Grant McDonald, es el segundo mejor anotador del país en fases previas mundialistas (Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014), con 17 dianas, cuatro menos que el líder, Paulo César Wanchope, quien consiguió 21 hacia Francia 1998, Corea y Japón 2002, y Alemania 2006.

Tras tener un corto paso por la Selección Sub-20 en el 2001, se estrenó en la Tricolor en el 2002 contra Ecuador (1-1), con 20 años de edad, y logró su primera anotación en la Mayor contra China (2-0), en el 2003. Pero igual es el máximo anotador de Costa Rica en procesos olímpicos con 16 conquistas y le convirtió un gol a Portugal (4-2) en cuatro juegos de la Olimpiada de Atenas 2004, cuando la Sele avanzó a los cuartos de final.

Hoy –luego de dos Mundiales acumulados en su carrera el de Clubes en Japón 2005 y el Mayor que se jugó hace 10 años en Alemania 2006–, Álvaro Saborío (2002-2016) es el mejor goleador activo de la Selección mayor, con 35 tantos, y el tercero de la historia, detrás de dos exjugadores, el líder Rolando Fonseca (1992-2011), con 47, y el actual gerente deportivo del Saprissa, Paulo César Wanchope (1996-2008), con 45.

Su primer tanto se lo convirtió a China (2-0), en un duelo amistoso jugado el 7 de setiembre del 2003 en Fort Lauderdale, Florida. De esos 35 goles, 17 fueron en eliminatorias al Mundial, 12 en amistosos, tres en la Copa de Oro de la Concacaf, dos en la Copa Internacional “Cuatro Naciones” de Suiza 2006 y uno de la Copa Antel de Uruguay 2014.

A Guyana le convirtió cinco goles; cuatro a Panamá y otros cuatro a Trinidad y Tobago; le hizo dos a China, Cuba, Austria, Nueva Zelanda, El Salvador y Guadalupe. Y le marcó uno a Finlandia, Francia, Corea del Sur, Granada, Estados Unidos, Venezuela, México, Paraguay, Omán y Uruguay.

El veterano mundialista de Alemania 2006 suma 108 juegos de clase A (106 oficiales y dos no oficiales ante la isla de Guadalupe, en el 2007 y 2009), en los cuales Costa Rica ganó 47 juegos, empató 29 y perdió 32, con 160 goles a favor y 122 en contra, 123 puntos ganados de 324 posibles, para un rendimiento del 57%, según las cifras brindadas desde Asunción, Paraguay, por el periodista argentino Roberto Mamrud, estadígrafo que surte de datos oficiales del continente americano a los archivos de la FIFA.

De esta forma, el delantero es uno de los seis  futbolistas de Costa Rica que pertenece al “Club de los 100”, junto al líder del país en este departamento, Walter Paté Centeno, con 137 juegos (1995-2009); Luis Antonio Marín, con 128 (1993-2009); Rolando Fonseca, con 113 (1992-2011); Mauricio Solís, con 110 (1993-2006) y Harold Wallace, con 101 (1995-2009), ratificó Mamrud.

“Que Costa Rica tenga seis miembros en este privilegiado grupo del fútbol constituye un enorme avance y un crecimiento de su fútbol, en especial, y de América Latina, en general. Más de 330 jugadores del mundo conforman el Club Centenario de la FIFA. ¡Enhorabuena, entonces, para vuestro país!”, resaltó Mamrud.

Sus 108 partidos se reparten así: 41 en eliminatorias mundialistas, dos en Copas Mundiales, que fueron ante Ecuador (0-3) y Polonia (1-2) en Alemania 2006; 34 en amistosos, 19 de la Copa de Oro, cinco de la Copa América, tres de la Copa Uncaf (monarca invicto en el 2013), dos del Torneo “Cuatro Naciones” de Suiza (2006), uno de la Copa Independencia de Centroamérica (2007) y uno de la Copa Antel de Uruguay (2014).

También quedó en la historia del país por ser el primer anotador de un gol en el nuevo Estadio Nacional, contra China (2-2) en el 2011, y el autor del gol número 1.000 del equipo nacional desde 1921, que convirtió contra Guyana (7-0), en el 2012.

A nivel de clubes, el Chompipe alcanzó con el Deportivo Saprissa dos ligas costarricenses, una Copa de Campeones de la Concacaf y una Copa de la UNCAF con el Deportivo Saprissa, además de ocupar la tercera plaza en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2005. Se marchó a Europa y, con la camiseta del Sion, levantó la Copa de Suiza, antes de ser cedido al Bristol City inglés y al Real Salt Lake estadounidense, donde se convirtió en su goleador histórico con 77 dianas. Actualmente milita en el D. C. United.

CON UN FUTURO INCIERTO EN LA SELECCIÓN

Aunque renunció a la convocatoria para el cierre de la fase de grupos del Premundial de Rusia 2018, Álvaro Saborío no cierra del todo su agitado recorrido dentro del seleccionado nacional. El siguiente es un extracto de dos conversaciones que el sitio Cronica.cr sostuvo con Sabogol, a través de chats por Facebook; el último se dio el pasado jueves 25 de agosto, por la mañana, desde el aeropuerto de Montreal, Canadá. Allí, el D. C. United, de Washington D. C., venía de igualar 1-1 contra el Impact, por la jornada 25 de la Copa de la Major League Soccer (MLS), de Estados Unidos, y el delantero costarricense no vio acción, manteniéndose en el grupo de suplentes del técnico Ben Olsen.

–Álvaro, usted dijo al sitio ‘Cronica.cr’, en una entrevista anterior, que soñaba con jugar el Mundial de Rusia 2018, por lo que le pasó hace dos años con su lesión (una fractura en el pie derecho) y le impidió asistir al Mundial de Brasil 2014. ¿A qué aspectos atribuye su renuncia a la Selección?
–Es cierto, yo sé que le comenté eso… Como jugador profesional que soy, que ha estado tanto tiempo en la Selección, era un anhelo asistir al próximo Mundial, pero no se cumplió y ahora debo buscar otras metas en mi carrera deportiva.

–¿Fueron por las últimas lesiones y las recaídas lo que más pesaron para no seguir en la Sele?
–Yo le comenté a Óscar cuales fueron los motivos que me llevaron a tomar esa decisión (según el técnico de la Tricolor, Saborío le dijo que cada vez que viene a los microciclos siente el peso de las lesiones, pues se le presentan dolencias y siempre tuvo recaídas).

–Además, el seleccionador Óscar Ramírez dijo que, si lo necesita, espera convencerlo de que dé marcha atrás en su decisión y convocarlo más adelante al equipo nacional. Entonces, le consulto: ¿Usted podría reconsiderarla su renuncia y regresar a la Selección, como sucedió recientemente con Lionel Messi en Argentina? 
–No quiero entrar en las comparaciones, nunca me gustaron. Son situaciones muy diferentes las de cada jugador.

–Entendido, pero no me quedó claro este punto: ¿es definitiva su decisión?
–Vamos a ver qué pasa en el futuro.

–¿Cómo valoró el nuevo rol que tuvo como líder de la Selección, dentro y fuera de la cancha, y ¿cómo se sintió en que ya no era titular?
–Estuve disfrutándolo mucho, tratando de ayudar en lo que yo considerara que era necesario para el equipo. Como jugador, ¡claro que quiero jugar y siempre me preparé para jugar!, pero siento que, en estos momentos, hay buenos jugadores que están rindiendo y también merecen jugar.

–¿Qué pensaba al pertenecer a la ‘Tricolor‘, a sus 34 años?
–Me ilusionaba tener salud para seguir aportando a la Selección y llegar al Mundial de Rusia 2018, porque si se me da y llego bien sería una bonita forma de terminar mi carrera. No me fijo qué edad tengo. Me gustaba el reto que tenía al frente de pelear por un cupo en la Selección en esta eliminatoria y también por el Mundial. Antes de esta decisión que anuncié, es lo que tenía en mente y me ilusionaba para seguir jugando: llegar al Mundial.

–¿Cuáles fueron sus mejores momentos y su legado en la ‘Tricolor’?
Todos los años que pase ahí.

–¿Cuáles fueron sus cinco mejores goles con Costa Rica, en orden de importancia?
Todos los que hice.

–¿Cómo analiza a la nueva generación de goleadores del fútbol costarricense?
–Muy buena. Creo que tenemos que aprovecharla y disfrutarla. Ellos van por muy buen camino y siento que yo, en algún momento, les puedo ayudar con mi experiencia y constancia en la Selección.

–¿Cuáles considera pueden ser sus sucesores en la ‘Sele‘?
No lo sé.

–¿Cómo analiza su participación en la ‘Tricolor‘ y el hecho de que logró sobrepasar los 100 juegos de Clase A?
–Siempre he estado muy orgulloso y contento con todo lo que he logrado en la Selección, hasta el momento, y de haber estado tanto tiempo en el equipo. De niño soñaba con estar en el equipo nacional y ha sido de mucho honor haber podido cumplir la meta de jugar más de 100 partidos con Costa Rica. Cuando supe que podía alcanzar ese sueño –de los 100 partidos–, me propuse a dejar mi nombre en la historia del fútbol costarricense y creo que fui por el camino indicado. Le doy gracias a Dios por todo esto que he vivido en mi carrera. Me siento una persona bendecida.

Óscar Ramírez (izquierda), técnico de la Selección de Costa Rica, da instrucciones a Álvaro Saborío en noviembre del 2015, previo al primer juego de la cuadrangular eliminatoria que se jugó en casa contra Haití y se ganó 1-0 (foto Fedefútbol).

SEGUNDO TICO CON MÁS JUEGOS ELIMINATORIOS

–Usted llegó ante Jamaica, en marzo pasado, a 41 juegos en eliminatorias del Mundial y quedó a uno de igualar al poseedor del récord nacional, Luis Antonio Marín –hoy asistente técnico en la ‘Sele‘–, quien registró 42 en este tipo de partidos. ¿Qué ha significado esto en su carrera?
–Para mí, es el significado de la constancia, la dedicación y el amor por la camiseta nacional, a pesar de pasar por varias lesiones importantes. Cuando supe que estaba a punto de alcanzar varios números importantes en la historia de la Selección, como los 100 partidos, me llené de energía para seguir luchando por un cupo en la misma.

–Su aporte de liderazgo en la ‘Tricolor‘ siempre ha sido valorado por el cuerpo técnico y sus compañeros como “muy importante” dentro de un grupo muy unido, que se consolidó durante el Mundial de Brasil 2014. ¿Cómo valora esta situación?
–Me considero un líder positivo y eso el grupo lo agradece y lo acepta. Sé que tengo que dar el ejemplo dentro del camerino. Me gusta el aporte de dar consejos en la Selección. Muchos jugadores me admiran por ser un ejemplo de lucha constante y eso también los motiva a ellos a soñar y alcanzar cosas importantes en sus equipos y la Selección.

–Usted jugó el Mundial de Alemania 2006, torneo al que Costa Rica no le fue bien (puesto 31 entre 32 países participantes), y se perdió por lesión el Mundial de Brasil 2014. ¿Cómo tomó la opción de ir al de Rusia 2018? ¿Fue como una revancha personal?
–Todo esto es el motivo que, al inicio de la eliminatoria, me llenó de energía y me retó a luchar por asistir a Rusia 2018. Llegar al Mundial de Alemania 2006, jugar pocos minutos y no ayudar mucho en esa ocasión, y después perderme el Mundial de Brasil 2014 por lesión, son algunos de los motivos que me hicieron soñar por este Mundial.

–Usted tiene mucho tiempo de no marcar goles con la ‘Sele’, desde hace año y medio, cuando anotó un penal a Panamá en un amistoso. ¿Cómo sintió su aporte en los últimos juegos?
–Los disfruté mucho porque sabía que pronto iba a tomar este paso (de dejar momentáneamente a la ‘Tricolor‘).

–¿Le gustaría un partido de despedida?
–No sé. No lo he pensado aún.

–¿Cómo ve el futuro de la Selección en la eliminatoria?
–Con mucha ilusión. Hay una buena generación de jugadores y tenemos un buen técnico para guiarnos.

–Casualmente, ¿qué opina le merece el proceso que lleva Óscar Ramírez?
–Óscar es una persona inteligente, que se prepara muy bien para cada partido. No se le va ningún detalle del rival y eso en la Selección es importantísimo, por el poco tiempo que él tiene en los entrenamientos. A pesar de esto, siento que ya el equipo tiene una idea a lo que juega; que ahora, en este proceso con Óscar y con la generación de jugadores que hay, se puede seguir haciendo historia y soñar por cosas más importantes. Él conoce a la mayoría de jugadores, los tuvo en alguna ocasión en el pasado y eso es importante, pues él sabe cómo sacarle lo máximo a cada jugador.

–¿Qué objetivos se plantea el grupo hacia Rusa 2018?
–Somos conscientes de que tenemos que seguir haciendo historia aprovechando el nivel y la calidad de jugadores que tenemos. Después del Mundial de Brasil 2014, nos ven diferentes en la región y más cuando ahora hay varios jugadores de nivel mundial, que están abriendo paso a los jugadores costarricenses.

–A la ‘Tricolor‘ le falta un punto para amarrar el boleto a la hexagonal final. ¿Cómo ve la lucha en la Concacaf para pelear el boleto al Mundial de Rusia 2018?
–Todavía tenemos que ser claros que nos falta un punto para clasificar. Hasta entonces, tenemos que ser responsables en decir que todavía no estamos en la otra ronda. Creo que el equipo es consciente de eso y trabajará para clasificar lo antes posible.

–Antes mencionó en esta entrevista que vienen otras metas para usted. Además, usted dijo en el diario “La Nación” que desea regresar a Costa Rica, después de 10 años en el extranjero, y volver al Saprissa en el 2017, cuando finalice su contrato con D. C. United. ¿Qué puede adelantar sobre esta situación?
–Bueno, todavía no he tomado decisiones sobre este tema. Al Saprissa le tengo un gran cariño y respeto como equipo. Hay que recordar que mi contrato con el D. C. United termina a finales de este año –allí tiene una opción de extenderlo hasta el 2017–. Vamos a ver qué pasa en el futuro, como le dije antes.

–¿Cuántos años cree que le quedan en el fútbol, por el estado de desgaste de su rodilla derecha?
–Eso no lo sé, pero no me quedan cinco años. Mi rodilla la siento bien.

–¿Qué mensaje final le envía a la afición nacional?
–A la afición le he tenido siempre mucho aprecio. Solo puedo decirles ‘¡muchas gracias!’ por el gran apoyo que me han dado durante mi carrera deportiva. Pura vida a todos.

ALEJAMIENTO DE LA ‘TRICOLOR’

BAJO LA ÓPTICA DE UN COMPAÑERO

SABORÍO EN DATOS

La familia de Álvaro Saborío: su esposa Carolina Quesada y su hijo, Isaac (foto Facebook de Álvaro Saborío).
  • Nombre: Álvaro Alberto Saborío Chacón.
  • Edad: 34 años. Nació el 25 de marzo de 1982, en Ciudad Quesada, de San Carlos, provincia de Alajuela.
  • Apodos: Sabogol, Sabo y Chompipe.
  • Peso y estatura: 77 kilos y 1,83 metros.
  • Familia: Casado con Carolina Quesada; padre de un hijo, Isaac, de dos años. Su padre, Álvaro Grant McDonald, fue un famoso lateral izquierdo del fútbol costarricense en los años 50, 60 y 70.
  • Deporte: Fútbol.
  • Puesto: Delantero.
  • Clubes: Antes de debutar en la Primera División jugó con el equipo de la Fortuna de San Carlos, en nuestro país; y con el Monterrey B (reserva), en la Segunda División azteca, y su afiliado de los Coyotes de Saltillo, en la Primera A de México. Deportivo Saprissa (2001-2006), en Costa Rica; FC Sion (2006-2009), en Suiza; Bristol City (2009-2010), en Inglaterra; Real Salt Lake (2010-2015) y D. C. United (desde el 2015), en Estados Unidos.
  • Goles en su carrera deportiva: 307; 12 con el Monterrey B, 2 con los Coyotes de Saltillo, 117 con el Saprissa (95 del campeonato tico, 20 en la Uncaf y Concacaf, y 2 en el Mundial de Clubes), 38 con el FC Sion, 2 con el Briston City, 77 con el Real Salt Lake (67 en la MLS y 10 en la Concacaf), 8 con el D. C. United, 16 con la Selección Sub-23 y 35 con la Selección Mayor.
  • Competencias internacionales: Jugó en una Olimpiada (Atenas 2004), dos Copas América (Perú 2004 y Estados Unidos 2016), un Mundial de Clubes (Japón 2005), cuatro Premundiales (Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018), un Mundial mayor (Alemania 2006), una Copa Uncaf (2013), cinco Copas de Oro (2007, 2009, 2011, 2013 y 2015, todas en Estados Unidos), el Torneo Internacional de Suiza “Cuatro Naciones” (2006) y la Copa de la Independencia de Centroamérica (2007).

LOS CLUBES DE ‘SABO’

  • Datos en Selecciones Nacionales: Participó en la Preselección Juvenil del 2001 y la Sub-23 del 2002 al 2004; le convirtió un gol a Portugal en cuatro juegos de la Olimpiada de Atenas 2004 (avanzó a los cuartos de final). Debutó con 20 años en la Mayor en el 2002 frente a Ecuador (1-1), el 16 de octubre del 2002, cuando lo hizo debutar el técnico Rodrigo Kenton. Hasta ahora anotó 35 tantos en 108 partidos de clase A (106 oficiales y dos no oficiales). Su último juego con 34 años fue contra Estados Unidos (revés 0-4) en Chicago, jugado el 7 de junio pasado, por la Copa América Centenario, al mando del técnico actual, Óscar Ramírez.
  • Goles con la Selección: 35. Los marcó así: 2003: China (1 tanto) y Finlandia (1). 2004: Cuba (1). 2005: Panamá (1), Trinidad y Tobago (1) y Francia (1). 2006: Corea del Sur (1) y Austria (2). 2007: Nueva Zelanda (2). 2008: Granada (1) y El Salvador (1). 2009: Estados Unidos (1), Trinidad y Tobago (1), Venezuela (1), Guadalupe (2) y otra vez Trinidad y Tobago (2). 2010: Panamá (1). 2011: China (1) y Cuba (1). 2012: El Salvador (1), Guyana (3) y otra vez Guyana (2). 2013: Panamá (1) y México (1). 2014: Paraguay (1), Omán (1) y Uruguay (1). 2015: Panamá (1).
  • Logros:
    –Con el Saprissa ganó dos títulos nacionales (2003-2004 y 2005-2006), una Copa Uncaf (2003), una Copa de la Concacaf (2005); obtuvo el tercer lugar y fue colíder de goleo (dos tantos, con tres jugadores más) en el Mundial de Clubes de Japón (2005).
    –Con el FC Sion, obtuvo un cetro de la Copa de Suiza (2009).
    –El capitán del seleccionado mayor cuando la Tricolor se adjudicó la Copa de Selecciones de la Uncaf, en San José (2013).
    –Ganó el Campeonato de la Conferencia del Oeste en la MLS con el Real Salt Lake (2013), aunque no ganó un título, al quedar subcampeón en la Copa de la MLS (anotó un gol), la Champions League de la Concacaf y la Copa Abierta de Estados Unidos.
    –Marcó el primer tanto en el nuevo Estadio Nacional de Costa Rica, en La Sabana, San José, durante el amistoso ante China (finalizó 2-2), el 26 de marzo del 2011.
    –Anotador del gol número 1.000 en la historia del equipo nacional desde 1921, que convirtió contra Guyana (7-0), en el 2012.
    –El goleador histórico del Real Salt Lake, con 77 anotaciones en la MLS, entre el 2010 y el 2015.
    –”La contratación y revelación del año” en la MLS (2010).
    –Con el 36.4% de los votos de la afición, Sabo fue elegido “el Latino del Año 2013” en el fútbol de Estados Unidos (MLS).
    –El segundo mejor anotador de Costa Rica en las eliminatorias a la Copa del Mundo, con 17 tantos, cuatro menos que Paulo César Wanchope, quien convirtió 21 rumbo a los Mundiales de Francia 1998, Japón y Corea del 2002; Alemania 2006, y Brasil 2014.
Álvaro Saborío recibió un homenaje privado por cumplir 100 juegos con la ‘Tricolor’, que tuvo lugar en un camerino del estadio BBVA Compass, en Houston, Texas, Estados Unidos, junto al plantel y el cuerpo técnico de Costa Rica. Fue organizado por la Fedefútbol el 11 de julio del 2015, antes del juego contra El Salvador (empate 1-1), por la Copa de Oro de la Concacaf (foto Fedefútbol).
1
2
Artículo anteriorHistórica Champions para Navas, Ruiz, Campbell, Gamboa y Shirley Cruz
Artículo siguienteRusia 2018: Una Sele intermitente viaja a la hexagonal
Tiene 41 años de ejercer el periodismo deportivo. Estudió en la Universidad de Costa Rica, graduado en 1989. Laboró en Radio Monumental, Deportes Repretel y la oficina de prensa del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA. Estuvo ligado por tres décadas al Grupo Nación, en la revista deportiva “Triunfo” y los periódicos “Al Día” y “La Nación”. Ha colaborado para medios especializados de la FIFA y en Centroamérica, Caribe, México, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Argentina, Brasil, España e Italia. Obtuvo el Premio Nacional “Pío Víquez” de Periodismo en el 2007 y dos veces el Premio “Jorge Vargas Gené-Óscar Cordero Rojas". Su especialidad son temas de historia y estadística del deporte nacional e internacional. Desde 1995 escribe la columna “Buzón de Rodrigo” y desde 1989 es corresponsal del semanario deportivo “France Football” de Francia. Integra la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol en Alemania y a partir del 2007 es miembro del jurado mundial del “Balón de Oro”, de la revista “France Football". Escritor de múltiples obras deportivas, como la colección "Aventura Tricolor: Mundial de Italia 1990, "Tiempos de Selección" (1997), "La Copa Mundial de Fútbol (1998), "100 años de Deportes" (1999), "Huellas del Fútbol Tico" (2009), "Legionarios" (2012), "CSH-100: ¡El equipo que nació Grande! 1921-2021" (2021) y "Crónica del Centenario 1921-2021" (2021).